ribbon

Altar por el Día de los Muertos: una tradición para celebrar la vida

3 de noviembre de 2015

|

|

, , , , ,

Fotos: Néstor Martí

 

_DSC7427 copy (Small)

 

El 2 de noviembre las calles de México se muestran repletas de ofrendas y fotos de difuntos, caminos de pétalos conducen hasta altares consagrados a quienes dejaron el mundo de los vivos mientras velas encendidas parecen faros que guían el regreso de las almas.
Sin embargo, no sorprende el saber que en Cuba, el olor de los inciensos y el colorido de las flores de cempasúchil también guían a las ánimas, vivas o muertas, a la Casa México: espacio casi mágico que celebra este año su 27 Aniversario con un hermoso Altar por el Día de los Muertos, para festejar por todo lo alto, la vida.

 

_DSC7389 copy (Small)

 

Justo a las 5 de la tarde de este lunes, un público expectante y cada año multiplicado, esperaba con ansias la celebración del Día de los Muertos en nuestro país. Culto que simboliza el fortalecimiento de las relaciones entre la nación azteca y la nuestra, pues es una de las festividades que con mayor fuerza celebran.

El Dr. Javier Villaseñor Alonso, Agregado Cultural de la Embajada de México en Cuba, conversó con nuestra emisora sobre el significado de esta celebración: “En México no vemos a la muerte de una forma trágica. Se vive con festividad, en el recuerdo y en la esperanza”, resumió.

 

_DSC7404 copy (Small)

Dr. Javier Villaseñor Alonso, Agregado Cultural de la Embajada de México en Cuba

 

 

El miembro del cuerpo diplomático explicó que la Casa de México, en conjunto con la Embajada, “celebra todas nuestras fiestas nacionales: el día de la Revolución, de la Independencia, y por supuesto esta, que es la celebración más espiritual que tenemos, y en muchos sentidos, la más simbólica y profunda también. Es una fiesta tan importante que la UNESCO la declaró Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad”.

“El Día de los Muertos tiene características de muchas etnias de nuestro país, es una celebración muy barroca que se desarrolló a partir de la conquista pero en gran medida en el siglo XVII. Hay elementos de sus dos culturas fundacionales: está el incienso español, el copal prehispánico, la flor de cempasúchil que simboliza la luz y el sol que guían a las almas de nuevo a visitar a sus familiares, el día 2 de noviembre”, apuntó.

 

_DSC7431 copy (Small)

 

A partir de la colonización española, y la transculturación de las creencias religiosas de las culturas encontradas, otros países de América Latina celebran esta fecha; pero en la región azteca, el Día de los Muertos cuenta con algunas distinciones que derivan de la influencia prehispánica de las culturas que estaban en Mesoamérica, “principalmente en el centro de México en los Estados de Morelos, Hidalgo, el bajío mexicano, Michoacán. En el sureste del país esta tradición se hace todavía más indígena”, comentó Villaseñor Alonso.

En esta evocación de la muerte, que mezcla la tradición precolombina y la religión católica, abundan las decoraciones con cadenas de papel recortado, las flores y las ofrendas, representación del enlace entre la vida y la muerte, y la hospitalidad con se espera a los seres queridos. Es por eso que a los pies del altar se presentan platos de alimentos, frutas y bebidas en vasijas tradicionales y decoradas.

 

_DSC7418 copy (Small)
Las grandes protagonistas son también las cempasúchiles anaranjadas, conocidas como flores de los 400 pétalos, cuyos ramos, como en México, adornaron el altar cubano y fueron diseminadas por el suelo para, de acuerdo con la costumbre, recordar a los difuntos el camino a casa.

“Es una tradición muy arraigada en nuestro país por sus raíces antiguas, que se remontan a las épocas prehispánicas, quizás a tres mil años, incluso más. Los antiguos mexicanos le rendían culto a los muertos, cuando llegan los españoles esto se fusiona en una nueva festividad, pues ellos tenían la fiesta de los fieles difuntos”, explicó el diplomático. “Es un modo de vivir la Resurrección, según las creencias de la Iglesia Católica. Una forma muy especial de recordar a los seres queridos, de una manera muy particular y diferente a la tradición europea y de otros países de Latinoamérica”.

 

_DSC7455 copy (Small)

 

Para los mexicanos, noviembre está dedicado a rememorar a los que se fueron, a venerarlos en cementerios y plazas públicas, en hogares y avenidas. Otro Día de los Muertos en el que vuelven a combinar el amor por los que han partido con el ingenio, la tradición y la belleza.

En La Habana, la Casa siempre recuerda en su altar a una personalidad de sendos países. En esta ocasión encabezan la ofrenda las imágenes de Germán Valdés, famoso actor, cantante y comediante mexicano, y Ninón Sevilla, bailarina y actriz cinematográfica que aunque de origen cubano, fue una de las principales exponentes del llamando “cine de rumberas” del celuloide mexicano en las décadas de 1940 y 1950.

 

_DSC7383 copy (Small)

Miguel Hernández Montesino, director de la Casa del Benemérito de las Américas Benito Juárez

 

Durante el festejo, Miguel Hernández Montesino, director de la Casa del Benemérito de las Américas Benito Juárez, compartió con los presentes el júbilo que cada año trae esta festividad, pues coincide con la fundación del también museo ubicado en Obra Pía y Mercaderes. Han pasado 27 años desde aquel 1ro. de noviembre de 1988, pero se celebra con el mismo júbilo entre trabajadores, miembros de la comunidad y visitantes.

Este año no faltaron los habituales acordes del guitarrón mexicano, las canciones despechadas y el jolgorio que desatan agrupaciones como el Mariachi Juvenil en cada una de sus presentaciones. Las interpretaciones del Ballet de la Televisión Cubana, y la proyección de materiales audiovisuales de Germán “Tin Tan” Valdés también caracterizaron la velada que se extendió hasta las 8 de la noche.

 

_DSC7460 copy (Small)

 

Presentes en la festividad se encontraban Miguel Barnet, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, y el Héroe de la República de Cuba Fernando González Llort, vicepresidente del Instituto de Amistad con los Pueblos (ICAP), quienes compartieron con los presentes la inauguración del altar del Día de los Muertos, máxima festividad del país azteca, y cuyos ecos de tradición y belleza llegan cada año a La Habana.

 

 

infografia_dxa_muertos.jpg_968992081

Tomado de www.telesurtv.net

Galería de Imágenes

Comentarios



Entradas Relacionadas

72386670_707776916357072_3342175805504487424_n

Cinco años de un Festival

22 de octubre de 2019

|

|

, , , ,

Grandes atractivos trae este año la V Edición del Festival Mozart Habana, que se desarrollará del 25 de octubre al 2 de noviembre en las salas del Centro Histórico de la capital y la Sala White de Matanzas

Continuar Leyendo >>
8B0EDB70-96F1-460F-99D5-C64C6694F3A7 (Medium)

Museo de Naipes y su Baraja 500

22 de octubre de 2019

|

, , , ,

El Museo de Naipes ha presentado el primer juego de cartas conmemorativo de Cuba, la Baraja 500 en homenaje al medio milenio de la Ciudad

Continuar Leyendo >>
APP_Cementerio_05-580x330

Alicia Alonso, tú eres parte del alma invisible de Cuba

21 de octubre de 2019

|

, , ,

Un amigo de la entrañable bailarina fue el encargado de decir las últimas palabras, de dar el último adiós, el Doctor Eusebio Leal Spengler

Continuar Leyendo >>