ribbon

Efemérides

Historia

En virtud de una Real Orden de la corona española, se concede a Sancti Spíritus el título de Ciudad

27 de mayo de 1867

En virtud de una Real Orden de la corona española, se concede a Sancti Spíritus el título de Ciudad.
Sancti Spíritus, que forma parte de las siete primeras villas fundadas en Cuba durante la colonización española, fue establecida inicialmente en las márgenes del río Tuinicú, en mil 514.
Cuatro años más tarde la villa fue trasladada a orillas del río Yayabo, cuando sus habitantes decidieron buscar una zona de mejores condiciones naturales.
Por su gran significación histórica y natural, la ciudad de Sancti Spíritus, ubicada en la región central de la Isla de Cuba, ostenta la condición de Monumento Nacional.

El periódico Patria publica un manifiesto que José Martí, en su condición de Delegado del Partido Revolucionario Cubano, envía a la Isla

27 de mayo de 1893

El periódico Patria publica un manifiesto que José Martí, en su condición de Delegado del Partido Revolucionario Cubano, envía a la Isla.
El importante documento esclarece la misión del Partido y define la actitud y el quehacer de los cubanos que, desde el extranjero, trabajan por hacer realidad la guerra independentista.
Con esta comunicación, el Héroe Nacional de Cuba fija la posición del Partido Revolucionario Cubano ante el alzamiento que se había producido en la región de Holguín, al cual las autoridades coloniales intentaban presentar como un fracaso de los planes patrióticos por reiniciar la contienda.
Ante las coyunturas más adversas, el Maestro mantiene en alto las banderas de la lucha, y logra que muchos cubanos dignos secunden sus esfuerzos libertarios.

Literatura

Nace el narrador y poeta Sigifredo Álvarez Conessa

27 de mayo de 1938

Nace en Regla, donde cursa los estudios primarios y en el Instituto de La Habana inicia el bachillerato pero no llega a graduarse.
En 1951 viaja a los Estados Unidos.
Después del Triunfo de la Revolución ingresa en la sección de teatro de la Escuela Nacional de Instructores de Arte.
Trabajó como instructor en la formación de grupos aficionados de Pinar del Río y del Mariel.
Fue profesor del grupo de actores profesionales del Conjunto Dramático de Pinar del Río.
En 1964 forma parte de la Comisión Provincial de Literatura y Publicaciones de la Coordinación de Cultura.
Dirige teatro profesional con los grupos El Candil y el Teatro Juvenil de La Habana.
Adapta y dirige piezas teatrales infantiles. Colabora con La Simiente, La Gaceta de Cuba, Mella, Unión, El Caimán Barbudo, Juventud Rebelde, Casa de las Américas Revista de la Biblioteca Nacional, cubanas, Corcoran y Delfín, argentinas, y La Pájara Pinta de El Salvador.
Trabajó en la embajada de Cuba en México.
Publicó varios poemarios, entre los que se destacan: Matar el tiempo, Será bandera, fuego en la cumbre, Casa de madera azul (Premio Julián del Casal, 1988, El piano náufrago.
Su obra narrativa la componen los libros de cuentos: Sobre el techo llueven naranjas y Yo invento la rosa.
Muere en La Habana en el año 2001.

Música

Muere el violinista italiano Niccolo Paganini

27 de mayo de 1840

Una de las figuras de la historia musical sobre la que más ha recaído todo tipo de leyendas y especulaciones, es la del compositor y violinista italiano Niccolo Paganini.
Dotado de todos los atributos técnicos y espectaculares del genuino virtuoso, Paganini desarrolló su brillante carrera asombrando a todos, no sólo por su verdadero talento sino también por su tendencia a lo extravagante y efectista. Claro que esas actitudes y las de otros muchos intérpretes del siglo XIX, respondía a una atmósfera cultural inclinada a la estridencia pero que en nada empaña los méritos reales de esos ejecutantes.
La otra faceta de Paganini, es decir, la de compositor, está representada por un catálogo de obras esencialmente violinísticas que, si bien no llegan a la maestría en el orden musical, sí han servido para poner a prueba las condiciones de cualquier intérprete de ese instrumento. Por otra parte, la crítica contemporánea tiende cada día más a revalorizar los méritos de la inventiva melódica y la capacidad creadora de Paganini. Así podemos concluir que, tanto su sorprendente ejecución, como su innegable aliento como compositor, le reportaron también la admiración de todos los grandes músicos de su época, entre los que se encuentran Schubert, Mendelssohn, Meyerbeer, Berlioz y Rossini. Por otra parte, el alemán Johannes Brahms le rindió al violinista italiano un gran tributo de virtuosismo pianístico con sus Variaciones sobre un tema de Paganini; mientras que Chopin solía decir: “Paganini empieza donde nosotros dejamos de pensar”.
Niccolo Paganini, el mítico y legendario virtuoso del violín, había nacido en Génova en 1782, y murió en Niza, a los 68 años de edad, en 1840, UN DIA COMO HOY.

Premier mundial de la Sexta Sinfonía de Gustav Mahler

27 de mayo de 1906

Un 27 de mayo, el de 1906, se estrenaba la Sexta Sinfonía en la menor, del compositor austríaco Gustav Mahler, obra que había sido iniciada dos años antes, inmediatamente después de la Quinta en do sostenido menor.
En la Sexta, al igual que algunas de sus otras congéneres, Mahler no emplea la voz, sino que realiza una obra puramente instrumental. Pero quizás sea esta Sinfonía una de las pocas de su autor, concebida fuera del ámbito vocal ya que otras que no emplean el canto, como la primera y la novena, fueron concebidas, indudablemente, dentro de la atmósfera del lied. Por otra parte, un detalle que evidencia cierta proyección clasicista de Mahler en esta Sexta Sinfonía, es el retorno al plan constructivo de cuatro movimientos acorde con la tradición sinfónica, así como un cierto énfasis contrapuntístico en algunos pasajes de la obra.
La Sexta Sinfonía del compositor austríaco es una obra rebelde y titánica, cuya fuerza se expone ya en el primer tema del Allegro inicial y en el que un motivo heroico y marcial domina todo el extenso movimiento. El Scherzo, por su parte, es de una áspera rudeza que contrasta con el Andante moderato, de un lirismo lacerante que deriva en un clímax francamente trágico.
La Sexta Sinfonía en la menor, de Gustav Mahler, se estrenó en Essen, bajo la dirección del compositor, hace 102 años, UN DIA COMO HOY.

Muere el fabuloso violoncellista y director de orquesta

27 de mayo de 2007

Entre las efemérides más importantes del presente día, se encuentra la que se refiere al tercer aniversario de la muerte del legendario violoncellista soviético Mtislav Rostropovich.
Desde su más temprana infancia, Rostropovich se manifestó como un verdadero niño prodigio. Sus inicios en la música y específicamente en el violoncello y el piano estuvo a cargo de sus propios padres, quienes eran ambos músicos profesionales y mantenían en su hogar una profunda devoción a ese arte.
En 1931, la familia Rostropovich se trasladó a Moscú y allí, con sólo ocho años de edad, el pequeño Mtislav hizo su debut como intérprete del violoncello. No obstante, el niño continuó asistiendo a la Escuela Central de Música, entre el 39 y el 41, y poco más tarde, o sea, entre el 43 y el 48, realizó estudios en el Conservatorio de la capital soviética con los profesores Kozolupov en cello y Shebalín y Shostakovich en composición. También por esos años, Rostropovich recibió clases privadas del gran compositor Serguei Prokofiev, a quien admiraba con todas las fuerzas de su ser.
En 1950, Rostropovich ganó el Primer Premio en el Concurso Internacional de cellistas con sede en la ciudad de Praga y, al año siguiente, el joven intérprete hizo su primera presentación internacional al tocar en la ciudad de Florencia. Luego, en 1956, realizó su debut en los Estados Unidos tocando en el Carnegie Hall de Nueva York, y desde ese momento tuvo la crítica y el público a sus pies.
En su muy destacada labor docente, Rostropovich impartió clases en los Conservatorios de Moscú y Leningrado. Y como talentoso pianista que es, Rostropovich apareció con frecuencia acompañando a su esposa, la soprano Galina Vishnévskaya, con quien contrajo matrimonio en 1955.
En 1961, el genial y aclamado violoncellista hizo su debut como director de orquesta, pero su consagración definitiva en ese difícil arte ocurrió al dirigir como invitado la Orquesta Sinfónica Nacional de Washington, el 5 de marzo de 1975. El éxito obtenido fue tan rotundo que dos años más tarde fue nombrado Director titular de esa orquesta estadounidense.
Colmado de honores que incluyen el Premio Lenin en 1963 y la Medalla de Oro de la Real Sociedad Filarmónica de Londres, en 1970, Mtislav Rostropovich y su familia habían abandonado la Unión Soviética el año anterior, o sea, en 1974, para radicarse definitivamente en los Estados Unidos.
En 1990, durante las reformas que tuvieron lugar en la URSS en la etapa de la llamada “perestroika”, el gobierno de ese país restituyó a Rostropovich y su familia la ciudadanía soviética, al mismo tiempo que le invitaron a presentarse allí con la Orquesta Sinfónica Nacional de Washington. El músico no sólo aceptó sino que también tocó como solista el Concierto para violoncello de Dvorak. Por eso se dijo que la visita de Rostropovich a su país natal constituyó para los aficionados rusos un evento de gran felicidad y exaltación.
Rostropovich ha sido justamente reconocido como uno de los más grandes violoncellistas del siglo XX y un maestro en la interpretación tanto del repertorio clásico de su instrumento como de las obras de los creadores contemporáneos.
El gran artista ruso organizó también el Primer Concurso Internacional para violoncello, efectuado en París en 1981, así como el Festival que lleva su nombre en Snape, Inglaterra, en 1983. Un año antes había sido nombrado Caballero de la Legión de Honor francesa, y en el 87 recibió el nombramiento honorario de la Caballería de la Reina Isabel II de Inglaterra.
Lamentablemente, el genial músico falleció a los 80 años de edad, hace tres años, UN DIA COMO HOY.