ribbon

Los museos: raigales enseñanzas para el mejoramiento humano

20 de mayo de 2014

|

|

, ,

“Los pueblos son como los árboles, que no los conoce bien ni sabe de los injertos que les puedan convenir o dañar, sino quien los conoce desde las raíces”.

CAPITANES GENERALES1159 (6) (Small)

Museo de los Capitanes Generales / Foto Alexis Rodríguez

Constante preocupación en la prédica martiana es la necesidad ineludible de conocer lo raigal para trazar las prioridades del presente y precisar el rumbo hacia las realizaciones venideras.
Es reiterada lógica de escritores y oradores la convocatoria a conocer de dónde venimos para estar en condiciones de saber quiénes somos y qué pretendemos ser en el futuro.
Beber del pasado es fuente nutricia indispensable para niños, adolescentes y jóvenes; noveles generaciones encargadas de emprender los retos del presente y diseñar con tino el mundo por venir.
Junto a la familia, la escuela, las organizaciones y la comunidad toda, rol importante corresponde a los museos en esta legítima aspiración de la raza humana. Ellos atesoran, como sagradas reliquias, objetos y documentos que constituyen verdaderos tesoros para enriquecer los conocimientos sobre la obra de nuestros predecesores en las infinitas vertientes de la creación.

Museo de los Capitanes Generales / Foto Alexis Rodríguez

Museo de los Capitanes Generales. Sala de las banderas / Foto Alexis Rodríguez

La historia de la humanidad, junto a la de la Patria y la de nuestro entorno más inmediato; el devenir de la naturaleza que engalana al planeta Tierra y que debemos preservar saludable  para quienes tienen el derecho de habitarlo en tiempos posteriores;  la evolución experimentada por las artes y las letras desde que los primeros pobladores del universo comenzaron a pensar en la utilidad de la belleza; el progresivo desarrollo de la industria y los medios indispensables para la vida; la trayectoria ascendente de la investigación científica en aras del engrandecimiento de la calidad de vida, encuentran su espacio ideal y vital en las instituciones encargadas de velar por la conservación del patrimonio y la promoción perenne de ese valioso legado.
Preciso es que los padres, maestros, instructores, autoridades encargadas de cuidar el desenvolvimiento sano – físico y espiritual – de los ciudadanos de ahora y de sus continuadores,  abracen la opción de programar visitas a los museos como práctica cotidiana;  iniciativa  más aprovechada en tiempos precedentes y lamentablemente relegada en la contemporaneidad.
Por supuesto, existen notorias y loables excepciones en esta carencia – como evidencia la obra fructífera y continuada en el centro histórico habanero – las cuales deben ser experiencia y paradigma para toda la Nación.
Aspiramos a forjar una sociedad culta y eficiente en todos los sentidos.

Museo de los Capitanes Generales / Foto Alexis Rodríguez

Museo de los Capitanes Generales / Foto Alexis Rodríguez

Justo es destacar los esfuerzos que se emprenden en este propósito, pero válido es reconocer que aún queda un inmenso tramo por desbrozar. Resulta imperiosa la adopción de medidas – preventivas y represivas – que cierren el paso a la mediocridad, la banalidad, la violencia y las malas costumbres en la proyección de muchos ciudadanos ante la vida y sus semejantes. Constituye éste un reto de insoslayable atención para garantizar el futuro próspero, sostenible y culto al que dirigimos nuestras miradas y acciones.
En este complejo combate por el rescate de valores esenciales distintivos del cubano, el papel de los museos y demás instituciones encargadas de custodiar y difundir lo más significativo del acontecer histórico nacional y universal,  deviene primordial.  En sus salas y colecciones hallamos un crisol de enseñanzas y virtudes; antídotos de elevada eficacia contra la ignorancia y el deterioro moral y espiritual.
Sus especialistas y trabajadores, celosos guardianes de la cultura, merecen el respeto, el apoyo y el reconocimiento  de la sociedad en su conjunto y, particularmente, de quienes tenemos el deber de ser implacables defensores y cómplices de cada accionar en beneficio del mejoramiento humano; batalla  a la que José Martí nos convida para todos los tiempos.

Galería de Imágenes

Comentarios



Entradas Relacionadas

DSC_0045 (Medium)

Rutas y Andares: la voluntad de trazar nuevos caminos

23 de agosto de 2019

|

|

, , , , ,

Con la presencia del Doctor Eusebio Leal Spengler, tuvo lugar en el Teatro Martí la clausura de este programa de verano de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, al cual asistieron más de 16 mil personas en 2019

Continuar Leyendo >>
IMG-20190822-WA0025

Magda Resik: “Todo lo que hago es con amor”

23 de agosto de 2019

|

|

, , ,

El más reciente “Encuentro con...” fue un pretexto para homenajear a este mujer, que se convirtió de entrevistadora en entrevistada, justo en la coincidente fecha del 22 de agosto: Día de la Radio Cubana y Aniversario 58 de la UNEAC

Continuar Leyendo >>
portada (Medium)

El mejor homenaje a Emilio Roig: amar a La Habana

22 de agosto de 2019

|

|

, , , ,

Como cada año la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana evocó, mediante su tradicional acto, el aniversario 130 del natalicio de quien fuera el primer historiador de la capital cubana

Continuar Leyendo >>