ribbon

Trabajando para el desarrollo comunitario de la Ciudad Viva

9 de septiembre de 2021

|

|

, , , ,

 

IMG_20210909_102727-1999x1499

 

Habana Espacios Creativos se ha convertido en un espacio donde las grandes ideas, proyectos y metas, encuentran hogar. La serie de encuentros que se han realizado en el recinto por estos días, como parte del Coloquio “Pensar la cultura desde la comunidad”, son un claro ejemplo de que en el intercambio de experiencias y en la asesoría comienza el camino al éxito.

Este jueves 9 de septiembre se realizó un nuevo encuentro de concertación con líderes de proyectos culturales comunitarios. Asistieron representantes de distintos consejos populares, de la Dirección Municipal de Cultura, promotores culturales, especialistas de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana de una amplia variedad de instituciones como Gestión Cultural y sus distintos programas, Museos de la Catedral, la Casa Natal José Martí, el Centro a+ espacios adolescentes, entre otros, y en todo momento se percibió una atmósfera de diálogo y camaradería.

La jornada comenzó con las experiencias de trabajo cultural y comunitario de algunos de los proyectos asistentes, pendientes del encuentro anterior del martes 7 de septiembre. Tal fue el caso de los colectivos del conjunto de Museos de la Catedral y del hogar del familiar de José Martí, quienes realizaron un breve recorrido por las colecciones de sus museos y la actividad presencial y virtual que comprende su gestión cultural y comunitaria.

 

IMG_20210909_102746-1999x1499

 

Aliana Martínez, directora de la tríada de instituciones que comprenden el Museo de Arte Colonial, el Palacio del Marqués de Arcos – sede del Liceo Artístico Literario de La Habana –, y el Palacio de Lombillo, detalló el trabajo que desarrollan cada uno de estos centros con sus particularidades, los públicos que atienden y las novedades de su accionar. Hizo especial énfasis en el intercambio con las escuelas del territorio, el proyecto Aulas Museos, y la realización de talleres de creación que acercan, tanto a niños como adolescentes, a las artes visuales y a las colecciones contenidas en los inmuebles, especialmente en el caso del Museo de la Catedral que cuenta con una colección más definida.

Un punto que trató en su presentación, y al cual atendieron todos los ponentes, fue la inserción de la virtualidad y el traslado de la actividad comunitaria a plataformas de redes sociales como WhatsApp, debido al cierre de estas instituciones y el distanciamiento social ante la Covid-19.

Aliana Martínez aseguró que esto no ha disminuido el trabajo con públicos sensibles y prioritarios para el museo. “Trabajamos desde la tecnología en la aprehensión de la comunicación. Rutas y Andares en su capítulo de abrazo virtual ha permitido a los Museos de la Catedral apoderarse de herramientas, prácticas y formas de creación que le han permitido adaptarse al nuevo escenario de acción cultural a distancia que ha exigido el coronavirus”, dijo la especialista.

Otro eje de trabajo prioritario, especialmente en el caso del Liceo, es la atención a los adultos mayores con los desayunos que devienen espacio de convivencia para este grupo poblacional. Ante la necesidad de mantener a nuestros abuelas y abuelos protegidos en el hogar y en centros especializados, se optó por el traslado de colecciones a las casas de abuelos para llevar el patrimonio a sus manos.

 

IMG_20210909_102738-1999x1499

 

Destacó el nuevo espacio dedicado a la fotografía cubana y universal con que cuenta el Museo de la Catedral; la conducción que la revista Opus Habana ha dado al mezanine del Palacio de Lombillo, donde se puede apreciar la evolución esta revista cultural y cómo se expresa como deudora de la capacidad fundadora de publicaciones de vanguardia del primer Historiador de la Ciudad de La Habana, Emilio Roig de Leuchsenring. Y por supuesto, también, la Sala del Encuentro, inaugurada el pasado aniversario del natalicio de Roig, y que rinde homenaje a los encuentros del Doctor Eusebio Leal Spengler con su predecesor, y su incansable labor de compartir la experiencia de la Oficina del Historiador con visitantes, colaboradores y personalidades de todo el mundo que prestigiaron con su presencia a la ciudad vieja.

Desde el Museo Casa Natal José Martí, con una importante proyección barrial en el contexto que es el barrio San Isidro, se compartió con los presentes detalles de la gestión cultural de dicha institución.

 

IMG_20210909_104346-1999x1499

 

La directora del Museo, Dioelis Delgado Machado destacó que, dentro de la proyección comunitaria del sitio, Monumento Nacional de Cuba, destacó la exitosa experiencia que han tenido en la articulación de distintos proyectos en torno a una jornada de celebraciones. Comentó sobre el proyecto “Maestro y Discípulo” que se celebró con la jornada de la Cultura Cubana del año 2020, y que revitalizó la vida cultural del barrio con una amplia variedad de propuestas. Desde su experiencia, destacó que es importante la planificación detallada. “La inmediatez, que es el deporte nacional en el país, no puede pasar en el entorno de la cultura”.

Iniciativas de este tipo requieren tiempo y procedimientos, colegiar con los principales líderes de la comunidad y establecer fuerte alianzas de trabajo con las galerías, con los proyectos culturales del barrio, e incluso con las iniciativas que se proyectan desde el municipio.

“Las relaciones humanas son lo más valioso. Nos ofrece seguridad de que estos programas culturales queden de una manera digna gracias a las personas que están detrás de ellos”, comentó refiriéndose a las relaciones del museo con la comunidad que es donde está la base y el sustento de su trabajo.

La experiencia de integración de San Isidro entre instituciones del Ministerio de Cultura y la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, es una referencia de La Habana Vieja.

Por su parte, comentó con franqueza las complejidades de la inserción en el espacio de las redes sociales de una actividad cultural ya consolidada desde la presencialidad. “Todavía queda tener en consideración los costos de “virtualizar” las dinámicas de trabajo de las instituciones culturales, teniendo en cuenta la accesibilidad tanto de receptores como de emisores.”

 

Las claves de éxito en la Gestión Cultural

En la charla se detalló sobre el Funcionamiento de la Dirección de Patrimonio Cultural de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, motor impulsor de estos encuentros del Coloquio “Pensar la cultura desde la comunidad”.

 

IMG_20210909_114808-1999x1499

 

Dariadna Barrios, especialista de la Dirección de Gestión Cultural de la Oficina del Historiador de la Ciudad de la Habana detalló que la institución atiende más de 60 museos, casas museos, galerías, gabinetes patrimoniales, entre otros organismos que conforman la estructura de la Dirección de Patrimonio Cultural.

La Dirección de Gestión Cultural recibe en los últimos meses del año las propuestas anuales de actividad cultural que acogerán estas más de 60 instituciones para lo siguientes 12 meses. Allí se proyecta el trabajo infantil y con adultos mayores, las actividades con la comunidad, las jornadas y celebraciones, incluso su accionar virtual.

Especialistas de la Dirección sugieren, aportan y retroalimentan desde el punto de vista metodológico y de organización de la actividad cultural a estos organismos y compilan las propuestas en el Programa Cultural de la Oficina del Historiador, que cuenta ya con más de 20 años de experiencia.

 

IMG_20210909_110653-1999x1499

 

Sobre el Manejo metodológico de los proyectos relativos a las artes visuales desde la Dirección de Gestión Cultural, expusieron las especialistas Liritza López Gómez y Masiel Arbona, encargadas de tramitar todo el proceso de presentación de proyectos de artes visuales de la Oficina del Historiador. Proyectos que luego de su aprobación encontrarán espacio en alguna de las grandes galerías de la OHCH, como Factoría Habana y Carmen Montilla, o los espacios de exhibición propios de las Casas Museos, para las cuales debe tenerse en cuenta el perfil de cada institución en los proyectos de exposiciones presentados.

Este proceso continúa como la convocatoria a una comisión de artes visuales con profesionales de Historia Del Arte y especialistas de programación cultural. Al cierre del año se planifican los proyectos que van a cubrir todo el año siguiente del programa.

“Es un interés de esta dirección revitalizar los espacios públicos con que cuenta el Centro histórico de La Habana. Es por eso que se analizan también un conjunto de proyectos que por su calidad artística pueden ser expuestos en espacios públicos, como las principales plazas históricas, parques, o áreas exteriores de instituciones y museos. El espacio museístico se extiende fuera de la galería, por ejemplo, con las exposiciones en las verjas del Castillo de la Real Fuerza”, detalló Arbona.

La Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana es uno de los pocos espacios del país que no exige estar vinculado al registro del creador para realizar una propuesta cultural. Estas propuestas en el espacio púbico sí demandan la gestión de un Permiso de Suelo, a través de la Dirección de Plan Maestro y la Comisión Nacional de Monumentos.

Las sinergias entre los proyectos comunitarios y la Oficina del Historiador y sus instituciones y representantes se entendió a otros proyectos de desarrollo cultural local presentes en la cita, como la Galería Taller Gorría, que se ofreció a apoyar a algunos de los promotores de la Dirección Municipal de Cultura con sus propuestas artísticas.

 

El Plan Maestro que nos guía

Maidolys Iglesias Pérez, Socióloga y Especialista Principal del Grupo Investigación Desarrollo e Innovación (I+D+I), de la Dirección de Plan Maestro de la OHCH, destacó cómo la institución que representa no solo se dedica a tramitar acciones en el espacio público casi siempre asociadas por parte de la población a las regulaciones urbanísticas.

 

IMG_20210909_112629-1999x1499

 

“Contamos con grupos que nos dedicamos al acompañamiento y la articulación de la gestión de proyectos comunitarios locales de todo tipo, sociales, culturales, económicos, en el territorio”.

Explicó la necesidad que se debe hacer del territorio, y a la cual se deben ajustar los proyectos locales, “las actividades culturales que se desarrollan en el territorio deben cumplir con ciertas condiciones que no vayan en detrimento de la declaratoria que debemos proteger”, dijo refiriéndose al dedicado cuidado que debe tenerse de la Zona Priorizada para la Conservación y su gestión. “Somos un Centro Histórico Patrimonio de la Humanidad y hay valores que no podemos dejar caer porque perdemos la condición otorgada por la Unesco hace ya 40 años”. Y a la vez, es necesario asegurarse de que se mantenga un Centro Histórico vivo, como siempre exhortó el Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal Spengler.

“Eso sí, debemos trabajar en una vía expedita para proyectos socioculturales que pasan por nuestra institución. Aquellos que son de la gente, de la comunidad, y que es preciso que reciban capacitación y asesoría para lograr proyectos efectivos para su presentación futura a nuestras instancias”, dijo la especialista, al tiempo que destacaba la idoneidad de espacios como los promovidos por este Coloquio “Pensar la cultura desde la comunidad”.

“Muchos de los promotores culturales han aprovechado esta iniciativa para presentar proyectos desde la comunidad”, es importante que ahora el pensamiento cambie a que los proyectos socioculturales pueden convertirse en proyectos de desarrollo local.

Hubo momento para todo, incluso para reflexionar sobre los principales problemas que enfrenta el municipio de La Habana Vieja y las limitantes que afectan el desarrollo cultural. Sin embargo, para los presentes el debate sobre las potencialidades y fortalezas culturales de la localidad es por donde se proyecta el futuro. Ese es el punto de partida para un plan de acción a proyectar a corto, largo y mediano plazo las acciones culturales y la base de desarrollo de las iniciativas de muchos de los gestores presentes.

 

IMG_20210909_112503-1999x1499

 

Los actores de la Dirección Municipal de Cultura llamaron a la importancia de las capacitaciones y la orientación metodológica para algunas de estas iniciativas interesantes pero carentes de herramientas para evolucionar.

Se señaló la necesidad de que exista una persona o grupo que se encargue de apoyar a estas iniciativas en su definición como proyectos de desarrollo local; una iniciativa que ha apoyado la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana con asesoría y respaldo, a través del Grupo de Desarrollo Local del Plan Maestro, pero que denota la necesidad de que los actores comunitarios cada vez estén mejor preparados para hacer evolucionar sus iniciativas.

Una de las principales conclusiones de este encuentro es que existe un entramado de proyectos culturales en el marco del municipio de La Habana Vieja que necesitan ser articulados para trabajar en conjunto, lo que significa también avanzar en conjunto. Definir las responsabilidades de cada una de las partes al interior de estos proyectos, y como parte de las iniciativas del territorio, permitirá también replicar intercambios y colaboraciones sobre las cuales fructifica el desarrollo individual.

“El intercambio que surja entre la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana con las instituciones del municipio como la Casa de Cultura, la Biblioteca Pública Máximo Gómez, es nuestra prioridad. Aquí están los protagonistas de las acciones que desarrollamos de conjunto con los líderes de proyectos que son nuestro orgullo”, destacó Susana Torres, Subdirectora Municipal de Cultura de La Habana.

“Nuestro objetivo es llevar a cabo acciones que fortalezcan nuestro acercamiento con la comunidad. Trabajamos en para ellos, para que siempre tengan al alcance acciones que beneficien su desarrollo desde la calidad y el compromiso”, agregó.

El encuentro culminó con un ejercicio colectivo de identificación de acciones que los actores comunitarios presentes podrán proyectar a corto, mediano y largo plazo en sus espacios de acción, incluso definiendo responsables de las mismas. Acciones y actividades que puedan incidir en las temáticas debatidas en los encuentros de este martes y jueves del Coloquio, desde la comunicación, la formación de capacidades, programación cultural, temas que pueden ser considerados problemáticas u obstáculos para el desarrollo.

Con estas propuestas se prevé elaborar un Plan de Acción Comunitario, que podrá contar con las revisiones y la asesoría de instituciones tanto de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana como del Gobierno Municipal, para hacer avanzar los objetivos propuestos a entornos de puesta en práctica y resultados.

Galería de Imágenes

Comentarios



Entradas Relacionadas

bdr

Oficina del Historiador celebra Día de la Cultura Nacional

20 de octubre de 2021

|

, , , , , ,

Motivados por la historia, la memoria y la cultura, los trabajadores de la Oficina del Historiador de Ciudad de La Habana festejaron el día de la Cultura Cubana como fieles protagonistas de la obra de Eusebio Leal y de lo más auténtico del pensamiento cubano del siglo XIX y XX.

Continuar Leyendo >>
WhatsApp Image 2021-10-20 at 3.15.41 PM

Un poeta sensibilizado hacia la cultura popular

20 de octubre de 2021

|

|

, , ,

Como parte de las actividades de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana para saludar el Día de la Cultura Cubana fue develada una tarja en la Casa del Vedado que recoge un poema del escritor e investigador Miguel Barnet

Continuar Leyendo >>
bdr

Quisicuaba no pide, da

20 de octubre de 2021

|

, , , ,

En saludo al Día de la Cultura Nacional, en la Casa de África fue inaugurada este miércoles la exposición fotográfica Quisicuaba: mucho más que un museo. Los rostros de la solidaridad, del artista Julio Larramendi, la cual estará abierta al público durante el mes de noviembre

Continuar Leyendo >>