ribbon

Una joya habanera con tejas verdes

21 de mayo de 2019

|

|

, , ,

 

 

La Casa de las Tejas Verdes forma parte de un conjunto de edificaciones e instituciones restauradas por la Oficina del Historiador de la ciudad de La Habana a lo largo de su meritoria labor en aras de la preservación del patrimonio de la Nación Cubana.

Se trata de una bella casona ubicada a la entrada de la Quinta Avenida, en el elegante reparto habanero de Miramar.

 

Su historia

 

20190123_103909 (Medium)

 

Este inmueble, de elevado valor arquitectónico, fue concebido por el arquitecto, ingeniero y proyectista Jorge Luís Echarte Mazorra –también autor del Anfiteatro de la Avenida del Puerto– a solicitud de Alberto de Armas; acaudalado personaje distinguido por haber sido mayordomo del Palacio Presidencial durante el mandato de Mario García Menocal.

De Armas contrató, en 1925, a Echarte para la ejecución de la obra, concluida apenas 10 meses después, en el año 1926. Posteriormente, en 1943, la casa fue vendida a la compañía inversionista Jarpe S.A. Más adelante, esta entidad la adjudicó a la señorita Luisa Catalina Rodríguez Faxas, quien varios años más tarde contrajo matrimonio con el Doctor Mario Cabrera, abogado y escritor fallecido a finales de la década de los años 50 del siglo XX. Transcurrido un tiempo, Luisa emprendió nuevas nupcias con el reconocido oftalmólogo Pedro Echevarria; matrimonio disuelto en breve lapso.

En 1999, Luisa Rodríguez Faxas falleció, y la casa quedó en poder de Marisabel, su sobrina política. Al morir la heredera, poco tiempo después, la casa pasó a manos del estado cubano.

 

Características del inmueble

 

 

La edificación, una de las mansiones más atractivas y suntuosas de la ciudad, contó originalmente con tres plantas, ventanas tipo buhardilla, una torrecilla en forma de cono e inclinados techos de tejas de color verde, las cuales le proporcionaron la singularidad que exhibe hasta nuestros días.

La singular residencia fue construida de mampostería, con paredes de ladrillos y pisos de mármol. En el primer piso contaba con un portal corrido con tres frentes, jardín, sala, un hall de entrada, comedor, un salón biblioteca, baño, cocina, pantry, un garaje en el sótano, un lavadero y un cuarto de servicio.

 

Exif_JPEG_420

 

El segundo nivel poseía un hall, cinco cuartos, tres baños y cuatro closets. La tercera planta, destinada al uso de los sirvientes, estaba provista de un vestíbulo, una habitación familiar con su cuarto de baño, y tres cuartos personales que compartían el otro baño.

Todas las plantas se relacionaban entre sí por una escalera en forma de caracol. Los pisos principales se conectaban a través de una escalera de forma helicoidal enchapada con piezas de mármol de Carrara y baranda de hierro con pasamanos de madera.

 

Su restauración

En el año 2005, la Oficina del Historiador de la ciudad de La Habana comienza un proceso de restauración del inmueble con el objetivo de devolverle su original esplendor; labor que se extendería hasta el 2009. La intervención estuvo a cargo de los arquitectos Lina Alba, Ernesto Pérez y Abiel San Miguel.

 

Exif_JPEG_420

 

El proyecto incluyó la rehabilitación de los muros con la misma técnica constructiva y reprodujo exactamente los diseños de carpintería, herraje y decoración en yeso.

Los interiores están diseñados con variadas obras de arte –pinturas, fotografías, esculturas y valiosas piezas de cerámica -elaboradas por reconocidos creadores, y en ellos se combinan armónicamente el mobiliario contemporáneo con elementos del pasado.

 

Exif_JPEG_420

 

Por su parte, el ático fue transformado y destinado a Sala de Conferencias y de Navegación. También los jardines fueron ornamentados a partir de un proyecto de paisajismo que exhibe esculturas e instalaciones.

El proceso de recuperación de esta emblemática obra arquitectónica fue merecedor del Premio Nacional de Restauración del año 2010, otorgado por el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural. El reconocimiento fue resultado de la labor profesional y la pasión de un numeroso grupo de arquitectos, proyectistas, diseñadores, artistas y constructores.

 

20190123_103901 (Medium)

 

La Casa de las Tejas Verdes abrió sus instalaciones al público a finales del año 2010 como Centro Promotor para la Arquitectura Moderna y Contemporánea, el Urbanismo y el Diseño Interior.
Actualmente, en ella se desarrollan conferencias, exposiciones, talleres y visitas dirigidas previa reservación.

Galería de Imágenes

Comentarios



Entradas Relacionadas

DSC_0045 (Medium)

Rutas y Andares: la voluntad de trazar nuevos caminos

23 de agosto de 2019

|

|

, , , , ,

Con la presencia del Doctor Eusebio Leal Spengler, tuvo lugar en el Teatro Martí la clausura de este programa de verano de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, al cual asistieron más de 16 mil personas en 2019

Continuar Leyendo >>
IMG-20190822-WA0025

Magda Resik: “Todo lo que hago es con amor”

23 de agosto de 2019

|

|

, , ,

El más reciente “Encuentro con...” fue un pretexto para homenajear a este mujer, que se convirtió de entrevistadora en entrevistada, justo en la coincidente fecha del 22 de agosto: Día de la Radio Cubana y Aniversario 58 de la UNEAC

Continuar Leyendo >>
portada (Medium)

El mejor homenaje a Emilio Roig: amar a La Habana

22 de agosto de 2019

|

|

, , , ,

Como cada año la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana evocó, mediante su tradicional acto, el aniversario 130 del natalicio de quien fuera el primer historiador de la capital cubana

Continuar Leyendo >>