ribbon

Villa Soberón: realismo humano hecho en bronce

26 de junio de 2013

|

|

,

José Villa Soberon / Foto: Néstor Martí

José Villa Soberón, es hoy uno de los escultores más reconocidos en Cuba; obras suyas están emplazadas en importantes sitios de México, Bolivia, España, Alemania, Eslovenia, Portugal, Brasil, Costa Rica, Canadá y Chile.

En el año 2008 —por la labor de toda una vida—, le fue conferido el Premio Nacional de Artes Plásticas, distinción que otorga el Consejo Nacional de las Artes Plásticas, entidad rectora de esa manifestación en Cuba.

Este inquieto creador nació en Santiago de Cuba, Ciudad Héroe de la República de Cuba, en el oriente cubano en el año 1950 y se graduó de la Escuela Nacional de Arte, ENA, y, posteriormente, de la Academia de Artes Plásticas de Praga, Checoslovaquia.

Villa se expresa a través de la pequeña, la mediana y la gran escala y trabaja, fundamentalmente,la piedra, el acero, y el bronce y en sus más de veinte años de labor profesional ha participado en treinta simposios internacionales de escultura y es profesor de escultura en el Instituto Superior de Arte de la Habana (ISA).

En un enjundioso ensayo de María de los Ángeles Pereira, destacada crítica y ensayista cubana, se asegura que (…) “en un país donde parece muy difícil hacer esculturas, donde a la escultura se le ha llamado ‘la cenicienta de las artes plásticas’ y se le ha juzgado comúnmente en tiránica comparación con la pintura en términos de ‘crisis’ y de ‘saltos’, Villa es un escultor de sostenida y exitosa trayectoria. No hay un solo crítico que se haya permitido omitirlo en sus recuentos, que le objete su excelente oficio, que se atreva a poner en entredicho su talento. Pueden considerarlo, quizás, la excepción que confirma la regla. Pero en verdad se trata de otra de las muchas negaciones que él encarna. El quehacer artístico de Villa es la radical negación del mito de la mal llamada ‘cenicienta’, la rotunda negación del triste sino de la escultura cubana.”

Villa Soberón ha transitado por todas la escalas —desde el gran formato hasta el mediano y pequeño— e igualmente ha cultivado diversas maneras de creación: desde lo mínimal hasta la escultura monumentaria y ambiental con gran existo y maestría.Pero a partir del año 2000, para Soberón comienza una suerte de “nueva etapa” en la que comienza a realizar escultoras en bronce  a personalidades —a tamaño real. Esas representaciones son de un excepcional naturalismo, con un delicado modelado de los rostros, figuras y ropajes que las dota de un marcado realismo humano.

John Lennon / Fotos Alexis Rodríguez

Varias de esas esculturas en bronce están emplazadas en sitios relevantes de la Habana Vieja y la capitalina barriada del Vedado, y hoy forman parte del patrimonio que conserva y preserva la Oficina del Historiador. Por ejemplo, en el emblemático parque de 17, tenemos al ex Beatles John Lennon (1940-1980), cantante y compositor británico, y una de las figuras más importantes de la música popular del siglo XX. Uno de los chicos de Liverpool, como también se les llamó a los Beatles,está impecablemente sentado en eseparque habanero: la escultura de Lennon—fundida en bronce  de 2.0 x 1.0 x 1.60— ya forma parte del imaginario cubano.

En el año 2001, vuelve Villa a acercarse a una personalidad, pero esta vez se trata de un mítico personaje que durante años deambuló por diversos sitos de La Habana; sus calles se convirtieron en morada y sus ademanes cultos y respetuosos  lo convirtieron en El caballero de París. Actualmente, a la entrada del Convento de San Francisco de Asís, está emplazado el caballero, quien con paso firme, andante, con capa hondeando al viento y sostenido en el regazo el montón periódicos nos recuerda un tiempo quedado atrás. Incluso, alrededor de esa escultura ha nacido un mito popular: acariciar su larga barba trae al paseante buena suerte…

Caballero de París / Fotos: Alexis Rodríguez

2003 fue un año importante para Villa Soberón: emplazó tres esculturas a tamaño natural, en bronce, en distintos sitos de La Habana. En el mundialmente famoso bar – restaurante El Floridita está la escultura consagrada al escritor norteamericano Ernest Hemingway. Hemingway sonriente, de pie, pero ligeramente recostado sobre la barra del legendario Floridita―a punto de degustar un daiquirí― nos evoca el paso por la capital cubana del autor de El viejo y el mar.

Ernest Hemingway / Fotos Alexis Rodríguez

La Madre Teresa de Calcuta, pequeña de estatura pero inmensa en su dimensión humana, también fue atrapada por el escultor. Esta vez la religiosa aparece sentada, inmersa en la lectura de las sagradas escrituras, en actitud de franco recogimiento en el patio trasero del Convento de San Francisco de Asís. La Madre Teresa (1910-1997) fue fundadora de la orden de las Misioneras de la Caridad y premio Nobel de la Paz y con esta escultura en bronce y a tamaño natural se perpetúa, en La Habana, su memoria y legado.

Madre Teresa de Calcuta / Fotos: Alexis Rodríguez

“Preso 113” está dedica a nuestro Héroe Nacional quien siendo muy joven, casi un niño, estuvo preso y obligado a realizar trabajo forzoso en las canteras de San Lázaro. Y, justamente, en la Fragua martiana, lugar de veneración para todos los cubanos, está la huella de Villa Soberón con la escultura a un Martí prácticamente niño, pero con la frente en alto.

El bailarín y coreógrafo español Antonio Gades —gran amigo de Cuba y de la su Revolución, renovador de la danza flamenca y quien la despojó de todo lo superficial para buscar su esencia— es otra de las esculturas  de  Soberón. Emplazada en el año 2007 en plena Plaza de la Catedral, nos muestra a un Gades relajado, observador, que mira el entorno con gesto complacido; recostado sobre una sólida columna edificada durante el coloniaje español, parece recordarnos que entre España y Cuba existen verdaderos lazos de hermandad.

Antonio Gades / Fotos: Alexis Rodríguez

Mucho le queda por hacer —por crear— a Villa Soberón: este tipo de escultura fundida en bronce y sobre personajes y personalidades es, quizás, la que más socializa con el caminante. Pero, de seguro, continuará consolidando sueños y llevando al bronce —árido material— la delicadeza de su ingenio y su sensibilidad probada: esperemos, entonces, nuevas entregas que continúen poblando a la Villa de San Cristóbal de La Habana.

Galería de Imágenes

Comentarios



rigoberto gonzalez ramos / 30 de junio de 2013

Me parace una obra muy interesante que adorna toda la Ciudad de La Habana. Recuerdo un personaje en calle 23 y 12 en la pelota un señor mayor, me gustaría que en esa esquina hubiera una imagen de este señor, por otro lado muy contento por la iniciativa para que mi Habana esté a la altura de las grandes ciudades que mantiene estos temas como Londres, Portugal, París, Alemania etc. Tambien me gustaría la cultura del pueblo habanero para no ensuciarlas o perjudicar las estatuas. Muchas gracias

Entradas Relacionadas

Havana 1610 por Mercator (Small)

La Habana, a 500 años de su fundación: “Y no perezca en lo porvenir la fe habanera”

9 de abril de 2018

|

|

, , ,

Por eso esperamos con laboriosa paciencia el año 2019, en la certeza de que acontecerá una regeneración de la ciudad, un deseo comúnmente compartido de restañar heridas, dar brillo a los monumentos, devolver el agua a las fuentes, las flores a los jardines...

Continuar Leyendo >>
IMG_1625 [1600x1200]

Todos los caminos conducen… a La Habana

28 de noviembre de 2017

|

|

, , , , , , , ,

La XX Semana de la Cultura Italiana en Cuba promete dejar al público de la Isla una experiencia memorable y sensorial que solo la cultura, como puente inequívoco, puede permitir

Continuar Leyendo >>
Centro Histórico Museo Capitanes Generales (2) [1600x1200]

La Habana renace en su aniversario 498

11 de noviembre de 2017

|

|

, , , , , ,

La Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana lidera una veintena de obras constructivas, y de carácter social, con vistas a celebrar el advenimiento de la fecha fundacional de la Villa de San Cristóbal

Continuar Leyendo >>