ribbon

Efemérides

Historia

Nace Ramón Emeterio Betances

08 de abril de 1827

Nace Ramón Emeterio Betances, quien desarrollaría una brillante labor patriótica en pro de la independencia de Puerto Rico. Estrechamente vinculado a la causa libertaria cubana, Betances integró la Junta Central Republicana de Cuba y Puerto Rico, fue agente cubano en Haití y Santo Domingo y, durante la guerra del 95 – ya anciano – representó a los patriotas cubanos en el continente europeo.
Propugnó la creación de una Confederación de las Antillas y, al igual que nuestro José Martí, luchó contra el apetito expansionista del naciente imperialismo norteamericano.

El prócer puertorriqueño Ramón Emeterio Betances, junto a Martí, Gómez y Maceo, concibió la lucha de ambas islas hermanas como una sola Revolución.

Los 22 patriotas que integran la expedición encabezada por Flor Crombet llegan a la finca “” La Alegría “” y son atacados por fuerzas españolas numéricamente muy superiores

08 de abril de 1895

Los 22 patriotas que integran la expedición encabezada por Flor Crombet llegan a la finca “” La Alegría “” y son atacados por fuerzas españolas numéricamente muy superiores. Del grupo forman parte Antonio y José Maceo.
En medio del combate, los luchadores independentistas que habían desembarcado por Duaba el primero de abril, se dispersan en tres grupos circunstanciales. El Titán de Bronce queda separado de su hermano José, quien emprende la retirada junto a Flor Crombet y otros insurrectos.

A partir de entonces inician la búsqueda del General Antonio, pero sus esfuerzos resultan infructuosos.
Apenas 48 horas después son sorprendidos nuevamente por las tropas colonialistas, que dan muerte a Flor Crombet y hacen prisioneros al resto de los combatientes, con la excepción de José Maceo.
En medio de un accidentado terreno y el constante asedio enemigo, comienza para el León de Oriente una difícil etapa que la historia recoge como “” la odisea del General José “”. Perseguido por miles de soldados y acompañado solamente de su fusil y unas 100 balas, camina 40 leguas de norte a sur rumbo a Guantánamo.
Casi al final de una férrea resistencia, iniciada el 8 de abril de mil 895, José Maceo logra establecer contacto con las fuerzas mambisas.

Literatura

Muere en La Habana Juan Josè de Maza y Artola

08 de abril de 1939

Había nacido en 1867, se gradúa de Bachiller en el Instituto de La Habana en 1882.
En 1886 y 1888 se licencio de Derecho Civil y Canónigo en la Universidad.
Recibe premio en estudios sánscritos por su trabajo: Desarrollo histórico de la declinación en la lengua sánscrita, comparando este proceso gramatical con su análogo en otras lenguas clásicas.
Ejerce como profesor en la Facultad de Filosofía y Letras, estuvo entre los fundadores del Partido Republicano, más tarde ocupa la presidencia del Partido Nacionalista.
Tras la desaparición de ese partido en 1924 se aleja de las actividades políticas.
Se ocupa de la cátedra de griego en 1934 año en que se reabre la Universidad nuevamente.
En 1937 abandona la docencia para ocuparse completamente de actividades de investigación.
Colabora con Patria, La Habana., La Discusión, Diario de La Marina, El Fígaro y otras publicaciones correspondientes a su época.
Es autor entre otros de los siguientes trabajos :Discurso a favor del proyecto, de Ley de divorcio pronunciado en la sección del senado del 6 de julio de 1917 ,publicado por la papelería La Rambla , Bouza, Los ideales de la conducta y su papel humano y su expresión en el teatro de Sofloces, La Habana, Imprenta y papelería La Propagandista, 1928, Importancia de la cultura clásica en las universidades , conferencia presentada en el Congreso Internacional de Universidades en 1930 y publicado por la editorial Carasa en ese mismo año.

Muere en La Habana Juan José de Maza y Artola

08 de abril de 1939

Había nacido en 1867, se gradúa de Bachiller en el Instituto de La Habana en 1882.
En 1886 y 1888 se licencio de Derecho Civil y Canónigo en la Universidad.
Recibe premio en estudios sánscritos por su trabajo: Desarrollo histórico de la declinación en la lengua sánscrita, comparando este proceso gramatical con su análogo en otras lenguas clásicas.
Ejerce como profesor en la Facultad de Filosofía y Letras, estuvo entre los fundadores del Partido Republicano, más tarde ocupa la presidencia del Partido Nacionalista.
Tras la desaparición de ese partido en 1924 se aleja de las actividades políticas.
Se ocupa de la cátedra de griego en 1934 año en que se reabre la Universidad nuevamente.
En 1937 abandona la docencia para ocuparse completamente de actividades de investigación.
Colabora con Patria, La Habana, La Discusión, Diario de La Marina, El Fígaro y otras publicaciones correspondientes a su época.
Es autor entre otros de los siguientes trabajos: Discurso a favor del proyecto, de Ley de divorcio pronunciado en la sección del senado del 6 de julio de 1917, publicado por la papelería La Rambla, Bouza, Los ideales de la conducta y su papel humano y su expresión en el teatro de Sofloces, La Habana, Imprenta y papelería La Propagandista, 1928, Importancia de la cultura clásica en las universidades, conferencia presentada en el Congreso Internacional de Universidades en 1930 y publicado por la editorial Carasa en ese mismo año.

Muere en La Habana el escritor Manuel Cofiño

08 de abril de 1987

Realiza sus estudios de primaria y bachillerato en su ciudad natal.
Después del triunfo de la Revolución trabaja como profesor de Lengua Española y de Economía Política e investigador y redactor de textos del Ministerio de Industrias.
Fue jefe de cátedra y vicedirector docente del Instituto preuniversitario de la capital
Asistió como delegado al Primer Congreso Cultural de La Habana.
En 1969 obtuvo el premio David por su libro de poemas Meditaciones y argumentos del transeúnte y el premio de cuento en el Concurso 26 de julio de las FAR por Tiempo de cambio.
Gana el premio de novela de 1971 en el concurso Casa de las Américas por La última mujer y el próximo combate.
En 1972 obtiene el premio La edad de Oro por su libro Las viejitas de las sombrillas.
En el concurso UNEAC 1975 obtiene mención por su novela Cuando la sangre se parece al fuego.
Visita España y los Estados Unidos.
Colabora con El país gráfico, Bohemia, Prensa libre, El Caimán Barbudo, Unión, La Gaceta de Cuba, Casa de las Américas, Mujeres, Con la guardia en alto, El Mundo, Verde Olivo, Cuba y con Son Armadans, Palma de Mallorca, Ahora, Santiago de Chile y Tribuna de Rumania.
Ha sido traducido al inglés, al eslovaco, al ruso y al rumano.
Fue miembro de la Asociación de escritores de la UNEAC, y participó en numerosas actividades intelectuales y literarias impartiendo conferencias, charlas o fungiendo como jurado en importantes concursos.

Música

Nace el director de orquesta austríaco Joseph Krips

08 de abril de 1902

Krips estudió dirección orquestal en Viena con el legendario Félix Weingartner, y su debut, como el de casi todos los directores de su generación, fue con el repertorio operístico. Así, entre 1921 y 1924, dirigió la Opera Popular vienesa, luego continuó en Dormunt, entre el 25 y el 26; Carlruhe, entre el 26 y el 33; la Opera Estatal de Viena, entre el 33 y el 38 y la de Belgrado, entre el 38 y el 39.
Pero, al igual que otros grandes directores de su época, Krips cayó en desgracia con el régimen nazi, el cual le prohibió dirigir entre los años 39 y 45. Al terminar la Guerra, Krips volvió a la Opera de Viena y su trabajo contribuyó muchísimo en la restauración del prestigio artístico de esa famosa casa de ópera.
El notable maestro desempeñó también un importante papel en el reinicio de los Festivales de Salzburgo, en 1946, prestigioso evento de primer nivel mundial en el que Krips había dirigido en 1935, cuando contaba 33 años de edad, alternando con figuras de la talla de Bruno Walter y Arturo Toscanini.
Y aunque la interpretación operística tiene en Krips a uno de sus más brillantes exponentes, el director austríaco fue, también, huésped habitual de las principales orquestas inglesas e invitado casi permanente de la Filarmónica de Viena.
Entre 1950 y 1954, Joseph Krips asumió la dirección titular de la Orquesta Sinfónica de Londres, y por esos mismos años realizó numerosas grabaciones con la Filarmónica vienesa.
Durante los últimos veinte años de su vida, Krips trabajó sobre todo en los Estados Unidos, y así, entre el 54 y el 63 dirigió la Filarmónica de Buffalo; entre el 60 y el 64, estuvo al frente de la Opera de Chicago; entre el 63 y el 70, en la Filarmónica de San Francisco, y entre el 66 y el 70 simultaneó sus compromisos con la dirección musical del Metropolitan de Nueva York.
Joseph Krips murió en Ginebra, en 1974, a los 72 años de una vida que se había iniciado en Viena, en 1902, UN DIA COMO HOY.

Premier de “Noches en los jardines de España”, para piano y orquesta, de Manuel de Falla

08 de abril de 1919

“Noches en los jardines de España” es una de las creaciones más originales y poéticas de todo el catálogo del compositor español Manuel de Falla, quien le añadió el subtítulo Impresiones sinfónicas, para piano y orquesta. Sin embargo, a pesar de ese subtítulo y de la presencia del instrumento solista, no se trata aquí de un concierto para piano y orquesta.
En esta obra, el piano no es un elemento de contraste y virtuosismo, sino que, por el contrario, se integra a la orquesta para subrayar las ideas melódicas fundamentales y aportar su color al contexto sonoro.
La obra fue comenzada por Falla en 1909, durante su estancia en París, donde se puso en contacto con las tendencias más avanzadas de la música de su tiempo.
Esto último determinaría dos elementos fundamentales de Noches en los jardines de España: uno es el espíritu de nostalgia por la patria lejana, y el otro el carácter impresionista de su lenguaje.
“Noches en los jardines de España” fue originalmente proyectada como tres nocturnos para piano pero, al regresar a España, Falla decidió realizar la orquestación, darle el título que hoy conocemos y dedicar la obra al pianista español Ricardo Viñes.
“Noches en los jardines de España” consta de tres movimientos en los cuales se evoca el mágico encanto de la tierra andaluza, aludiendo a sus jardines, herencia viva de la dominación musulmana en esa región, y al pasado esplendor del Califato de Córdoba.
Toda esta excelente partitura de Falla está impregnada de los cantos y las danzas de Andalucía, y en sus materiales hay referencias al cante jondo, a los rasgueos de las guitarras y al rítmico taconeo del baile flamenco.
El primer movimiento está inspirado en los Jardines del Generalife, casa de campo de los sultanes, situada cerca del Alhambra granadino. El segundo recuerda una danza popular. Y el último evoca los Jardines de las estribaciones de la Sierra de Córdoba, que desciende hasta las márgenes del río Guadalquivir.
Y la premier mundial de esta bella obra de Manuel de Falla, ocurrió en Madrid, en 1919, UN DIA COMO HOY.

Estreno del ballet “El perno”, con música de Dimitri Shostakovich

08 de abril de 1931

Escrito en ese mismo año de 1931, el ballet “El perno” con libreto de Vladímir Smírnov, es una sátira sobre la vida en una fábrica, y sus personajes centrales son el borrachín Bulva y el joven Goscha, quien inutiliza una máquina por su torpeza al colocar un perno en un sitio equivocado. Y como podrán suponer, se trata de una de esas banalildades que pasan a la historia sólo por el mérito de la música escrita por un gran compositor como Dimitri Shostakovich.
La premier mundial de este ballet ocurrió en Leningrado, hace 77 años, UN DIA COMO HOY.

Estreno mundial de los “Sones de Mariachi”, del mexicano Blas Galindo, en su versión para orquesta sinfónica

08 de abril de 1941

Un 8 de abril, el de 1941, se estrenaba la versión para orquesta sinfónica de “Sones de Mariachi”, del compositor mexicano Blas Galindo.
La revolución mexicana de 1910, con su proyección democrática y popular, determinó nuevas orientaciones en la creación artística de ese país. En la literatura, por ejemplo, surgió la llamada “novela de la revolución”; en las artes plásticas se desarrolló el muralismo; y en la música se inició un movimiento nacionalista que habría de prolongarse hasta la década de los años cincuentas.
Y aunque las primeras manifestaciones del nacionalismo musical mexicano se revelaron en las obras de Manuel Ponce, fue el compositor Carlos Chávez quien asumió el papel más significativo en el fortalecimiento y desarrollo de dicha tendencia, ya que en realidad fueron sus obras las que testimoniaron al mundo la existencia de un sinfonismo mexicano de valor universal. Pero junto a Chávez surgieron figuras, si no tan brillantes y conocidas como la del desaparecido maestro, no menos comprometidos con el empeño de crear una música de sabor nacional, basada en elementos de origen popular.
Y entre los nombres de esos forjadores del nacionalismo musical mexicano, habría que citar, primero, a Silvestre Revueltas y, después, a Blas Galindo, José Pablo Moncayo y Luis Sandi.
Blas Galindo es el autor de los Sones de Mariachi, obra que le ganó a su autor una posición en el ámbito internacional. Se trata de una partitura escrita para la Exposición “20 siglos de arte mexicano”, montada en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, en mayo de 1940. Para esa ocasión, Galindo realizó una versión para pequeña orquesta y, posteriormente, el propio autor realizó una ampliación de la sonoridad de sus Sones de Mariachi, para ser ejecutados por una orquesta sinfónica.
La obra, como expresa su título, es una recreación orquestal de varios sones de los que habitualmente interpretan en el Estado de Jalisco los conjuntos populares conocidos por el nombre de “mariachis”. Y de esos sones, el que más se destaca en la partitura de Blas Galindo es el titulado “La negra”, verdadero símbolo del folclore musical jaliciense.
La versión para orquesta sinfónica de los “Sones de Mariachi”, de Blas Galindo, se estrenó en México, hace 67 años, UN DIA COMO HOY.

Estreno mundial de la Sinfonía no. 2 “La edad de la ansiedad”, de Leonard Bernstein

08 de abril de 1949

Y también un 8 de abril, pero de 1949, se estrenaba en Boston la Segunda Sinfonía del compositor norteamericano Leonard Bernstein.
Para muchos historiadores, la figura más brillante y representativa de la música norteamericana en las últimas décadas fue Leonard Bernstein. En primer lugar, porque en Bernstein se unieron el pianista, el director de orquesta, el compositor, el escritor y el difusor musical, en un altísimo grado de maestría. Por otra parte, su música revela un oficio y una inspiración nada comunes, con un lenguaje personal y ecléctico en el que se pueden sentir muchas influencias, pero siempre con una proyección original y poderosa.
De ahí que es posible encontrar en las partituras bernstenianas, ecos de Gershwin, de la música hebrea, de Mahler, de Stravinsky, del jazz, de la comedia musical y de otras fuentes inspirativas, pero siempre, repito, el producto final es evidentemente fruto del talento de este músico singular.
Y entre las obras más exitosas de Bernstein se encuentra la titulada “La edad de la ansiedad”, para piano y orquesta.
Dedicada al legendario director Sergio Koussevitsky, la obra fue estrenada por él con la Sinfónica de Boston, en 1949, con el propio compositor en el piano solista. En esos momentos, el crítico Rudolf Elie, del Boston Herald, describió la partitura con dos negaciones al decir que ni era una Sinfonía del tipo convencional, ni un Concierto para piano en el sentido estricto de esa forma musical.
La Segunda Sinfonía, subtitulada La edad de la ansiedad, de Leonard Bersntein, recibió su estreno mundial en Boston, hace 61 años, UN DIA COMO HOY.

Primera interpretación en Cuba del Concierto No. 1, para violín y orquesta, de Wieniawsky

08 de abril de 1950

Y al referirme ahora a la primera interpretación en nuestro país el Concierto No. 1, para violín y orquesta, de Henryk Wieniawsky, se hace necesario recordar que en ese acontecimiento intervino como solista el violinista Michel Rabin, quien contaba entonces sólo 14 años de edad.
Sin embargo, la vida de este violinista constituyó uno de esos casos tristes de un artista de brillante futuro, que muere prematuramente a los 36 años y en la plenitud de su carrera.
Por su parte, el Concierto de Wieniawsky que el joven violinista dio a conocer al público habanero, no es tan popular como el segundo en re menor, pero no cabe dudas de que también goza del favor de los violinistas, sobre todo de los jóvenes, por tratarse de una obra que, de principio a fin, es un magnífico ejemplo de brillante virtuosismo.
La dirección orquestal de esa premier cubana del Concierto No.1 en fa sostenido menor, para violín y orquesta, de Wieniawsky, estuvo a cargo del legendario maestro Artur Rodzinsky, quien fuera, durante varias temporadas, director titular de la Orquesta Filarmónica de La Habana. Y eso ocurrió en el Teatro Auditórium, hoy “Amadeo Roldán”, hace 58 años, UN DIA COMO HOY.