ribbon

Raúl Paz: “Lo más importante es ser honesto en lo que haces”

2 de agosto de 2013

|

|

, , ,

Encuentro con... en el Salón de Mayo / Fotos Alexis Rodríguez

Tarde de confesiones y de fructífero intercambio con un artista que siempre nos sorprende con un nuevo fonograma o con una canción que quiso dedicar al amor, la amistad o cualquier tema de lo humano y lo divino. Sin dudas, Raúl Paz es uno de los más aclamados – y perseguidos – cantautores cubanos del momento, capaz de gustar no solo a los más jóvenes, sino a todo aquel que, tenga la edad que tenga, sepa apreciar la buena música donde prevalecen la fusión como género musical y la letra inteligente.

Paz fue el más reciente protagonista de un ameno “Encuentro con…”, espacio que cada jueves en el Pabellón Cuba convoca la Asociación Hermanos Saíz y conducido por la periodista Magda Resik Aguirre, quien fue llevando la conversación para que el artista nos develara facetas de su trayectoria artística y personal. Así nos ofreció un recuento de su vida, su creación y sus conceptos sobre la música y la cultura cubanas.

La historia comenzó en su tierra natal, San Luis, Pinar del Río. Como él mismo confesara, desde que era pequeño era muy travieso, hacía muchas maldades. Sin embargo, era un alumno aplicado. Ya en esos primeros años apareció la música, su gran pasión, pues para él el arte fue el medio de evacuación de muchas cosas, entre ellas la tremenda energía que poseía.

Un día importante fue cuando le regalaron la primera guitarra: “No tenía muy claro que quería ser y empecé a verter mis ánimos en la música (…) Le debo todo lo que soy a la Casa de Cultura de San Luis, con sus instructores muy atentos y empeñados en que las personas amáramos el arte”.

Declaraciones de Raúl Paz a la periodista Magda Resik / Fotos Alexis

A la interrogante lanzada por Resik de si siempre supo que quería ser músico, Paz confesó que sabía que quería ser artista en esos comienzos – incursionó hasta en la danza, pero no tenía aptitud –. Le encantaban las artes plásticas pero sabía que tampoco era bueno en ellas. Solo le quedaban el teatro y la música. Para él los dos eran importantes y durante mucho tiempo estuvieron pujando a la par en su interior.

El que tuviera estas inclinaciones no se correspondía con su ambiente familiar. El autor de temas tan populares como “Gente” y “Carnaval” declaró a los presentes que nadie en su casa era artista ni se imaginaban que alguien llegara a serlo: “Mis padres querían y me impulsaban a estudiar una carrera «normal». Pensé incluso en ser arquitecto. Por suerte, estaban los amigos y la Casa de Cultura que me hizo descubrir la trova cubana y otros géneros. También, las controversias que se realizaban en las calles de mi pueblo me fascinaban. Esos fueron mis primeros contactos con la música”.

Más fuerte se convirtió esta vocación al entrar a la Escuela Vocacional de Pinar del Río donde existía – según sus palabras – un fuerte movimiento de aficionados. Allí, Paz participó en diversos círculos de interés con profesores de armonía y solfeo. Esto y su traslado a La Habana, con la intención de cursar una carrera relacionada con el arte, fueron decisiones que marcarían su vida.

Raúl Paz / Fotos Alexis Rodríguez

Un nombre fue mencionado más de una vez durante el encuentro: el de Armando Suárez del Villar, hombre calificado por Raúl Paz como “gran maestro”. Él lo impulsó y ayudó a matricular en el Instituto Superior de Arte donde entró por música y teatro: “Aprobé los dos y me propusieron hacer ambas carreras; empecé a hacerlo pero me di cuenta que era una locura”.

Llegó el momento de la decisión: la música fue la elegida. Estudió en ese centro Canto Clásico. Pero si todavía existía en él cierta duda de alguna inclinación por la actuación cuando llegó la oportunidad de actuar en ese clásico del cine cubano que es “Hello, Hemingway”, dirigido por Fernando Pérez, todo se aclaró.

Así nos habló de esa experiencia cinematográfica: “Lo más importante que me aportó participar en el filme fue darme cuenta no de lo que quería hacer, sino de lo que no quería hacer. No quería ser actor. El llegar allí se lo debo a Fernando, que es un gran director de actores. Sin embargo, creo que ser actor es algo muy serio, conlleva mucho esfuerzo y tengo gran respeto por ellos; y ese respeto lo adquirí en «Hello, Hemingway»”.

Paz recordó su estancia en Francia, gracias a una beca que ganó para continuar estudios superiores de música en la Schola Cantorum de París, de 1995 a 1997. La experiencia le ayudó mucho para mezclar la música cubana con las sonoridades más actuales que se mueven en el mundo.

Público asistente al Ecuentro con... / Fotos Alexis Rodríguez

Pero, llegado a este punto, no por gusto Resik indagó en por qué el derivar del canto clásico hacia otro tipo de música. “Me apasionaba la música clásica – apuntó Paz – pero no me veía interpretándola. En aquel entonces, me decía: la estudio porque es una manera de entrenar mi voz pero no pienso dedicarme a esto. Llegué a estar consciente de que esa era una carrera que me iba a servir mucho para lo que quería hacer en el futuro”.

Pero, entonces, ¿qué tipo de música prefiere hacer Paz?, preguntó Magda Resik. Esta fue la respuesta: “He descubierto en tantos años que hay que hacer una música que esté de acuerdo con tus sentimientos. Lo más importante es ser honesto en lo que realizas. Por eso, la música que hago se parece a mí: es una mezcla de muchas cosas que me permiten vivir y compongo lo que me da placer a mí y a otras tantas gentes”.

Muchos temas fueron abordados: desde sus preferencias literarias, su experiencia como padre, sus próximas presentaciones – Raúl Paz clausurará en materia de conciertos esta edición de Arte en La Rampa, en el Pabellón Cuba, el próximo 1 de septiembre, a las 6:00 p.m. –, pero una interrogante – y reflexión a la vez – no podía faltar: su relación con su país, con Cuba.

Estas fueron algunas de las ideas expuestas sobre el tema por el también Embajador de Buena Voluntad de la UNICEF: “En mi música hay mucha cubanía cuando compongo – en la guitarra – y muchos temas al principio son guarachas, sones… Además, mi manera de frasear  tiene que ver mucho con la rumba cubana (…) Jamás tuve la idea de irme de Cuba de una manera definitiva, a pesar de que pasé muchos años fuera de ella (…) Cuba seguirá siendo mi país”.

Galería de Imágenes

Comentarios



Entradas Relacionadas

índice

Anecdotario inconcluso

2 de julio de 2020

|

|

, , , ,

A propósito del centenario del natalicio del autor de “En la calzada de Jesús del Monte”, uno de los imprescindibles de las letras cubanas, ofrecemos una entrevista que le concediera el autor a la Doctora Magda Resik en 1993

Continuar Leyendo >>
IMG_6018 [1600x1200]

La dictadura del videoclip vista por el sociólogo Jon Illescas

14 de febrero de 2020

|

, , , , ,

El doctor español en Sociología Jon Illescas fue el invitado este 14 de febrero al espacio Encuentro Con… donde compartió su visión sobre el videoclip de tipo comercial, entre otros temas de interés

Continuar Leyendo >>
IMG_20200212_163924 (Medium)

Premios Calendarios 2020: nuevos caminos de la literatura cubana

12 de febrero de 2020

|

, , , ,

La sala Nicolás Guillén de la Fortaleza San Carlos de la Cabaña acogió este miércoles 12 de febrero la entrega de estos galardones, concedidos cada año por la Asociación Hermanos Saíz

Continuar Leyendo >>