ribbon

Víctor Casaus: Un poeta, y más

8 de septiembre de 2016

|

|

, , , , , ,

 

IMG_20160908_173406 (Medium)

 

“Un hombre que no solo se ha conformado con su condición de poeta, de escritor, de periodista, sino que también ha sido un incansable promotor cultural”. De esta forma presentó la periodista Magda Resik a su último invitado de esta temporada de verano del espacio “Encuentro con…”, organizado por la Asociación Hermanos Saíz.

El Salón de Mayo del Pabellón Cuba acogió a varios interesados en la vida y obra de Víctor Casaus, sin dudas alguien que pertenece a una generación de intelectuales ya imprescindibles dentro de la cultura nacional.

Por ahí se inició el diálogo, por su inclinación por el arte y su pertenencia a esa generación que el actual director del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau llamó “los poetas del Caimán”, refiriéndose a aquel momento iniciático de “El Caimán Barbudo”, publicación en la que un grupo de “muchachos” (mencionar nombres como Wichy Nogueras y Guillermo Rodríguez Rivera fue recurrente) “habló de la Revolución desde la Revolución”.

Es por eso, y por las posibilidades que le brindó, que Resik calificó al también cineasta como “hijo de la Revolución”, pues este proceso transformador de la sociedad le abrió el camino para obtener un gran bagaje cultural. “Escribí mis primeros poemas en la primaria – sentenció Casaus –, luego llegó el momento de asumir esa escritura de forma más seria”.

En su camino de búsqueda, Casaus contó que luego de dejar el bachillerato, pues tenía que ayudar económicamente a su familia, y pasar por varias labores (entre ellas el Ayuntamiento de La Habana, donde conoció a Eusebio Leal), envió unos poemas a la revista “Mella”. Un giro inesperado le acercó al periodismo, ya que le ofrecieron trabajo en esa publicación. Eso le permitió “estar más cerca de un terreno que apreciaba más y con el cual se sentía más identificado”.

Para Casaus, el periodismo es una forma de necesidad de expresión que le produce gran satisfacción. Para él, en esta elección, tuvo que ver la influencia de Pablo de la Torriente Brau. Confesó que cuando lo leyó se hizo dos preguntas: ¿Así que se puede ser escritor de esta manera, tan audaz en el lenguaje, tan libre en sus textos? ¿Así que se puede ser revolucionario de esta manera, con esa audacia, esa necesidad de analizar las cosas con nuestros propios criterios, con bases revolucionarias, marxistas? Sin dudarlo, para él las dos respuestas fueron positivas.

La anfitriona del “Encuentro con…” no perdió la oportunidad para lanzar la reflexión de que Víctor Casaus se considera sobre todo un poeta, como él mismo ha expresado. Varias ideas sustentaron esta afirmación: “La poesía tiene una latitud mayor que otros géneros que son más puntuales. Es más abarcadora, con más posibilidades de amplitud. Es el sumum de la creación artística”.

 

IMG_20160908_173431 (Medium)

 

Y de la poesía el diálogo saltó – o más bien fue una transición – a la trova. Resik formuló una pregunta más que necesaria, pues es un tema muy vinculado al Centro Pablo: ¿qué es la trova para Víctor? “Ambas tienen puntos en común – apuntó el entrevistado –, intereses culturales y políticos, de pensamiento (…) En mi generación unos cantaban, otros escribían. Estos últimos habíamos perdido la guitarra en un recoveco de la historia, y seguimos”.

En un instante bien especial, se evocó la visita de Fidel Castro en cierta ocasión al Centro Pablo, con motivo de un concierto de jóvenes trovadores. Víctor Casaus recordó la manera en que se produjo el encuentro, de una forma totalmente fortuita, casual y por tanto generosa. “El Comandante escuchó a los trovadores y después dialogó con ellos, totalmente informal. Fue un momento memorable, histórico, afectivo en la historia del Centro”, señaló.

Pregunta final, y necesaria: Cuba, ¿cómo se la representa Víctor y cómo se la trasmite a los jóvenes? Una respuesta esperada y certera: para Casaus, con todos los matices de que está llena la vida, para él es un deseo que se pueda terminar de construir este proyecto que tiene más de 50 años y que ha pasado por la época de los 60, aquellos iniciáticos instantes de la epopeya revolucionaria; que transitó por los 70 con los momentos grises que vivió la cultura; y por la década del 80 con la rectificación de esos errores; y después, los difíciles 90 cuya repercusión llega hasta nuestros días.

Otros temas como los 20 años del Centro Pablo y su amplio trabajo de divulgación y promoción del arte joven en la Isla (en la trova, el diseño, el arte digital); su vinculación con el cine y su obra como cineasta; su amistad con grandes intelectuales, fueron abordados por Casaus, luego de la invitación y las preguntas del público.

Galería de Imágenes

Comentarios



Entradas Relacionadas

castillo atarés 0 (Medium)

“Sumar y multiplicar esfuerzos para la preservación de la ciudad”

14 de noviembre de 2019

|

|

, , , , ,

Un sueño largamente acariciado: la inauguración del emblemático Castillo de Atarés, que contó con las palabras del Doctor Eusebio Leal Spengler, Historiador de la Ciudad; un regalo por los 500 años de la capital cubana

Continuar Leyendo >>
centro de diseño

Patrimonio renovado en el Centro Histórico

14 de noviembre de 2019

|

|

, , , ,

Desde este jueves 14 de noviembre, dos nuevas obras se suman a las ya inauguradas para celebrar los 500 años de La Habana: el centro dedicado a la Formación para la Restauración y el Diseño Taller Roberto Gottardi y el Taller de Encuadernación

Continuar Leyendo >>
portada ok

Reyes de España entregan a Leal Spengler Orden Carlos III

13 de noviembre de 2019

|

|

, , , , ,

En el Salón de los espejos del Museo, el rey Felipe VI condecoró al Doctor Eusebio Leal Spengler con la Gran Cruz de la Real y Distinguida Orden Española de Carlos III

Continuar Leyendo >>