ribbon

Efemérides

Música

Premier mundial del ballet “Rodeo”, de Aaron Copland

16 de octubre de 1942

Hasta los primeros años del siglo XX, el ballet sólo empleaba como argumentos las historias cortesanas, los cuentos de hadas, leyendas románticas y anécdotas fabulosas. Sin embargo, a partir de los años veinte el arte de la danza comienza a evolucionar hacia nuevas formas estéticas, gracias a las renovadoras ideas de Sergio Diáguilev y sus Ballets Rusos. A partir de entonces, el ballet fue incorporando a sus contenidos argumentales toda clase de asuntos, es decir, conflictos sicológicos, dramas cotidianos, casos policíacos, relatos de ciencia-ficción y, en fin, todo cuanto ocurre o puede ocurrir en nuestro planeta o en sus alrededores. Así no hay que extrañarse por el hecho de que, en 1942, el compositor Aaron Copland y la coreógrafa Agnes de Mille, ambos norteamericanos, unieran sus talentos para crear el ballet “Rodeo” con destino a la Compañía del Ballet Ruso de Montecarlo.
“Rodeo” presenta una historia de amor, tema en el que se ajusta a la tendencia romántica pero, esta vez, esa historia se desarrolla en medio de vaqueros, corrales, tabernas y todos los demás ingredientes típicos de un pequeño pueblo situado en el oeste norteamericano. Y en ese sentido, puede decirse que “Rodeo” es un ballet de tema nacional, y que tanto en su música como en su coreografía se manifiesta la presencia de la música “country”, las danzas campesinas, las nostálgicas baladas y el “honky-tonk piano”, con su característico sonido metálico y estridente, amenizando una fiesta de rancheros.
El estreno del ballet constituyó una novedad y un éxito muy notable, al extremo de que la obra fue incorporada posteriormente al repertorio del American Ballet Theatre. Pero, mayor aún fue la repercusión alcanzada por la partitura de Copland, ya que en realidad la música de “Rodeo” es una de las obras más atractivas y excitantes de cuantas ha escrito el compositor norteamericano.
El estreno del ballet “Rodeo”, que es la efeméride que estamos evocando, estuvo a cargo de los Ballets Rusos de Montecarlo, hace 65 años, UN DIA COMO HOY.

Primera interpretación en Cuba del Concierto de “Aranjuez”, para guitarra y orquesta, de Joaquín Rodrigo

16 de octubre de 1965

El aniversario 42 de la primera interpretación en nuestro país del Concierto de Aranjuez, para guitarra y orquesta, de Joaquín Rodrigo, se trata de una obra que subyuga con mucha facilidad al oyente por la belleza de su material melódico y la gracia de su lenguaje hispánico. Y mientras que hay obras artísticas que han necesitado muchos años, y hasta siglos, para lograr el reconocimiento popular, este Concierto es de esas que alcanzaron un éxito inmediato y una rápida aceptación en los más disímiles públicos.
Pero en el Concierto de Aranjuez hay también numerosos elementos de interés para los amantes de la música. En primer lugar, su instrumento solista, es decir, la guitarra, cuyo auge fue haciéndose cada vez mayor y para el que se han escrito relativamente pocos conciertos, si se la compara con el piano o el violín. Por otra parte, el primero y tercer movimientos del Concerto, rememoran la gracia popular y el encantador lenguaje del arte clavecinístico español del siglo XVIII, mientras que el famosísimo segundo movimiento recrea la atmósfera de la Andalucía morisca, con su discurso melismático, sensual y cargado de evocación nostálgica. Ese Adagio del Concierto de Aranjuez, nos pone en presencia de los monumentos arquitectónicos construidos por los árabes en Andalucía, como los palacios de La Alhambra y El generalife o La mezquita de Córdoba. Ese segundo movimiento es, sin dudas de ninguna clase, el máximo responsable de la enorme popularidad del Concierto.
Y a veinticinco años de su premier mundial en Madrid, el Concierto de Aranjuez se interpretó por primera vez en Cuba en un programa de la Orquesta Sinfónica Nacional, bajo la dirección del desaparecido maestro Manuel Duchesne Cuzán, y la actuación como solista de Leo Brouwer. Eso ocurrió en el Teatro “Amadeo Roldán”, en 1965, UN DIA COMO HOY.