ribbon

Con pinceles restaurar la ciudad

28 de febrero de 2019

|

|

, , , , ,

 

Atardecer crepuscular-Mixta-cartulina-70x100cm web (Medium)

 

La Villa de la Santísima Trinidad, una de las mejores conservadas de América y declarada por la UNESCO, en 1988, Patrimonio Cultural de la Humanidad, acaba de cumplir sus 505 años de fundada. Allí vive y sueña Yudit Vidal, una artista que, entre sus muchos méritos, ha logrado con su arte estrechar un fuerte lazo entre la añeja Trinidad y La Habana, próxima también a sus 500 años.

Yudit Vidal –quien desde hace unos cinco años incorpora la lencería, típica de esa región a su obra– es una de las veinticinco artistas que participa en la exposición A 500 años: La Habana de Martí, en la galería Carmen Montilla, dedicada a homenajear las dos décadas de Habana Radio, la Voz del Patrimonio Cubano.

 

Ángel sumergido es la obra que le regala Yudit Vidal Faife al aniversario 500 de La Habana. (Foto: Frank de la Guardia Rondón)

Ángel sumergido es la obra que le regala Yudit Vidal Faife al aniversario 500 de La Habana. (Foto: Frank de la Guardia Rondón)

 

Con la pintora y dibujante conversamos en exclusiva para el espacio Luces y sombras de Habana Radio, dialogo compartimos en esta páginas electrónicas.

“Nací en Villa Clara, en 1979, pero mi familia se mudó para Sancti Spíritus cuando tenía ocho años y desde entonces vivo en Trinidad. Recuerdo que de pequeña me regalaban muchos libros de colorear y yo tapaba lo que venía impreso en esos textos para hacer mis propios dibujos. Era algo que me encantaba y mis padres, tempranamente, se dieron que tenía cierta inclinación a crear mis propios diseños.

El dibujo es algo que ha estado en mi sentir desde siempre y creo que es un don que uno va desarrollando a medida que pasa el tiempo. Cada suceso en mi vida personal y  todo lo que me rodea, lo intento reflejar en la obra.

Matriculé en la ya desaparecida Escuela de Artes Plásticas Oscar Fernández Morera de Trinidad y en cuanto me gradué comencé a trabajar en el Museo de Arqueología de la ciudad haciendo las funciones de conservadora de las piezas museables que atesora la institución. Estando allí me entero que abrieron la convocatoria para estudiar en el Instituto Superior de Arte, ISA, academia de la que me gradué 2008 en la modalidad de Conservación, Restauración y Museología, especialidad que te dota de un significativo caudal científico y técnico.

 

Yudit Vidal en su taller trinitario

Yudit Vidal en su taller trinitario

 

¿El graduarse del ISA en la especialidad de Restauración y Conservación de Bienes Muebles, le sirvió para la obra posterior?

Esta es una carrera que se creó especialmente para el curso de trabajadores, es decir, el objetivo era preparar a las personas que tuvieran inclinación o que vinieran –como en mi caso– del mundo del arte. Esto fue importante para mí porque la restauración y la conservación te añaden a tu perfil profesional todo un conocimiento científico que es importante. La restauración me fascina, pero la creación artística y mi mundo onírico personal es otra gran pasión que llevo a la par.

El conocer cómo funciona la mezcla de los colores y cómo reaccionan ante los diferentes elementos químicos o determinados productos, es vital porque puedes hacerla duradera, perecedera o no.

Por ejemplo, hacer un grabado en madera en un soporte que tenga la fibra en contra trae como consecuencia que el grabado se deteriora o sale mal. También si se pinta sobre madera y no se utilizan las técnicas tradicionales del temple o la caseína –que sirven para granizar la perdurabilidad de los materiales– la obra se puede echar a perder.

 

 

Todo este conocimiento es básico, fundamental, para darle a la obra el matiz o la impresión que desees en tus cuadros. Igualmente, dominar detalles técnicos puede facilitar la sensación de envejecimiento porque sabemos cómo hacerlo.

 

Hay quienes pueden pensar que el arte solo es inspiración, pero no: el arte tiene un basamento técnico que si los conoces te ahorra muchos caminos e incluso muchos errores…

Para hacer arte hay que investigar porque el estudio te dota de herramientas técnicas. Hay artistas jóvenes que, muchas veces, por desconocimiento piensan que tienen todos los materiales posibles y se lanzan al mundo de la creación haciendo, muchas veces, cosas incorrectas. Esto no debe ser porque, por ejemplo, detrás de una buena abstracción tiene que haber un gran dibujante y las técnicas elementales y tradicionales de la pintura son pilares fundamentales para todo buen artista. Pienso que no se debe alentar el estar en contra de la buena escuela y las bellas artes.

El ser inicialmente restauradora me aportó mucho porque comencé a ver mi ciudad de una manera diferente, incluso en mi primera etapa como artista de la plástica me centré en los paisajes trinitarios: dibujaba una ciudad derruida, muros ajados por el tiempo, pero también empezó a emerger en mí una gran espiritualidad y un arraigado sentido de pertenencia con Trinidad que es muy visceral.

 

¿Cuáles considera que son sus temas recurrentes?

El ser humano es un ente muy diverso y por lo tanto recurrente. La humanidad está plagada de virtudes y defectos y lo erótico es parte de nuestra sexualidad, pero también viene aparejado de una serie de elementos que nos rodean. El tema de la mujer es recurrente, pero el ser humano me interesa desde el yo interno y el yo externo. En cada serie reflejo etapas de mi vida, de lo que me afecta y complace. Todo lo femenino, lo sutil o elegante creo que está en la obra.

 

¿Qué de atractivo puede tener para usted diseñar libros?

La literatura y la música son dos manifestaciones que toda persona con cierto sentido de sensibilidad tiene que llevar dentro. Ambas inspiran e influyen en determinada sensación o estado de ánimo. Cuando leo, suelo imaginar las palabras con formas y delineo los personajes. Amo la literatura para niños e ilustrar es darle imagen a las palabras.

 

La perla de mis ojos (Oleo,collage/Lienzo) 100x80 cm

 

Trabaja por serie. Háblenos de “Identidades míticas”

“Identidades míticas” es una serie en la cual empiezo a hacer retratos del yo interno de las personas; son como caricaturas del yo interior de personajes que recreo, que invento.

Son entes que no existen, son híbridos de un ser humano, mezclado o entre mezclado con seres de otro mundo, incluso, insectos, seres halados, oníricos, individuos que no existen realmente, pero vienen de ese yo interno.

Trato de reflejar los sentimientos, pero son como si fueran retratos: son retratos de esos seres imaginarios que me reinventé para caricaturizar a los hombres de hoy, de mañana y de siempre a través de esos seres que concibo. Intento satirizar el mundo que nos rodeaba y criticar ciertas posturas.

 

¿”Dicotomía temporal”?   

“Dicotomía temporal” es una serie que se basa, sobre todo, en retratos de mujeres y debo aclarar que ninguno de mis personajes existe y que son pura invención. Esas caras las reinvento, las dibujo, las pinto y pueden ser mujeres de otras épocas o actuales: puede ser el retrato de una mujer guerrera, puede ser el retrato de una mujer complaciente, de una mujer ligera o de una mujer que, sencillamente, tiene una actitud fuerte ante la vida. También las madres y ahí me reflejo a mí misma en el hermoso momento de la maternidad y las circunstancias  que tienes que afrontar. “Dicotomía temporal” son dos mitades de un todo, son partes de una misma unidad: la mujer ha tenido que enfrentarse con diferentes problemas sociales y lo más importante, vencerlos.

 

“Esparcimiento anímico” es otra de las series…

“Esparcimiento anímico” es una serie más divertida, más colorida, más ligera. Se trata de hacer manchas de color y dibujar sobre lo que sugiere. Es una serie en la que la imaginación se abre a un mundo de conocimientos; es, simplemente un divertimento entre colores y dibujos, colores y líneas. “Esparcimiento anímico” llegó un momento de mi vida en que necesitaba desprenderme de la academia y provocó un giro de 90 grados en mi creación artística.

 

¿Y “Detalle colonial”?

 

El aguador vigía (Mixta/lienzo) 105x86 cm

 

Surge cuando estaba estudiando en el ISA. Luego de graduarme, tenía muy dentro la mirada del restaurador: quería con pinceles restaurar la ciudad y en ese momento lo necesitaba de manera perentoria. No se pueden obviar los ataques del tiempo y a través de los paisajes trataba de reflejar la Trinidad antigua, la que no existe hoy, pero que  conocía por añejas y antiguas fotografías. Eso es “Detalle colonial”: la añoranza por una restauración que le devolviera a Trinidad su hermosura y belleza.

Por otra parte, quería restaurar la memoria, pero no la memoria real porque ese paisaje nunca va a ser igual, ni va a ser reflejo exacto porque siempre pasa por la mirada del artista que tiene una gran carga de subjetividad.  

 

El Círculo Universal de Embajadores de la Paz radicado en Suiza y Francia, le otorgó el título de Embajadora de la Paz por el proyecto “Seres de diminuta intensidad”. Tengo entendido que es la primera vez que ese reconocimiento se le concede a un artista cubano.

Es un proyecto muy lindo que me ha dado muchas satisfacciones. Nace en Luxemburgo y después tiene continuidad en Trinidad. Fui invitada a Luxemburgo a trabajar durante un mes en un círculo infantil: impartí clases de pintura a niños de cuatro y cinco años. Cuando regresé a mi ciudad, decidí repetir la experiencia en los círculos infantiles de la periferia. Quería incidir en un grupo de niños que, seguramente, serán los futuros cuidadores y preservadores del centro histórico. Después tuvimos varios intercambios culturales entre niños cubanos y de otras regiones del mundo a través del Círculo de Embajadores de la Paz.

 

5691b5e6fcd3 (Medium)

 

En 2011 con “Seres de diminuta intensidad”, tuve el honor de representar a Cuba en el Congreso Internacional de Pedagogía y se expuso el proyecto en el lobby del teatro Karl Marx, de La Habana. Varias de esas obras se utilizaron para ilustrar libros y sirvieron de ambientación de Pabellón Infantil de la Feria Internacional del Libro de La Habana, que se celebra cada año en la Fortaleza de san Carlos de la Cabaña de la capital.

Para este proyecto se crearon esculturas de grandes dimensiones de papie maché; eran sombrillas, helados y aviones que decoramos con mucho color. También sobre los paisajes creados por lo niños, dibujé retratos y esa combinación fue muy interesante.

 

¿Son retratos reales o imaginados?

En este caso son reales e incluso en uno de ellos aparece mi hijo y en otro estoy yo a partir de una fotografía de cuando era niña. Son dibujos y pinturas al acrílico. No utilizo el retrato infantil para sacarlo de su contexto y darle otra visión o lectura, sino que mantengo al niño dentro de su propio mundo y respeto la caligrafía infantil. Son fondos con trazos nerviosos porque a edades tempranas los niños no tienen dominio muscular ni del pulso. Este recurso le confirió al proyecto una gran verosimilitud.

 

“Ente hilos, alas y pinceles” es su más reciente proyecto…

 

obra 2 (Medium)

 

“Entre hilos, alas y pinceles”, nace en 2014 durante los festejos por el Aniversario 500 de la fundación de Trinidad. Se les solicitó a varios artistas trinitarios hacer una obra identitaria de la villa. Fue un reto que me llevo muchas horas de meditación y me propuse hacer algo realmente original, único, distintivo y diferente. Luego de pensar, hurgar, estudiar en la memoria de Trinidad e indagar en la obra de todos los pintores que me han antecedido y que han abordado la ciudad, descubrí que nadie trabajó la lencería desde otro punto de vista. Y ese fue el comienzo, el impulso.

La lencería en Trinidad es típica, al igual que la randa y el deshilado a mano. Hice un paisaje trinitario en un aro gigante, un aro realmente extra dimensionando las medidas del típico un aro de bordar. Tenía un metro 50 centímetros de diámetro y solicité bordar un mantel y sobre el estampé un dibujo de un paisaje. Todo a partir del punto ‘la trinitaria’, que es típico de esta zona.

Según las artesanas el punto ‘la trinitaria’ representa las piedras de las calles y esa pieza llamó mucho la atención e impactó y me dije: ¡caramba!, ese es un novedoso  camino que puedo explotar porque nunca antes a nadie se le había ocurrido. Convoqué  con ayuda de la radio y la televisión del territorio a las artesanas que estuvieran interesadas en formar parte de un proyecto conjunto. Podía, perfectamente, haber encargado un deshilado y, luego, asumirlo como mío, pero eso no me parece ético. Me gusta que la veracidad del trabajo sea auténtica y porque adjudicarme una técnica que no realizo es, a mi entender, un error.

 

obra 4 web (Medium)

 

Quise darle un vuelo más artístico a lo que hasta el momento era utilitario y realizar piezas que pudieran ser expuestas en una galería o en un museo. Les empecé facilitar  a las tejedoras dibujos y a estudiar la técnica porque cada familia en Trinidad tiene el punto que la identifica con un patrón propio. Se trata de un trabajo de cooperación porque considero que las tejedoras son también creadoras.

 

¿Cuál es el hilo conductor que enlaza todas las series?

El artista siempre trata de encontrarse a sí mismo y hallar una técnica que lo caracterice de por vida. En mi caso pienso que el dibujo es un elemento muy fuerte en mi trabajo. El dibujo, como en ningún otro medio de expresión, me hace libre: es el   ímpetu, la fuerza; por lo tanto, el dibujo es algo que me caracteriza y que une a todas esas series.

 

¿Qué lugar ocupa la experimentación?

 

Trabajando esculturas blandas

Trabajando esculturas blandas

 

Pienso que el artista nace con una misión en la vida: transformar las cosas que nos rodean en algo bello y tenemos la capacidad de ver arte donde otras personas no lo aprecian. Si un creador queda complacido con la obra porque le da una satisfacción económica, material, entonces, espiritualmente está muerto. Cada   experimento te nutre y siempre nace una idea nueva. Lo más importante es el proceso de creación  que es íntimo, pero a la vez energético y exuberante. No pudiera vivir sin crear: la vida es corta y siento que tantas ideas en la cabeza no deben morir conmigo, por eso trato de aprovechar mi tiempo al máximo y estoy constantemente creando. Soy muy laboriosa y dedico muchas horas a estar en mi taller: la disciplina es, también, esencial.

 

¿Qué es Trinidad para usted?

Trinidad tiene el mar, la montaña y la historia; es mi fuente inagotable de inspiración. Sinceramente, no pudiera vivir en otra ciudad de Cuba o del mundo. He tenido la dicha de viajar representando el arte cubano y también a la mujer cubana y eso me llena de satisfacción. Siempre regreso y siento la necesidad de tomar este aire que me da la fuerza para continuar. Trinidad posee una naturaleza viva y es una ciudad que conserva un pequeño conjunto arquitectónico que es una joya.

Galería de Imágenes

Comentarios



Yudit Vidal / 28 de febrero de 2019

Agradezco inmensamente la promoción realizada. Gracias Estrella, a todo el colectivo de Habana Radio!!! Nos vemos en breve!!!El abrazo trinitario, Yudit

Entradas Relacionadas

Foto: Alexis Rodríguez

Visita Doña Letizia de España el Centro Histórico habanero

12 de noviembre de 2019

|

|

, , , ,

El Centro Histórico de la otrora Villa de San Cristóbal de La Habana recibió en la mañana de este martes la visita de la Reina de España, Letizia Ortiz, quien acompaña a su esposo Felipe VI, Jefe de Estado español

Continuar Leyendo >>
Presentación del libro “Las primeras villas de Cuba”

Un libro de culto a Cuba

12 de noviembre de 2019

|

, , , ,

En horas de la tarde de este lunes fue presentado en la Casa de la Poesía, en el otrora Palacio del Marqués de Arcos, el libro “Las primeras villas de Cuba”, de la investigadora, historiadora y ensayista Alicia García Santana y el fotógrafo Julio Larramendi

Continuar Leyendo >>
ferrocarril DSC_3654 (Medium)

Museo del Ferrocarril de La Habana abre sus puertas al conocimiento

11 de noviembre de 2019

|

|

, , ,

Luego de tres años de trabajo, este 11 de noviembre se inauguró el Museo del Ferrocarril en la antigua Estación Cristina

Continuar Leyendo >>