ribbon

Ya ondea en Washington la bandera cubana

20 de julio de 2015

|

,

f0039823WASHINGTON.-Por primera vez en más de medio siglo se escucharon hoy en esta capital las notas del Himno de Bayamo y se izó la bandera de la estrella solitaria para dejar oficialmente reinaugurada la embajada de Cuba en los Estados Unidos.

Los dos países, distanciados desde el 3 de enero de 1961, cuentan con embajadas plenas en sus respectivas capitales desde el primer segundo de este 20 de julio, en cumplimiento de un acuerdo entre los presidentes Barack Obama y Raúl Castro.

Más de medio centenar de personas, franqueados por varias decenas de cadenas de televisión y periodistas acreditados, están presentes en la sede diplomática ubicada en la Calle 16 de Washington para asistir a un evento calificado de histórico.

Ahora esperan escuchar la intervención del ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, quien se convirtió la víspera en el primer canciller de la Isla en efectuar una visita oficial a los Estados Unidos.

Rodríguez Parrilla será recibido por el secretario de Estado, John Kerry, tras el fin de la ceremonia y se espera que ambos efectúen una rueda prensa.

Una treintena de personalidades de la política, la cultura, la juventud, las ciencias, las organizaciones de masa y el deporte de nuestro país viajó a esta capital para unirse al más de medio millar de amigos y personalidades de la política norteamericana que fueron invitados a la ceremonia.

La secretaria asistente para los Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Roberta Jacobson, asiste también al momento en que se materializan más de tres rondas de conversaciones y otros encuentros específicos para pulir los detalles del restablecimiento de relaciones y la apertura de embajadas

La decisión de dar este paso fue anunciada por Obama y Raúl de manera simultánea el pasado 17 de diciembre y el 1 de julio de este año se intercambiaron las cartas que fijaron la fecha oficial para el 20 de julio.

La fecha de la ceremonia de reapertura oficial de la Embajada estadounidense en La Habana está por precisar, pero el Departamento de Estado ha dicho que el secretario John Kerry planea asistir a la cita.

“Este será nuestro último mensaje mandado como Sección de Intereses. Amigos, gracias por ser parte de estos cambios con nosotros. ¡Nos vemos mañana cuando somos embajada!”, fue el mensaje publicado en la noche de ayer en la página oficial de la sede diplomática norteamericana en Facebook.

Entretanto, en Washington, en un acto de profundo simbolismo, además de la reluciente bandera cubana izada en el jardín, en el segundo piso del interior del edificio se expuso la insignia que fue arrida el 3 de enero de 1961 cuando la Casa Blanca cortó sus nexos con La Habana.

El historiador Eusebio Leal contó a la prensa aquí que “fue rescatada por aquel al que le tocó bajarla, un anciano hoy, Héctor García Soto, bisnieto del Mayor General Vicente García y de Brígida Zaldívar, su espora”.

“Habría sido bonito, trascendental que aquella bandera que el 3 de enero de 1961 se arrió aquí fuera ahora izada, pero su estado de conservación no lo permite”, añadió el Historiador de La Habana.

García Soto conservó la bandera, y en un viaje a Cuba, la penúltima vez, la llevó para donarla junto a otros objetos al Museo de Las Tunas, en esa tierra que significó tanto para su familia.

Según los líderes de ambos países, a partir de ahora se abre una etapa más larga y compleja en la que Cuba y Estados Unidos buscarán avanzar en la normalización de sus vínculos.

El principal obstáculo en ese camino sigue siendo el bloqueo económico, pero hay otros temas a tratar como la devolución del territorio ilegalmente ocupado por la Base Naval en Guantánamo, el cese de las transmisiones radiales y televisivas ilegales, la eliminación de los programas dirigidos a promover la subversión y la desestabilización internas, y la compensación al pueblo cubano por los daños humanos y económicos provocados a causa de las políticas de Estados Unidos.

Por la parte estadounidense ha trascendido que el tema de las compensaciones por las nacionalizaciones de propiedades al comienzo de la Revolución es un punto de interés.

 

La sociedad cubana acompaña a su bandera en Washington

f0039811WASHINGTON.—Una representación de la sociedad cubana asiste hoy a la ceremonia para dejar oficialmente inaugurada la Em­bajada de Cuba en Washington.

Una treintena de personalidades de la política, la cultura, la juventud, las ciencias, las organizaciones de masas y el deporte de nuestro país se unirá a más de medio millar de amigos de Cuba para escuchar el Himno Nacional por primera vez en más de medio siglo en esta capital y ver ondear la bandera cubana.

Algunos de ellos ofrecieron declaraciones a la prensa cubana acreditada para cubrir este evento.


EUSEBIO LEAL: NUESTRA BUENA VOLUNTAD ESTÁ PUESTA SOBRE LA MESA

Eusebio Leal contó en Washington la historia de la mítica bandera, que horas antes de la apertura de la embajada, vimos ya colocada en el segundo piso de la misión diplomática cubana y que por su estado de conservación no será izada en el jardín de la casona de la calle 16.  Su historia data del año 1961 cuando al romperse las relaciones diplomáticas, fue arriada del mástil y nunca más volvió a su sitio.

“Habría sido bonito, trascendental que aquella bandera que el 3 de enero de 1961 se arrió aquí fuera ahora izada, pero su estado de conservación no lo permite. Fue rescatada por aquel al que le tocó bajarla, un anciano hoy, Héctor García Soto, bisnieto del Mayor General Vicente García y de Brígida Zaldívar, su esposa”, narró el Historiador de La Habana.

Él conservó la bandera, y en un viaje a Cuba, la penúltima vez, la llevó para donarla junto a otros objetos al Museo de Las Tunas, en esa tierra que significó tanto para su familia.

Héctor, aunque ya no muy bien de salud, entre olvidos y deseos de contar la historia, narró poéticamente aquel día que bajó la bandera que nunca volvió a su sitio hasta hoy.

“Sé que será una gran satisfacción para Héctor, su familia y el pueblo de Las Tunas, que esa bandera esté aquí en Washington”, apuntó Eusebio.

La apertura de la embajada en este país es para él “el reconocimiento de la legitimidad del pueblo cubano y la Revolución misma, negada por muchos años por Estados Unidos”.

“Los métodos hostiles no dieron resultado, por eso comienza una nueva etapa, no quiere decir que la ceremonia de este 20 de julio pone fin al problema, al contrario, abre un capítulo de cosas más profundas y complejas que tratar”, señaló Leal.

“Diría como Martí: ‘en silencio ha tenido que ser y como indirectamente’ porque lo que termina este lunes, comenzó hace mucho tiempo y se ha negociado arduamente. El hecho de que se alce la bandera primero aquí, siendo nosotros los agraviados, los expulsados, los hijos del desierto, y que luego vayan ellos a La Habana, tiene un alto valor simbólico”, aseguró.

“Nuestra buena voluntad está puesta sobre la mesa, y creo también la del presidente Barack Obama, y Raúl lo reconoció así en Panamá”, concluyó.

 

RAMÓN PEZ FERRO: NUESTRO PUEBLO TENÍA RAZÓN

Me siento muy contento de asistir a este momento tan importante para Cuba y Estados Unidos, asegura el asaltante al Cuartel Mon­ca­da y expresidente de la Comisión de Re­laciones Internacionales de la Asamblea Na­cional del Poder Popular.

Este es solo un primer paso pero abre una puerta para discutir problemas mayores como el bloqueo y la devolución del territorio de la ilegal Base Naval de Guantánamo, refiere.

A este punto se llega, añade, después de grandes sacrificios y la muerte de cubanas y cubanos que se han convertido en mártires de la Patria.

Es también un reconocimiento a la resistencia de un país que no cedió a las presiones a pesar de no ser una gran potencia como su rival.

Este restablecimiento le da la razón a nuestro pueblo y confirma que la política anterior era un fracaso.

 

 

SÁNCHEZ-PARODI: VALIÓ LA PENA ESPERAR

Ramón Sánchez-Parodi, exdiplomático cu­bano, regresó a Washington 26 años después de haber salido de este país por última vez; dejaba en ese momento atrás la alta responsabilidad de haber sido el primer jefe de la Sección de Intereses de Cuba en Estados Unidos luego de la apertura de esta el primero de septiembre de 1977.

“Es impactante volver, sobre todo al recordar a los compañeros con los que compartimos por 12 años de trabajo intenso en una tarea que nos dio la Revolución aquí, siempre con Fidel como guía bien de cerca”.

Parodi aseguró que siempre estuvo confiado en que este momento de abrir la embajada llegaría. “Pasaron varias décadas, pero realmente valió la pena porque Estados Unidos ha reconocido la resistencia del pueblo cubano y ahora entramos en un escenario distinto en las relaciones bilaterales”, apuntó.

El exdiplomático cubano subrayó que ahora habrá que hacer lo mismo que Cuba ha hecho durante cinco décadas, “perseverar, mantener el mensaje, la esencia de la Re­volución y por ahí vamos a ir caminando en este sendero largo, difícil, pero creo en este pro­ceso que comenzó el 17 de diciembre y que es irreversible”, concluyó.

 

 

KCHO: ESTE ES UN LOGRO DE FIDEL

El restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos es también un logro de Fidel, que hizo una revolución y no murió crucificado, sino que está vivo y expectante si­guiéndolo todo, dijo el artista y diputado Ale­xis Leiva Machado (Kcho).

El nuestro es un pueblo amado, querido y respetado en el mundo gracias a Fidel y Raúl, que inspirados en Martí hicieron una Re­vo­lución para hacer lo que nadie ha hecho.

“Cuba no hubiera logrado lo que ha logrado sin la Revolución”, dice Kacho y recuerda el reconocimiento reciente en la OMS de que nuestro país es el primero en el mundo en cortar la transmisión del VIH y la sífilis de madre a hijo.
El enemigo reconoció que se había equivocado. Es un triunfo de más de 50 años de la Revolución que es el pueblo.

 

SILVIO RODRÍGUEZ: LA HISTORIA NO SE PUEDE OLVIDAR

Lo que viene entre Cuba y Estados Unidos tiene que ser mejor, afirma Silvio Rodríguez, el autor de El Necio y Canción del elegido.
“Siempre vale la pena defender lo que uno cree”, responde ante una pregunta sobre la resistencia del pueblo cubano durante más de 54 años.

“Yo le canto a la política a mi manera, pero a veces las palabras quedan puestas de una manera que no expresan todo lo que uno quiere decir”.

Ser definitivo en una situación como esta sería petulante, pero humanamente espero que sea para mejor, pero siempre me mantengo al tanto, afirma.

“La historia no se puede olvidar y está ahí para enseñarnos”

 

MIGUEL BARNET: EL RENCOR ES NOCIVO Y ESTERIL

Los cubanos no podemos olvidar nuestro pasado pero los pueblos no deben guardar un rencor que es estéril y nocivo, refiere el pre­sidente de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba, Miguel Barnet.

El pueblo cubano es el héroe de esta batalla ganada. Asimismo, los presidentes de Cuba y Estados Unidos han sido transparentes y va­lientes para dar estos pasos.

Tenemos la suerte de contar con Raúl, que bri­lló en la Cumbre de Panamá  en su en­cuen­tro con Obama.

Es absurdo, añade, que estando tan cerca, y en la era de Internet y el ADN, nos demos la espalda.

“Hemos sufrido mucho, pero soy optimista”.

 

YUNIDIS CASTILLO: MEJORAMOS LA TÉCNICA Y ALGUNAS DEFICIENCIAS

Si las relaciones entre Cuba y Estados Unidos fueran una competencia de atletismo, la campeona mundial paralímpica Yunidis Castillo considera que se ha mejorado algo en la técnica y pulido algunas deficiencias, pero es importante resolver el problema de fondo para que los dos países resulten vencedores.

El problema de fondo es el bloqueo, dijo Yunidis y se mostró confiada de que esto se pudiera lograr a partir de los pasos que están dando ambos gobiernos, aunque la decisión final está en manos del Congreso de Estados Unidos.

“Volver a ver ondear aquí nuestra bandera es algo especial y una victoria para nuestro pueblo”.
Me siento orgullosa de poder poner en alto el nombre de Cuba también fuera de las pistas de carrera, asegura esta multimedallista pa­ralím­pica.

 

PHIL PETERS: HEMOS PERDIDO MUCHO TIEMPO

Hemos perdido mucho tiempo pero el restablecimiento de relaciones puede abrir un camino para abordar los temas más complejos entre Cuba y Estados Unidos, asegura Phil Peters, académico estadounidense vinculado con Cuba y quien será uno de los invitados a la ceremonia de hoy.

Las embajadas no solo sirven para abordar los temas en los que los países están de acuerdo, sino también en los que divergen, añade.

“Ahora podemos tratar esos asuntos en la manera en que se debe y en el camino adecuado”.

Resulta importante que los pueblos y gobiernos de ambos países aprovechen esta oportunidad para construir una relación más fuerte para evitar un paso atrás, en caso de que una administración no favorable al acercamiento llegue a la Casa Blanca.

 

Tomado de Granma

Galería de Imágenes

Comentarios



Entradas Relacionadas

portada

A Fidel, el regalo de la continuidad

13 de agosto de 2020

|

|

, ,

Me resulta difícil acertar cuál debía ser el regalo que escogería para hacer a Fidel en su cumpleaños. Pero, no tuve dudas al decidir que al Comandante le agradaría sobremanera saber que su pueblo, su país, y fundamentalmente sus jóvenes, han hecho suya la conciencia de la continuidad

Continuar Leyendo >>
obituario_fotograma

La fortuna de ser Fidel

13 de agosto de 2020

|

|

, ,

En ocasión del aniversario 94 del natalicio del Comandante en Jefe, una mirada a algunos libros relacionados con su acción y pensamiento

Continuar Leyendo >>
z-enriqueta-favez-estatua

Develan en La Habana estatua de Enriqueta Favez, del escultor José Villa Soberón

12 de agosto de 2020

|

, , ,

A más de un año de publicadas las primeras imágenes del proyecto, ya es un hecho el emplazamiento en La Habana de una estatua de la suiza Enriqueta Favez, obra del escultor cubano José Villa Soberón

Continuar Leyendo >>