ribbon

Festival de Cine: Fernando Birri, un señor muy viejo con enorme imaginación (+ Cartelera)

13 de diciembre de 2018

|

|

, , , ,

 

Dos genios de la cultura iberoamericana: Fernando Birri (der.) y Gabriel García Márquez. Foto: Nuevo Cine Latinoamericano.

Dos genios de la cultura iberoamericana: Fernando Birri (der.) y Gabriel García Márquez. Foto: Nuevo Cine Latinoamericano.

 

Bastó a Fernando Birri rodar en 1960 Tire dié junto a los estudiantes de la Escuela Documental de Santa Fe, ciudad donde nació el 13 de marzo de 1925, para que entrara de golpe en la historia del cine iberoamericano. Ese mediometraje denunciador de la infancia abandonada devino antecedente del Nuevo Cine Latinoamericano, un movimiento continental. Pero para entonces, Fernando, luego de incursionar como titiritero y escribir sus primeros poemas, había regresado tras cursar estudios en el Centro Sperimentale di Cinematografía de Roma. A esa ciudad abierta de par en par, lo condujo en peregrinación –como a los cubanos Tomás Gutiérrez Alea y Julio García Espinosa–, el ardoroso aliento del neorrealismo italiano y la prédica de su patriarca: Cesare Zavattini.

Allí acudió también, deseoso de ser director de cine e impregnarse de aquella realidad cruda que las cámaras intentaban aprehender, si bien ya comenzaba su declive, un joven periodista nacido en Aracataca, Colombia: Gabriel García Márquez, quien ya había escrito sus primeros cuentos.

Cuando el Gabo publicó en 1968 su relato Un señor muy viejo con unas alas enormes, Birri ostentaba una barba que se negaba a ser cortada. A ese otro título fundacional del cine latinoamericano: Los inundados (1962), le había seguido un conjunto de cortos documentales en un período que culminó con Buenos días, Buenos Aires (1966). En la sexta edición del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, celebrada en 1984, su largometraje Remitente: Nicaragua (Carta al mundo), recibió el premio Saúl Yelín del Comité de Cineastas de América Latina, del que Fernando era uno de sus miembros fundadores.

La siguiente convocatoria del certamen, donde Gabo inauguró el 4 de diciembre la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano en la Quinta Santa Bárbara, otro largometraje documental realizado por Fernando Birri, coproducido entre Italia, Cuba y España, Mi hijo el Che – un retrato de familia de Don Ernesto Guevara, se alzó con el galardón El Quijote otorgado por la Federación Internacional de Cine Clubes.

 

Fernando Birri, realizador, ensayista y poeta argentino. Fundador de la Escuela Internacional de Cine y Television de San Antonio de los Baños, pronuncia unas palabras durante la ceremonia efectuada el 14 de Diciembre del 2006, en ocasion de celebrarse el XX Aniversario de la Fundacion de ese centro. Foto: Jorge Luis Baños Hernández/ ACN.

Fernando Birri, realizador, ensayista y poeta argentino. Fundador de la Escuela Internacional de Cine y Television de San Antonio de los Baños, pronuncia unas palabras durante la ceremonia efectuada el 14 de diciembre del 2006, en ocasion de celebrarse el XX Aniversario de la Fundacion de ese centro. Foto: Jorge Luis Baños Hernández/ ACN.

 

El 15 de diciembre de 1986, durante la octava edición del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, en la Finca San Tranquilino, a escasos kilómetros del pueblo de San Antonio de los Baños, al suroeste de La Habana, se convirtió en realidad un viejo sueño compartido de los creadores del área por el aporte del gobierno cubano: la inauguración de la Escuela Internacional de Cine y Televisión, bautizada por Birri, su primer director, con el irrepetible nombre de “Centro de producción de la imagen global audiovisual”, destinado a la formación de “cineteleastas”. Pero él no podía conformarse con estar encerrado en una oficina y nunca se negó a las numerosas propuestas de los estudiantes para que actuara en sus cortos.

Dos años más tarde, el ICAIC, unido a una compañía italiana y a la Televisión Española, le permitió materializar un sueño veinteañero: filmar y protagonizar su versión de Un señor muy viejo con unas alas enormes; al fin y al cabo, parecía que ese cuento garciamarquiano fue concebido con su mismísima imagen en la cabeza. Birri halló la locación ideal para el aterrizaje del realismo mágico en las cercanías del Mariel, donde la Elisenda de nuestra Daisy Granados y el Pelayo personificado por el venezolano Asdrúbal Meléndez vieron su vida trastocada súbitamente con la caída de ese ángel que, con los pies sobre la tierra, rechazó la propuesta de George Lucas de realizar los efectos especiales del vuelo en sus instalaciones hollywoodense.

El viernes 7 el documental suizo Historia probable de un ángel. (Auto) retrato del poeta: Fernando Birri, que le dedicó Domenico Lucchini, inauguró el homenaje que el 40 Festival de La Habana, en conjunción con la Escuela de Todos los Mundos, rinde a este hombre que prefería “soñar con los ojos abiertos”.

Justamente este es el título de la exposición abierta en el Pabellón Cuba de caricaturas atesoradas por el Museo del Humor de San Antonio de los Baños, sobre este enredador de sombras que cerró su filmografía con El Fausto criollo (2011) para el que contó con la fotografía de Raúl Pérez Ureta, quien debutó oficialmente como tal en el rodaje de Un señor muy viejo con unas alas enormes.

La exhibición de la copia restaurada de esta cinta –laureada en el Festival de Venecia con el premio Osella de Oro por su hermosísima música, compuesta por José María Vitier sin haber visto una sola imagen de la película–, forma parte de este tributo el sábado 8 en la misma función. El jueves 13 a las 10:00 a.m., la Sala Taganana del Hotel Nacional de Cuba acogerá un panel organizado por su Escuela de San Antonio de los Baños, donde gestara una de sus últimas contribuciones: Za-2005. Lo viejo y lo nuevo (2006), antes de que Eliseo Subiela lo convirtiera en uno de sus personajes en Paisajes devorados (2013). En ese espacio, la institución entregará un premio al Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano.

Estamos convencidos de que Fernando Birri, que proclamó en un manifiesto su anhelo de luchar “por un cine nacional, realista, crítico y popular”, si bien dejó de estar físicamente entre nosotros el 27 de diciembre de 2017, no ha cesado de revolotear sobre esta Isla que le acogió. Ese “gran papá” –como le llamó el Gabo– del movimiento continental que dio origen a este Festival, hasta asoma entre las páginas del número 20 de la revista Nuevo Cine Latinoamericano, que se presenta por estos días.

 

(Tomado del Cubadebate)

Galería de Imágenes

Comentarios



Entradas Relacionadas

03160001.MOV_snapshot_21.59.785 (Medium)

Cuidar la ciudad y su historia

18 de enero de 2019

|

|

, , ,

En la mañana de este viernes el Doctor Eusebio Leal Spengler, sostuvo un encuentro con arquitectos, ingenieros y técnicos de la empresa Restaura y con profesionales de la Dirección de Inversiones de la Oficina del Historiador

Continuar Leyendo >>
1_81

XVI Jornadas Técnicas de Arquitectura Vernácula 2019

18 de enero de 2019

|

, , , , , ,

La Cátedra “Gonzalo de Cárdenas” de Arquitectura Vernácula celebrará sus XVI Jornadas Técnicas del 25 al 28 de marzo de 2019 y conmemorará así los 500 años de fundación de La Habana y los 200 años de la ciudad de Cienfuegos.

Continuar Leyendo >>
IMG_2981

La virtud de la enseñanza

17 de enero de 2019

|

, , , , , ,

Participó el Historiador de la Ciudad de La Habana en la clausura del Festival La Clase, en la Casa de Altos estudios de la capital cubana; evento que busca fortalecer el movimiento de alumnos ayudantes en la enseñanza superior

Continuar Leyendo >>