ribbon

Mañana de adiós y de bienvenida

28 de noviembre de 2016

|

|

, , ,

 

 

El silencio triste de esta mañana de noviembre fue interrumpido cuando, a las 9 de la mañana, salvas de artillería en homenaje a Fidel irrumpieron el éter para llamarnos a la marcha.

Comenzaba la más solemne ceremonia que recuerde en la vida. Todo un pueblo, desde distintos puntos de la capital cubana, se disponía, callada y disciplinadamente, a caminar hasta la base del Monumento a José Martí, en la Plaza de la Revolución, recinto donde al líder de la Revolución Cubana se le da la bienvenida a la gloria eterna.

El pueblo acudía a decir adiós a su líder. Acudía a comprometerse con el concepto de Revolución definido por Fidel. Lágrimas inevitables. Sollozos difíciles de contener. Una mirada fija a la imagen de Fidel en segundos que parecieron horas y que dejaron en nuestra memoria ese compromiso de tenerlo presente para toda la vida.

 

plaza-de-la-revolucion-copia

 

La Plaza, a la que acudimos decenas o cientos de veces para oír a Fidel, para aplaudirlo, para orientarnos en un camino largo, difícil y lleno de dificultades, pero que seguro nos llevaría a la victoria.

Fidel nos convocó a la Plaza para ratificar el compromiso con la obra grande y también para informar al pueblo de reveces esporádicos propios de toda obra humana.

En esta mañana la Plaza se hace más solemne con una gigantografía del Comandante en Jefe, mochila al hombro, listo para emprender nuevos retos, como el que tiene ahora, el de su pueblo que lo tendrá presente cada día, cada hora, cada minuto y por toda la vida.

 

feqw

 

Al Fidel que le rendimos homenaje es ese ser humano excepcional, el vencedor de todas las batallas, el guía, el ético dirigente que siempre estuvo al lado de su pueblo.

Los testimonios de estos días son solo un resumen de cuan intensa ha sido la vida del Comandante en Jefe. Al Fidel que llora el niño de Artemisa que desde que tenía tres años empezó a quererlo, que coleccionó fotos y recuerdos y se propuso, alguna vez en la vida, abrazarlo. Y lo hizo, Fidel lo mandó a buscar, dialogó con él en su casa y lo instó a estudiar mucho para ser un profesional al servicio de la Patria.

Observo en la Plaza, en esta mañana del 28 de noviembre, que hasta la enseña nacional –ahora a media asta– está triste con la pérdida física de quien dignificó los atributos que identifican los más de cien años de lucha de nuestro pueblo. Solo alguna pequeña brisa movía el estandarte.

Así, en sencilla ceremonia, como la preferiría siempre el Jefe de la Revolución, su pueblo abandonaba la Plaza y no pocos, una vez fuera del recinto solemne, se echaron a llorar, dando salida de sus corazones a la emoción contenida por muchos minutos o muchas horas.

Ahora, a continuar la obra. A perfeccionarla. A cumplir con el compromiso firmado de hacer realidad cada día el concepto de Fidel sobre Revolución.

 

583c517ab9870

 

Ha sido una mañana de adiós y de bienvenida, porque Fidel no se ha ido, seguirá siempre junto a su pueblo.

Y su mochila, donde seguramente lleva algún libro, volverá a ser símbolo de ese gran Quijote cubano, latinoamericano y mundial.

Galería de Imágenes

Comentarios



Entradas Relacionadas

asociacion-hermanos-saiz-aniversario-35-1(1)

Ahora y siempre la AHS

18 de octubre de 2021

|

|

, , , ,

Volver sobre las páginas de Fidel y la AHS, cuando la organización arriba a sus 35 años de fundada, resulta una enriquecedora experiencia. Una manera de comprobar la necesidad de mantener viva, inquiera, activa, ahora y siempre a la AHS

Continuar Leyendo >>
Foto: Julio Larramendi

Fidelidad y lealtad

13 de agosto de 2021

|

, , , ,

Este 13 de agosto, aniversario 95 del natalicio de nuestro Comandante Fidel Castro Ruz, quedó inaugurada una casa que lleva el nombre de uno de sus más fieles discípulos y seguidores: Eusebio Leal Spengler

Continuar Leyendo >>
Fidel-Habana-580x439

Eusebio Leal: “Fidel se entregó sin límites a la causa de su patria y tuvo por patria al mundo”

13 de agosto de 2021

|

|

, , ,

Para el Historiador de la Ciudad de La Habana seguir las palabras de Fidel Castro Ruz, que eran compartidas por todo un pueblo, fue más que una sensación y una vivencia, un magisterio

Continuar Leyendo >>