ribbon

Viengsay Valdés: defensora de una tradición

11 de julio de 2013

|

|

¿Cuánta convicción y amor puede tener un ser humano por  su profesión? ¿Cuánta seguridad y plenitud de pertenecer a un lugar, de sentirse inmerso en un espacio que le corresponde, de ser parte de una tradición que no le es ajena? Para encontrar esas respuestas, y muchas otras lecturas de vida, solo había que asistir al “Encuentro con…” que protagonizó – parece que ella nació para ser protagonista – la bailarina Viengsay Valdés, este jueves en el Pabellón Cuba.
Las interrogantes lanzadas por Magda Resik – conductora de este espacio – fueron el pretexto más que ideal para conocer a una persona que, a pesar de su juventud, posee ya una nutrida carrera fundamentada en grandes éxitos nacionales e internacionales. Le acompañaron en este diálogo Rafael Bernal, Ministro de Cultura; Miguel Barnet, Presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba; Luis Morlote, Presidente de la Asociación Hermanos Saíz – institución que propicia estos eventos – y un público seguidor del virtuosismo y la belleza artística.
Como una mujer que nos representa por el mundo, pero sobre todo como emblema de cuánto nuestra juventud ha demostrado interés en su desarrollo vocacional y profesional, calificó Resik a Viengsay. El intercambio comenzó, precisamente, con un repaso de vida de quien convierte roles como Kitri de “Don Quijote”, el dual Odette-Odile de “El lago de los cisnes” el más sencillo paseo interpretativo, sin que esto demerite la entrega y la pasión por la danza.
“Desde pequeña me gustaba bailar, todo lo que tenía que ver con el ritmo”, confesó Valdés, quien también expresó que precisamente en el ballet encontró la manera de sentirse libre, aunque en aquel momento de la génesis de su trayectoria nunca estuvo consciente de todas las etapas difíciles de esta carrera: “Todo comenzó como una fantasía, un juego con la imaginación. Les inventaba coreografías a mis amiguitas. Les decía: ustedes son flores, tú eres la lluvia. Y de esa forma me inicié y me di cuenta de lo que quería hacer y ser”.
Con solo 9 años entró en la Escuela Elemental “Alejo Carpentier”; después cursó la Escuela Nacional de Arte para posteriormente entrar a integrar el Ballet Nacional de Cuba (BNC). En un primer momento, el compromiso con el ballet no estaba fuertemente imbricado con el interés, aseveró la artista. Sólo cuando tuvo 11 años y vio que no era la mejor del grupo fue que se dio cuenta de que tenía que esforzarse mucho más. Era necesario un cambio. Y la entrega y el tesón dieron sus frutos desde los 15 años cuando ya interpretaba los roles principales de diversos pas de deux; claro, que también fue posible gracias a las enseñanzas y la confianza que le transmitían sus profesores. No pudo dejar de mencionar nombres-cátedras del ballet en Cuba: Mirta Hermida y Ramona de Saá.
Más que sacrificios – lesiones, limitaciones del tiempo para dedicarse a otras actividades que le gustan –, Viengsay reconoce que su carrera le ha ofrecido y ofrece grandes recompensas: “Cada vez que termino de bailar lo que siento es una gran realización. Cada vez lo disfruto más. Transito por cada una de las etapas del personaje que estoy interpretando; lo gozo. Sé que el bailarín nunca está conforme, pero sí siento acomodo en lo que hago. Bailo cada función como si fuera la última”.
Impulsada por Magda Resik a reflexionar sobre la simbiosis que debe existir entre la técnica y la capacidad interpretativa en cada bailarín, estas fueron algunas premisas expuestas por Valdés: ambas aristas deben estar en función una de la otra. Es necesario el virtuosismo técnico pero también el histrionismo. Todo redunda en la calidad de lo que se está interpretando.
“No se imaginan – apuntó Viengsay, quien sueña todavía con interpretar roles que no han llegado como el  de Anna Karenina, o bailar la obra “Oneguin” – el esfuerzo de los bailarines para que esos pasos difíciles, esos elementos técnicos, puedan realizarse sin que se note ese esfuerzo, sin perder la psicología del personaje. Pero ahí está el reto: un auténtico bailarín debe estar reflejando el sentimiento del personaje que interpreta sin olvidar la pureza y la fuerza de la técnica”.
Un punto no debía dejar de ser tocado: su relación con Alicia Alonso. Sinceras expresiones en las que se notaba sobre todo la admiración: “Siempre ha estado presente. Conocía la forma en que ella bailaba, hasta la había visto en vivo. Todo eso me permitió nutrirme de su caudal técnico. Pero después la relación humana que establecí con ella, la amistad puedo decir, la comprensión que tuve, su guía, la propia relación directora-bailarina; todo eso me ayudó enormemente a superarme y a reverenciarla más. Ella me enseñó a respetar el estilo, me revela detalles técnicos de las escenas de ballet. Yo he incorporado a mi carrera todo lo que me ha dicho”.
“Viengsay es una cubana que ha aportado mucho a la cultura cubana; opina sobre el arte en Cuba”, afirmó Magda Resik. Y esto le sirvió para transitar hacia su pregunta cumbre: ¿Qué es Cuba para Viengsay Valdés?
“Es mi patria – contestó con una emoción que impactó a todos –. La evolución que he tenido como artista la tuve aquí, con todas las dificultades que tiene no solo un bailarín sino cualquier profesional de nuestra Isla. Tenemos una fuerza de carácter que te hace sobreponerte a todas las dificultades. Otra bailarina del mundo al ver que no tiene zapatillas, o están rotas, o no tiene el clima adecuado, hubiera expresado que no bailaba. Yo no. El sentido de pertenencia, mi identificación con Cuba, el estar orgullosa de llevar siempre la bandera cubana es lo que siempre me ha caracterizado”.
Con 20 años en el Ballet Nacional de Cuba, Viengsay afirma pertenecer a esta institución de nuestra cultura. Confesó haber tenido propuestas más que prometedoras en compañías extranjeras, las más importantes, pero eligió ser continuadora de la tradición del BNC: “Quiero alentar a las nuevas generaciones de bailarines cubanos. Tuve la gran dicha de tener y absorber todo el caudal que me transmitieron Alicia, Fernando Alonso, las Cuatro Joyas (Mirtá Plá, Aurora Bosch, Loipa Araújo y Josefina Méndez). Todas sus enseñanzas las llevo en mi mente, en mi corazón, en mi actuación. Yo quiero transmitir todo eso a los nuevos bailarines. Yo ofrezco de corazón hacerlo”.

En reconocimiento todos sus méritos, como culminación de un encuentro cálido y sobre todo signado por la sinceridad, la Asociación Hermanos Saíz, a través de su Presidente, le hizo entrega de la distinción de Miembro de Honor, justa distinción para una artista que, como ella misma expresara, se siente defensora de una tradición: la de la Escuela Cubana de Ballet.

Galería de Imágenes

Comentarios



maillot dortmund 2013 ligue des champions / 19 de julio de 2013

maillot dortmund 2013 ligue des champions... Thanks for supplying such a great post, it was exceptional and really informative. as a very first time visitor to your website I am very impressed. I located a whole lot of informative stuff in your report. Preserve it up. Thank you....

Entradas Relacionadas

FB_IMG_15671696138082826

Amada Morado: alma, corazón y vida

30 de agosto de 2019

|

|

, , ,

El espacio “Encuentro con…”, conducido por Magda Resik Aguirre, cerró este 29 de agosto con broche de oro. La última invitada sorprendió por la delicadeza de sus palabras, la seguridad de sus argumentos y porque es uno de esos rostros a los que el tiempo no quita su belleza

Continuar Leyendo >>
IMG-20190822-WA0025

Magda Resik: “Todo lo que hago es con amor”

23 de agosto de 2019

|

|

, , ,

El más reciente “Encuentro con...” fue un pretexto para homenajear a este mujer, que se convirtió de entrevistadora en entrevistada, justo en la coincidente fecha del 22 de agosto: Día de la Radio Cubana y Aniversario 58 de la UNEAC

Continuar Leyendo >>
IMG_9679 (Medium)

El universo que pinta Alicia Leal

26 de julio de 2019

|

|

, , ,

Este jueves el espacio “Encuentro con…”, conducido por Magda Resik y que convoca la Asociación Hermanos Saíz durante la etapa estival de Arte en La Rampa, trajo como invitada a esta artista que se distingue por el exquisito “universo” que caracteriza su creatividad

Continuar Leyendo >>