ribbon

Proyecto Juana Moreno: rescate de una tradición

14 de noviembre de 2013

|

, , ,

 

Por Milena Céspedes Milán

 
Dedicado a la memoria viva y tangible de una inolvidable mujer bayamesa prolifera en la Ciudad Monumento Nacional el emblemático proyecto cultural comunitario: Juana Moreno, dedicado al rescate de la tradición manual surgida en la Segunda Villa fundada en Cuba.

Ciudad de Bayamo / Foto Alexis Rodríguez

Descendiente de india y esclavo y nacida en la Ciudad de Bayamo el 24 de junio de 1850, Juana Moreno de Dios se unió a un negro mambí en matrimonio y marchó a la manigua redentora en labores de enfermera y cocinera. Una vez concluida la guerra y su esposo muerto, regresa a Bayamo donde comienza a trabajar en labores domésticas para poder sustentar a sus dos hijos.

Cuenta la historia traída al presente a través de diversas generaciones que Juana Moreno, en plena celebración del Día de Reyes y con el propósito de ganar dinero, confeccionó una muñequita de trapo y la nombró “Muñeca de Reyes”. Las armaba con sumo cuidado y dedicación, las montaba en un palo de win de caña y las ataviaba con faldas anchas y turbantes. El color simbólico de la piel: negro. Sentido homenaje a su raza sufrida y humillada por siglos.

La singular belleza de estas muñecas se volvió popular en la ciudad y un poco más allá de sus fronteras. La tradición la continuó su hija Magdalena quien además de las muñecas se dedicó a confeccionar empanadillas de maíz, rosquitas, café, buñuelos, entre otros gustados dulces y platos tradicionales de la villa.

Mujer querida y respetada por su pueblo en sus más de 100 años de existencia, Juana Moreno de Dios sirvió de ejemplo a otras mujeres que, en igualdad de raza y condición social, hicieron del arte tradición. Humildad que las nuevas generaciones de bayamesas defienden con vehemencia y devoción.

Fallecida el 10 de marzo de 1960 a la edad de 110 años, Juana Moreno jamás vio su nombre en crónicas sociales o reconocimientos por sus aportes callados y significativos a la más auténtica tradición bayamesa. Su vida se multiplicó en mujeres negras como ella: Má Sabina, Lola La Tejedora, Cacha Pita, Nona Ante…. mujeres creadoras que desde la magia de su amada ciudad sustentaban las fiestas tradicionales de Bayamo.

A Juana Moreno de Dios, creadora de la conocida Muñeca Bayamesa y a todas las que como ella no perdieron el amor a la creación a pesar de lo abrupto del tiempo y los sentidos, se dedica un Proyecto Socio Cultural Comunitario que desarrolla, socializa y defiende lo más autóctono de nuestras tradiciones.

 

Un proyecto que crece bajo el amparo de una añeja ciudad

El “Proyecto socio cultural Juana moreno: rescate de una tradición” es un espacio real de encuentro y relaciones humanas para el desarrollo de acciones encaminadas al rescate de la cultura tradicional de la segunda villa fundada en Cuba.

Proyecto Juana Moreno

Su propósito es mantener viva desde la memoria colectiva, rasgos, elementos y características particulares de la cultura en la región, desde la formación de valores culturales y espirituales en sus integrantes.

Tiene su desarrollo en la sede de la UNEAC en Granma, ubicada en el centro histórico de la Ciudad de Bayamo y conocido como el Reparto San Juan- El Cristo. Por tanto sus miembros viven, principalmente, en esta zona geográfica.

Reúne en su membresía cerca de 50 mujeres entre jubiladas, amas de casa y trabajadoras, quienes se insertan al proyecto a través de los talleres que éste desarrolla. Trabaja intensamente, como política de sostenibilidad, por la incorporación de jóvenes muchachas, algunas de ellas nietas y sobrinas de los miembros más antiguas del proyecto.
Creado por idea de la bayamesa Adria Luz Muñoz Maceo con el objetivo de rescatar las tradiciones manuales locales y mantener vivos, desde la memoria colectiva, los rasgos y características particulares de la cultura en esta región oriental, el Juana Moreno va más allá; se ha convertido en un socializador de los elementos identitarios de Bayamo.
Cuenta la protagonista que ella junto a otras mujeres comenzaron a reunirse el primer domingo de cada mes en la sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en Granma, para intercambiar conocimientos sobre la realización de diferentes manualidades.

Se hacían pequeñas exposiciones y se impartían conferencias de historia, de pintura, de música y de las artes en general, era un espacio de confluencia para mujeres, muchas de ellas jubiladas, a la vez, surgió la idea de que cada una enseñara lo que conocía.

Luego se incorporaron otras señoras interesadas en conocer, y en dar la primera puntada, en aprender a tejer o a bordar  se integraron al proyecto y ahí empieza el gran trabajo en todos los consejos populares bayameses e incluso en otros municipios granmenses como Buey Arriba y Jiguaní.

Este proyecto también ayuda a la inserción social de amas de casa y jubiladas, quienes encontraron en él un espacio de encuentro, socialización y relaciones humanas para el desarrollo de acciones encaminadas al rescate de la cultura tradicional.

Según Adria Luz Muñoz Cedeño, muchas féminas se insertaban en el proyecto Juana Moreno para aprender, pero a la vez  en sus casas impartían talleres a sus familiares, vecinas  y amigas, en tanto otras, comenzaron a intercambiar conocimientos en las escuelas de su consejo popular.

Inicialmente las integrantes del Juana Moreno elaboraban juguetes y enseres para el hogar, con recursos propios que se donaban fundamentalmente a los hospitales infantiles de la provincia. En ocasiones por el día de los niños se hacían obsequios de muñecos para pacientes de la salas de oncología y de hematología infantil y para la Casa de Niños sin Amparo Filial.

Miembros del proyecto participan activamente en exposiciones colectivas, en actividades de relevancia en  la provincia, a la vez que han obtenido premios y reconocimientos en eventos y concursos provinciales y regionales, entre los que destaca el Premio Especial Nacional de género por el CIERIC – UNEAC en la XI edición del taller nacional de intercambio de experiencias “Proyectos novedosos, participativo y sustentables”.

Vale resaltar que este grupo prioriza su labor en los consejos populares y  se propone dar a conocer a las nuevas generaciones una tradición casi perdida, la muñeca de reyes totalmente hecha a mano, que regalaban los jóvenes en el siglo XIX para cortejar a las damiselas, así como otros elementos que identifican a Bayamo.

Galería de Imágenes

Comentarios



Entradas Relacionadas

bdr

Oficina del Historiador celebra Día de la Cultura Nacional

20 de octubre de 2021

|

, , , , , ,

Motivados por la historia, la memoria y la cultura, los trabajadores de la Oficina del Historiador de Ciudad de La Habana festejaron el día de la Cultura Cubana como fieles protagonistas de la obra de Eusebio Leal y de lo más auténtico del pensamiento cubano del siglo XIX y XX.

Continuar Leyendo >>
José Adrián Vitier explica a Dulce María Buergo y Michael Gonzales proyecto de encuadernación de libros de Vitier

Creatividad y originalidad en taller de encuadernación artesanal

18 de octubre de 2021

|

, , , , , , , ,

Con el ánimo de rescatar la tradición en el oficio de la encuadernación artesanal fue inaugurado un espacio-taller para el quehacer profesional de dicha actividad, en el inmueble ubicado en la calle Lamparilla No. 65 de La Habana Vieja

Continuar Leyendo >>
IMG_20211008_095040672_HDR_copy_747x560

Comienza Jornada por aniversario de apertura del Museo de la Ciudad

8 de octubre de 2021

|

, , , ,

Como parte de la jornada por el aniversario de la inauguración del Museo de la Ciudad, que comenzó este viernes, un grupo de jóvenes de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana (OHCH) visitaron sus salas transitorias para conocer más sobre su historia y simbolismo

Continuar Leyendo >>