ribbon

Roberto Chile: sin que parezca una entrevista

2 de septiembre de 2016

|

|

, , ,

Por: María Karla Villar

 

S1330009 (Small)

 

 

Llegó y tomó asiento. Rápidamente aseguró que se sentiría más cómodo si una frase, sonido o gesto no dieran pistas de que lo que iba a ocurrir en esa sala iba a ser una entrevista. Más que eso, era un “Encuentro con…” alguien que, como anunció la periodista Magda Resik al inicio de aquella cita, “ha preferido estar detrás de la cámara y no delante”.
No obstante, se sentó esta vez ante ellas aquel fotógrafo y realizador audiovisual que en su carrera ha capturado las más significativas instantáneas de una figura que es paradigma de la Historia cubana contemporánea.
“Tuve una infancia normal. Hijo de una ama de casa de Sagua la Grande y un comerciante de Centro Habana (…) El primer recuerdo que tuve aquí fue un bullicio de repente. Me asomé al balcón de la calle Laguna entre Belascoaín y Gervasio. Nos habíamos mudado el 31 de diciembre; donde viví antes no lo recuerdo. A los pocos minutos me tomaron de la mano y fui a parar al Malecón donde pasaba la caravana de los Rebeldes. No recuerdo haber visto a Fidel exactamente pero sí el impacto que provocó en mí ese suceso que fue despertar, como un niño, con la Revolución naciente”.
Estas fueron algunas preguntas formuladas por Resik:

 

¿…Y cuándo eras niño ya habías definido lo que ibas a hacer, o fue luego de los estudios que despertó en ti esa inquietud artística?
Niño al fin tuve varias inquietudes. La primera de estas –según recuerda entre risas– estaba relacionada con los experimentos y los laboratorios. Para eso contaba con la ayuda de un primo a quien le preparaba un mejunje distinto cada noche y este disciplinadamente lo tragaba. Advierte que el trato garantizaba ingredientes que no le causaran daño al voluntario. “Hasta una noche en que mi primo se fue de mi casa sintiéndose mal, ese día se derrumbaron en mí mis aspiraciones de ser Químico”.
A esa lista de futuras profesiones incluyó la que no pocos niños mencionan siempre: ¡ser cosmonauta! Aunque esta última también fue frustrada. “Llegué a ser poeta” –aclara al recordar aquel libro de poemas que pudo escribir y de los cuales conserva dos con pasión.
“En el año 77´, con 23 años de edad, llegó a mí la primera cámara”. Desde entonces admite ser un hombre adúltero “hasta que me muera”, pues mantiene hasta hoy sus dos eternos amores: Miriam (su esposa) y la cámara que le acompañe en el momento (ahora, una Canon).
¿Has dicho que no eres periodista pero todos nosotros te consideramos uno de los cronistas más dotados y privilegiados?
Ante esta interrogante picarescamente el entrevistado –perdón, el invitado– respondió que le había ocurrido como al Che cuando fue nombrado Ministro de Economía. “Yo no soy periodista” –admitió el fotógrafo– pero creo que me he dedicado a hacer Periodismo durante muchos años (…) aunque la mirada fue siempre con un instinto artístico más que periodístico”.

 

S1330036 (Small)

 

 

¿Qué se ve detrás del visor cuando se está mirando a Fidel? ¿Es él fotogénico?
“No se puede negar que Fidel es un hombre elegante y que es un hombre que expresa la imagen. Nada más verlo: esa barba, el cinturón, la gorra, su estampa. Además, con toda la historia que tiene… realmente es un hombre llamativo a la cámara. Cuando pasó el tiempo se hacía difícil retratarlo porque era muy inquieto, por tanto había que tomar varias fotos para lograrla (…) pero es un hombre que siempre queda bien, siempre queda bien. Es un hombre que acepta la cámara, no la busca pero la acepta”.

 

 

La creatividad tiene mucho que ver con el modo en que haces el audiovisual… El audiovisual para ti forma parte de un lenguaje. ¿Qué hay que hacer con un audiovisual?
Sin pensarlo, este adiestrado de las cámaras se proclama autodidacta siempre. Confía en que el estudio constante es la principal clave para lograr un buen trabajo. “Hay que alejarse del panfleto” y darle libertades al elemento artístico, ese que va por dentro y que sale apenas tropieza con un trabajo que motiva e inspira a dar lo mejor de sí.
Y hablando de libertades, como suele ocurrir en los “Encuentro con…”, el público asistente a la sala toma la palabra. Una de las personas que levantó su mano fue Sarah Paz, joven periodista y profesora de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. Ella, de cierto modo, preguntó: “Hablaba usted de que siempre sintió mucha libertad con su cámara, rigiéndose por las cuestiones éticas que aconsejaba. ¿En qué momentos consideró que no debía aprovecharse de esa libertad y que no era prudente continuar grabando?”.

 

S1330037 (Small)

 

El artista sonrió al recordar aquel episodio en que una vez, solo una vez, Fidel le insinuó que era tiempo de apagar su cámara. “Me extralimité y yo sabía que él estaba contando algo que era íntimo”. No es que le molestara, porque él siempre fue transparente con eso, lo que a veces las personas no se expresan de igual manera con una cámara delante (…) Pero jamás yo me autocensuré haciendo un trabajo”.
Había transcurrido más de una hora desde que aquel invitado solicitó que el “Encuentro con…” fluyera de forma natural, sin que pareciera exactamente una entrevista. Sin embargo, la amenidad del diálogo, la fluidez de sus ideas, el constante reto y superación a los que incitaba con su palabra lograron que ni el público ni él sintieran la caducidad del tiempo. Solo las cámaras –ninguna suya– eran testigos de todo lo que habían grabado.
Y de esa manera, como si no quisiera darle fin a esa tertulia, Roberto Chile –el fotógrafo– instó a quienes le habían acompañado esta tarde de jueves en el Salón de Mayo del Pabellón Cuba, bajo la invitación de Magda Resik, a continuar disfrutando de la fotografía, pero ahora en la Sala de la Diversidad. En ese lugar –situado en la calle Amargura No. 60 de La Habana Vieja–, se encuentran expuestas actualmente una muestra de instantáneas que abarcan la vida del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, desde su infancia. Una razón más para observar detalladamente el legado de quien durante más de dos décadas ha reflejado en su lente la historia más actual de Cuba.

 

S1330029 (Small)

Galería de Imágenes

Comentarios



Entradas Relacionadas

Foto: José Raúl Concepción/ Cubadebate

El libro, una compañía ineludible

19 de febrero de 2017

|

|

, , , ,

Este domingo 19 de febrero – diez días después de la apertura – se realizó en la otrora fortaleza de San Carlos de La Cabaña la clausura del apartado habanero de la 26 Feria Internacional del Libro Cuba 2017

Continuar Leyendo >>
DSC_0080

Dos joyas bibliográficas dedicadas al patrimonio cubano

19 de febrero de 2017

|

|

, , , , , ,

Ediciones Boloña cerró sus presentaciones en esta XXVI Feria Internacional del Libro con dos títulos contundentes y hermosos dedicados al patrimonio cubano e ilustrados por el fotógrafo cubano Julio Larramendi: "Old Cuba" y "Campesinos"

Continuar Leyendo >>
DSC_0010  ok

Mujeres y fotografía: pilares de un álbum singular

19 de febrero de 2017

|

|

, , , , ,

"Damas esfinges y mambisas. Mujeres en la fotografía cubana (1840-1902)", de Gretell Morell Otero, galardonado recientemente con el Premio de la Crítica de Arte Guy Pérez Cisneros, fue presentado por Ediciones Boloña en la XXVI Feria Internacional del Libro de La Habana

Continuar Leyendo >>