ribbon

Efemérides

Historia

Fallece, en el poblado habanero de San Antonio de los Baños, el destacado agrónomo cubano Tranquilino Sandalio de Noda

23 de mayo de 1866

Fallece, en el poblado habanero de San Antonio de los Baños, el destacado agrónomo cubano Tranquilino Sandalio de Noda.

A los 14 años de edad, Sandalio de Noda ofrece una temprana muestra de su talento, al confeccionar varios planos de la región de Vuelta Abajo, en la provincia de Pinar del Río.
Durante su fecunda vida obtiene numerosos premios y reconocimientos por los valiosos aportes que brinda en variadas ramas del saber.
Agrimensor, pedagogo, naturalista, filósofo, matemático, historiador, economista y escritor, la obra de Tranquilino Sandalio de Noda enriquece el acervo científico de Cuba.

Parte hacia Argelia el primer grupo de médicos, enfermeros y técnicos cubanos de la salud que cumple misiones internacionalistas en tierras africanas

23 de mayo de 1963

Parte hacia Argelia el primer grupo de médicos, enfermeros y técnicos cubanos de la salud que cumple misiones internacionalistas en tierras africanas.

Este contingente, pionero de una ayuda solidaria que se extiende durante años en territorio argelino, está compuesto por 31 médicos, 15 enfermeros y 8 técnicos.
Durante décadas, los abnegados trabajadores cubanos de la salud han ofrecido su colaboración a numerosas naciones del llamado Tercer Mundo.
Hoy, los dignos continuadores de esa tradición brindan una impresionante muestra del elevado nivel científico, el altruismo y el carácter profundamente humanista que prestigian a la salud pública cubana.

Literatura

La revista Bohemia publica entrevista a Juan Ramón Jiménez

23 de mayo de 1837

El periodista Eduardo Chibás, quien más tarde fuera presidente del Partido Ortodoxo, realiza en el mes de mayo una entrevista al poeta Juan Ramón Jiménez, de visita en Cuba.
Las notas de esta interviú aparecen en la revista Bohemia, con esta fecha.
En ella Juan Ramón Jiménez se expresa sobre el fascismo y da a conocer la realidad de la sociedad española en el momento.
Entre las preguntas realizadas se destacan, los motivos del poeta para visitar Cuba, sus dificultades para salir de España, sus relaciones con el gobierno de la República, el papel de los intelectuales con el gobierno español, las garantías de ese gobierno a la vida y a la propiedad, noticias sobre sus familiares en España.
El autor de Platero expresó: “Siempre estaré conmigo y con la democracia, con los demócratas dignos, con el pueblo español y con mi trabajo material y espiritual.
La guerra de España ha dejado de ser una guerra civil para convertirse en una guerra de independencia.
El pueblo español esta luchando con heroísmo sin precedente en la historia. Es en el pueblo donde reside la espiritualidad de España.”
Juan Ramón Jiménez llega a Cuba junto a su esposa Zenobia Camprubi en noviembre de 1936, invitado por la Institución Hispanocubana de Cultura, que presidia Fernando Ortiz, para pronunciar conferencias, su estancia en La Habana se prolongo, con intervalo de dos viajes a Estados Unidos, hasta enero de 1939.

Muere Tranquilino Sandalio de Noda

23 de mayo de 1866

Había nacido en Cafetal, Guanajay, provincia de Pinar del Río en 1808.
Adquiere de manera autodidacta amplios conocimientos de historia, ciencias naturales, matemáticas, literatura, filología, agricultura, geología y arqueología y las lenguas hebreo, griego latin, así como varios dialectos africanos.
En 1849 fue comisionado por la Sociedad Económica para realizar un viaje de trabajo a Yucatán.
Colabora en El Labrador, Diario de La Habana, Memoria de la Sociedad Económica de Amigos del País, El Artista, Anales de la Junta de Fomento, Faro industrial de La Habana, Revista de Jurisprudencia, La Habana.
Entre sus trabajos publicados en la prensa se citan las Tradiciones cubanas, relatos históricos casi novelescos, varios poemas y diversos ensayos sobre geografía, historia, economía, política y costumbres.
Se le atribuye un artículo dedicado a Hernán y otro con el título Del eclecticismo en la literatura.
Es autor además de un Atlas matemático, físico y político, de un elogio en verso de Camoens y de un epitafio de Ramón Zambrana en versos latinos.
Algunas de sus obras quedaron inéditas.Tradujo la novela Rosalía de Anna de Essors, los dramas de Voltaire Adelaida Du Guesclin y La mort de Cesar y en colaboración con su hermana, los poemas de Ossian.
Firmó con el seudónimo Aristo y con su nombre Sandalio.

Música

Estreno en Kíev de la Sinfonía No. 3, “Ilya Murometz”, de Reinhold Gliere

23 de mayo de 1911

Un 23 de mayo, el de 1911, se estrenaba en Kíev la Tercera Sinfonía en si menor, subtitulada “Ilya Murometz”, de Reinhold Gliere.

La partitura de esta monumental sinfonía fue iniciada en 1908 y concluida en 1911, con una dedicatoria al compositor ruso Alexander Glázunov.
Se trata de una de las obras más importantes de Gliere, y está inspirada en los relatos acerca del legendario héroe ruso Ilya Murometz, personaje cuya existencia real está relacionada con la historia de la ciudad de Kíev, y cuyas aventuras aparecen recogidas en los épicos cantos medievales de la literatura rusa.
El auténtico Ilya Murometz fue un caballero al servicio del príncipe Vladímir I, y cuya conversión al cristianismo en el año 988, contribuyó a la propagación de dicha fe religiosa por la Rusia del siglo X. Los cronistas y rapsodas ambulantes recogieron los episodios de la vida de Ilya Murometz, mientras que la leyenda popular lo convirtió en un bogatiro, es decir, un héroe de fuerza sobrenatural y poder invencible. Y es, precisamente, esa heroica fuerza la que parece presidir la Sinfonía que dedicara Gliere el héroe Ilya Murometz.
La partitura está acompañada de un programa literario en el que se narran las fantásticas aventuras de Ilya Murometz, desde que decide ponerse al servicio del Príncipe Vladímir; sus luchas hasta derrotar al bandido Solovéi; su enfrentamiento al guerrero Oudulaya Polienitsa; la batalla contra el ejército celeste y la petrificación final de Ilya Murometz y los demás bogatiros, convirtiéndose en montañas.
La Tercera Sinfonía en si menor, “Ilya Murometz”, de Reinhold Gliere, fue estrenada en Kíev, hace 97 años, UN DIA COMO HOY.

Nace la pianista española Alicia de Larrocha

23 de mayo de 1923

Alicia de Larrocha, quien se encuentra entre los grandes artistas de la interpretación musical que produjo España en el pasado siglo XX, estudió piano con Frank Marshall, continuador de la escuela pianística de Enrique Granados, y teoría de la música con Ricardo Lamote de Grignon.
De Larrocha fue, sin dudas, una niña prodigio que dio su primer concierto a los 5 años y debutó a los doce con la Orquesta Sinfónica de Madrid, interpretando un concierto de Mozart, bajo la dirección de Enrique Fernández Arbós, y a partir de 1947 comenzó una brillante carrera internacional como concertista.
Así, en 1953 debutó en Gran Bretaña en el Wigmore Hall de Londres, y en 1955 se presentó en los Estados Unidos con la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles. Al año siguiente formó un dúo con el violonchelista Gaspar Cassadó y desde 1965 se hicieron habituales sus largas giras por los Estados Unidos y Canadá, al mismo tiempo que se convertía en solista invitada de las principales orquestas de Norteamérica, Europa, América del Sur y Oceanía
Ya por esa época, el arte de la pianista española se hizo notar especialmente en la interpretación de las obras de Isaac Albéniz y Enrique Granados, de quienes se le considera una especialista difícilmente superable en nuestro tiempo. Esas interpretaciones que hacía De Larrocha de la música de su país, le ganaron la admiración universal, sobre todo por su autenticidad y distinción. Pero también fue alabada por los críticos más exigentes y objetivos por su impecable buen gusto y por esa técnica pulcra y cuidadosa con la que toca a los grandes clásicos que escribieron para el piano.
Entre los numerosos premios que Alicia de Larrocha ha obtenido por sus trabajos discográficos, se destacan el Grand Prix du Disque de la Academia Charles Cros de París, concedido en 1960 y 1974; el Edison Award de Amsterdam en 1968 y 1978; el Grand Prix du Disque “Franz Liszt” de Budapest y varios premios Grammy en los Estados Unidos.
También a lo largo de su extensa carrera, la pianista española ha recibido numerosas distinciones, entre ellas la Orden de Isabel la Católica y la Medalla de Oro “Al mérito artístico” de la ciudad de Barcelona y de la Generalitat de Cataluña. Asimismo es académica honoraria de la Real Academia Española de Bellas Artes de San Fernando.
Alicia de Larrocha nació en Barcelona, hace 87 años, UN DIA COMO HOY.

Premier mundial de la ópera Fidelio, de Beethoven

23 de mayo de 1814

Como se sabe, Beethoven escribió una sola ópera, la titulada Fidelio, y cuyo libreto se basa en el drama Leonora o “El amor conyugal”, del francés Bouilly.
Y aunque hubo un estreno de Fidelio que tuvo lugar en Viena, en 1805, el compositor revisó la obra para dos reposiciones: la primera, en 1806, y la segunda en 1814, cuando adoptó su forma definitiva y que es la efeméride que evocamos hoy.
Y como dato curioso voy a mencionar que cada una de esas revisiones incluyó la creación de una nueva Obertura, por lo que Beethoven escribió para Fidelio cuatro oberturas: las tres primeras bajo el nombre de Leonora y la cuarta, llamada Fidelio.
Esta última es la que se interpreta al principio de la ópera, mientras que la llamada Obertura Leonora No.3 se ejecuta comúnmente entre las dos escenas del Acto segundo.
El argumento de Fidelio ocurre en Sevilla, en el siglo XVIII. El noble español llamado Florestán, quien ha desatado el odio de su enemigo Pizarro, es confinado en las mazmorras de una prisión en las afueras de Sevilla. Pizarro hace correr el rumor de que Florestán ha muerto, pero la fiel esposa de ésta, llamada Leonora, sospecha que Florestán está vivo y decide rescatarlo. Entonces, de acuerdo con un atrevido plan, Leonora penetra en la prisión haciéndose pasar por un joven llamado Fidelio. Por su parte, el Ministro del Interior, Don Fernando, decide que ha sido injusto el encarcelamiento de Florestán y se dirige hacia la prisión. Y Pizarro, atemorizado por la visita del Ministro, decide dar muerte al prisionero. Fidelio, quien lo ha venido observando, esgrime una pistola y revela que es la esposa de Florestán y que está ahí para salvarle la vida.
Entonces llega el Ministro y Florestán es liberado gracias a la fidelidad de su esposa, la abnegada Leonora.
Y fue esa tercera versión de la ópera Fidelio, de Beethoven, la que se interpretó por primera vez en Viena, en 1814, UN DIA COMO HOY.

Muere el pianista y pedagogo cubano, Fernando Arizti

23 de mayo de 1888

Nacido en La Habana, en 1828, Fernando Arizti inició sus estudios musicales a la edad de siete años y tuvo entre sus profesores al notable Juan Federico Edelmann.
En 1842, Arizti viajó a París para estudiar piano con Friedrich Kalkbrenner y luego se fue a España y ofreció recitales en Madrid y en Vizcaya acompañando al violinista Pablo Desvernine.
En 1848, Fernando Arizti regresó a Cuba y a partir de ese momento se dedicó al magisterio. Sin embargo, las crónicas de la época refieren que se trataba de un buen pianista, caracterizado por su sólida formación técnica y un notable buen gusto en cada una de sus interpretaciones.
El notable patriota e intelectual cubano, Manuel Sanguily (1848-1925), de quien el historiador Salvador Bueno dijera: “mambí en la guerra y en la paz”, hizo una semblanza de la personalidad de Fernando Arizti en los siguientes términos: “De carácter bondadoso, consecuente y leal, (Arizti) habría sido incapaz de ocultar en ningún caso sus sentimientos, gustos y aficiones, aún cuando su confesión hubiese comprometido la justa fama de que gozaba. Así que, a cada paso decía con serenidad y franqueza que el antiguo repertorio clásico no le satisfacía, mientras que la buena música moderna, por la frescura de la inspiración, por su corte y estructura, le atraía dulcemente. Y si es verdad que por una parte sostenía grandes discusiones con los partidarios del clasicismo, en el tono claro, mesurado y cortés de su conversación, por la otra, consecuente con su deber, enseñaba a su hija Cecilia el Trío en do menor de Beethoven, obra grandiosa y severa hasta el infinito, con el entusiasmo y el celo del maestro, y con el cariñoso empeño del padre. Trío que le acompañaron a la joven pianista el célebre violinista Rafael Díaz Albertini y el autor de estas líneas […]”
Y entre los alumnos más destacados de Fernando Arizti hay que mencionar, por supuesto, a su hija Cecilia, a Nicolás Ruiz Espadero y a Angelina Sicouret.
Fernando Arizti murió en La Habana, a los 60 años de edad, en 1888, UN DIA COMO HOY.

Estreno en Kíev de la Sinfonía No. 3, “Ilya Murometz”, De Reinhold Gliere

23 de mayo de 1911

Un 23 de mayo, el de 1911, se estrenaba en Kíev la Tercera Sinfonía en si menor, subtitulada “Ilya Murometz”, de Reinhold Gliere.

La partitura de esta monumental sinfonía fue iniciada en 1908 y concluida en 1911, con una dedicatoria al compositor ruso Alexander Glázunov.
Se trata de una de las obras más importantes de Gliere, y está inspirada en los relatos acerca del legendario héroe ruso Ilya Murometz, personaje cuya existencia real está relacionada con la historia de la ciudad de Kíev, y cuyas aventuras aparecen recogidas en los épicos cantos medievales de la literatura rusa.
El auténtico Ilya Murometz fue un caballero al servicio del príncipe Vladímir I, y cuya conversión al cristianismo en el año 988, contribuyó a la propagación de dicha fe religiosa por la Rusia del siglo X. Los cronistas y rapsodas ambulantes recogieron los episodios de la vida de Ilya Murometz, mientras que la leyenda popular lo convirtió en un bogatiro, es decir, un héroe de fuerza sobrenatural y poder invencible. Y es, precisamente, esa heroica fuerza la que parece presidir la Sinfonía que dedicara Gliere el héroe Ilya Murometz.
La partitura está acompañada de un programa literario en el que se narran las fantásticas aventuras de Ilya Murometz, desde que decide ponerse al servicio del Príncipe Vladímir; sus luchas hasta derrotar al bandido Solovéi; su enfrentamiento al guerrero Oudulaya Polienitsa; la batalla contra el ejército celeste y la petrificación final de Ilya Murometz y los demás bogatiros, convirtiéndose en montañas.
La Tercera Sinfonía en si menor, “Ilya Murometz”, de Reinhold Gliere, fue estrenada en Kíev, hace 97 años, UN DIA COMO HOY.