ribbon

Devueltas obras al patrimonio musical de la Isla

28 de junio de 2013

|

|

, , ,

De hito histórico puede catalogarse el hecho de que se hayan celebrado dos conciertos en la Basílica Menor del Convento de San Francisco de Asís, para estrenar la obra de Cayetano Pagueras y Juan París, músicos catedralicios de Cuba de los siglos XVIII y XIX.

En la Basílica Menor del Convento de San Francisco de Asís, se estrenó la obra de Cayetano Pagueras y Juan París, músicos catedralicios de Cuba de los siglos XVIII y XIX. / Foto Néstor Martí

El segundo, y último, fue este jueves 27 de junio en el que, entre otras piezas, la Camerata Vocal Sine Nomine y la Orquesta del Instituto Superior de Arte (ISA), adjunta al Lyceum Mozartiano, interpretaron la “Misa a cuatro voces en re mayor”, de Pagueras y “Oíd cielos piadosos”, villancico de calenda de Navidad, de París.
Las sonoridades de finales del siglo XVIII y principios del XIX, con la impronta litúrgica de misas y villancicos, representaron un reto, nos aseguró el director de la orquesta José Antonio Méndez. “Ha sido un placer, un honor ser partícipe de este acontecimiento cultural e histórico en Cuba de estrenar esta música. Realmente lo más complicado es encontrarte con piezas nuevas sin un antecedente previo, auditivo, sonoro.
”Tuvimos que crear de la nada, desde la partitura que es lo esencial. Es complicado no tener referente, o algo que te brinde aunque sea poca información, que te guíe como hacerlo. Realmente lo logrado ha sido posible gracias a un trabajo colectivo, de todos los que hemos aportado cómo hacer la música, qué dinámica, articulaciones, fraseo.
”La labor con el coro Sine Nomine y la maestra Leonor Suárez ha sido fácil porque estuvimos siempre en sintonía con todo lo que queríamos musicalmente”.

Foto Néstor Martí

Precisamente, Leonor me decía que había sido muy fácil trabajar contigo, que se sintió muy bien…
Realmente haber tenido una formación de dirección coral en el ISA con la maestra María Felicia Pérez – un honor también haber sido su alumno –, me facilitó las cosas porque dominaba el lenguaje coral y no solo el de la orquesta. Es una herramienta que tengo, que nunca voy a perder y me ha sido muy útil para este proyecto.
En tanto, para Ubail Zamora, de Sine Nomine, tiene una importancia histórica traer de nuevo a la luz este tipo de música, “escrita para voces como las nuestras quizás con una afinación un poquito más baja por el tipo de instrumento que se utilizó; pero la importancia que realmente tiene es trascendental porque ha sido revivir el pasado musical de Cuba”.

Foto Néstor Martí

¿Y el aporte en lo personal…?
Algo muy grande. Siempre todo lo que ha tenido que ver con la música cubana para mí ha sido muy importante, ya sea lo lírico o lo popular. He sido un defensor de nuestra identidad musical. Recuerdo que hace ya unos años se ofrecieron aquí mismo en la Basílica algunas obras que la musicóloga Miriam Escudero había recuperado; pero nunca me imaginé que yo sería uno de los protagonistas de este rescate.
Conozco que para lograr este resultado la preparación fue muy intensa, de alrededor de cuatro meses…
Aunque fue un trabajo de equipo, a mí en lo personal me tocó todo lo que tuvo que ver con la ornamentación de las obras. Estudié mucho; soy profesor de Canto Lírico y siempre he estado muy interesado con todo lo relacionado con la voz desde el comienzo de la ópera, los siglos XVI y XVII.
Ya estamos hablando de obras que son más del estilo galante, que va del preclásico al clasicismo, por lo que he tenido que estudiarme muy bien todo este tipo de ornamentaciones, la forma de la emisión vocal. Como te habrás dado cuenta las obras no son nada fáciles, sobre todo las de París tienen unos solos que son realmente operáticos. Ha sido duro para todos pero sin dudas es también una experiencia magnífica.
Para la Doctora y musicóloga Miriam Escudero, directora del Gabinete de Patrimonio Musical Esteban Salas, se cumplieron todas las expectativas: “Sobre todo, la de enfrentar la interpretación de esta música con el público; o sea, no es lo mismo grabar en un lugar tranquilo, cerrado, donde nadie te observa, que estar ante la mirada de los otros que van a juzgar, y más sin tener un referente exacto de cuál era la música que sonaba en esa época. Tenemos referentes europeos pero no cubanos.
”De Esteban Salas nosotros saltamos directamente a las contradanzas de Saumell y Cervantes. Este era un periodo que estaba sin escuchar, y creo que el público ha estado curioso y ha recibido con beneplácito esta melodía a la que se tendrán que ir acostumbrando poco a poco, porque esto es solo el comienzo, es una primera muestra. Tenemos la intención de que estos conciertos hay que repetirlos, hay que hacerlos con otras músicas; hay mucha partitura que interpretar para recuperar el sonido de la Ilustración, del Clasicismo, que es el sonido de las grandes reformas de los obispos como Espada que promocionaron este tipo de arte musical en La Habana y en Santiago de Cuba.

Foto Néstor Martí

A tu juicio, ¿cómo se imbricaron la orquesta y el coro?
La orquesta es excelente. Son músicos muy buenos, muy profesionales, con un director de lujo, porque José Antonio Méndez, a pesar de su juventud, es magnífico en cuanto al control que ha tenido de todas las obras. Es un joven muy bien formado, lo mismo en la dirección coral que en la orquestal. Una persona que canta, que conoce el medio. Y Leonor, que es la directora de Sine Nomine, realizó toda esa labor que está entre bambalinas: montar las obras, repasarlas hasta que estuvieran listas para que un director como José Antonio Méndez pudiera trabajar orquesta y coro.
Ha sido una faena colectiva de la que estoy muy contenta, porque de otra manera no hubiera sido posible.

Foto Néstor Martí

“Se siente uno como que ha tenido un hijo; es la primera sensación”, aseguró su compañera de investigaciones, la musicóloga Claudia Fallarero. “Se trata de un ciclo que se ha cerrado. Se emociona uno al oír cómo van cogiendo forma esas obras que las intentas hilvanar, pues en los manuscritos están muy dispersas y desencajadas.
”Van cogiendo poco a poco forma a partir de un programa que es frío, digital. Escucharlas con una propuesta muy sólida de interpretación de verdad que es una sensación agradable. Lo han hecho espectacularmente”.
Lo cierto es que las musicólogas Miriam y Claudia llevaron casi 20 años rastreando las obras de ambos compositores, restauradas y así devueltas a la memoria colectiva y al patrimonio musical de la Isla, las cuales se recogen ahora en tres libros.
Se trata de un proyecto en el que también participan instituciones que creen en el valor del arte como embajador de la cultura.

Galería de Imágenes

Comentarios



Entradas Relacionadas

DSC_6049 (Medium)

Tributo musical a La Habana

14 de noviembre de 2021

|

, , , , , , , ,

El Teatro Martí fue testigo de un gran acontecimiento cultural: el estreno mundial de "Habana Concerto", obra de José María Vitier, un regalo al aniversario 502 de la fundación de la otrora Villa de San Cristóbal de La Habana y al centenario del intelectual cubano Cintio Vitier

Continuar Leyendo >>
egrem

Celebra la EGREM la jornada por la Cultura Cubana evocando a los Guerrilleros de hoy

8 de octubre de 2021

|

, ,

A pocas horas del aniversario 54 de la caída en combate del Comandante Ernesto Che Guevara, y dentro de la Jornada por el Día de la Cultura Cubana, la EGREM estrena este viernes 8 de octubre una nueva versión del tema “Canción de Junio para Cantar en Octubre”

Continuar Leyendo >>
DSC_5087 (Medium)

Buen arte: un obsequio para Eusebio Leal Spengler

11 de septiembre de 2021

|

|

, , , , , ,

La inauguración de la muestra “Ante nuestros ojos: Arte y Pandemia” y un concierto de Aldo López Gavilán y Ensemble Vocal Luna fueron el colofón de las actividades por el natalicio del Historiador de la Ciudad

Continuar Leyendo >>