ribbon

Frutos de una obra intensa y sabia

11 de febrero de 2017

|

|

, , , , , , ,

Fotos: Néstor Martí

 

Imagen1

 

Hijo de mi tiempo y Aeterna sapientia, libros que recogen la oratoria de Eusebio Leal Spengler, Historiador de la Ciudad, fueron presentados este sábado en la calle de Madera del Centro Histórico de la Ciudad, por Ediciones Boloña.

Argel Calcines, editor ejecutivo de la revista Opus Habana, y quien ha ido conformando esta colección– que integran además Poesía y Palabra, Fundada Esperanza, La luz sobre el espejo, Patria Amada y Legado y Memoria , destacó el valor de estas ediciones para guardar la memoria de la intensa obra realizada por este humanista, que ha tenido su expresión en el rescate de La Habana Vieja.

 

“Soy un hijo de mi tiempo, con todos los defectos personales que he tenido y conservo…No me avergüenza decir que soy, fui y seré un autodidacta…”

“Soy un hijo de mi tiempo, con todos los defectos personales que he tenido y conservo…No me avergüenza decir que soy, fui y seré un autodidacta…”

 

En la oratoria del Dr. Eusebio Leal hay ideas recurrentes que han sido pilares en su filosofía de trabajo, como la necesidad de construir el futuro desde el pasado y reconocer a la cultura como eje esencial de todo lo que hace. Su prédica vital y sabia lo singulariza y ha acompañado cuanto ha realizado por más de cincuenta años.

Mario Cremata, director de Ediciones Boloña, dijo que ya se prepara otro libro de Leal, de quien Fina García Marruz dijera: “Cuando lo olviden los hombres, lo recordarán las piedras”.

 

“Fui un hombre de fe, y lo soy; nunca me avergoncé de ello. Pienso que me sirvió no tanto para tener confianza en una vida venidera cuando esta ya casi se acaba, sino me sirvió para defender la libertad de cada persona de creer o no creer”

“Fui un hombre de fe, y lo soy; nunca me avergoncé de ello. Pienso que me sirvió no tanto para tener confianza en una vida venidera cuando esta ya casi se acaba, sino me sirvió para defender la libertad de cada persona de creer o no creer”

 

“Él es una fuente de perpetuo fluir, de luces fosforescentes. Cuidado con su verbo porque puede más que la espada flamígera, convence, arroba, hechiza, como el encantador de serpientes que es […] Ha sabido como nadie conjugar al artista con el constructor, al historiador con el hombre civil de auténtica y pura vocación política”, ha dicho el escritor Miguel Barnet en una preciosa semblanza de Eusebio Leal.

En tanto, Eduardo Torres Cuevas ha expresado: “Deja uno de los más preciados legados en su obra y en su ejemplo. A Eusebio la eterna gratitud de todo cubano de corazón: por lo que dice y por lo que hace”.

 

“He creído siempre que hay que entrar a la historia sin sombrero, con la cabeza descubierta”

“He creído siempre que hay que entrar a la historia sin sombrero, con la cabeza descubierta”

 

Al Historiador de la Ciudad se le entregará, en la tarde de este sábado, en la sala Nicolás Guillén de la fortaleza San Carlos de La Cabaña el Premio Nacional de Ciencias Sociales, que reconoce su trayectoria humanística y de defensa de la cubanía.

Galería de Imágenes

Comentarios



Entradas Relacionadas

sesion-solemne-768x497

Presiden Raúl y Díaz-Canel Sesión Solemne de la Asamblea Provincial del Poder Popular

16 de noviembre de 2019

|

|

, , , , ,

En la mañana de este 16 de noviembre tuvo lugar la primera sesión extraordinaria de la Asamblea Provincial del Poder Popular en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, con la presencia de las máximas autoridades del país

Continuar Leyendo >>
76722730_10213629634929096_1764308875126767616_o

Gran Gala 500 Aniversario en la explanada del Capitolio habanero

16 de noviembre de 2019

|

, , ,

El Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz Canel Bermúdez, asistió a la gran Gala por los cinco siglos de La Habana

Continuar Leyendo >>
DSC_5959 (Medium)

La Habana en 300 instantáneas

16 de noviembre de 2019

|

|

, , , , , ,

Con la presencia del Presidente de la República, Miguel Diaz-Canel Bermúdez, se presentó el libro "Noble Habana", en la calle de Madera del Centro Histórico habanero, un fastuoso regalo de Alejandro Azcuy a la otrora Villa de San Cristóbal en su medio milenio

Continuar Leyendo >>