ribbon

Leo Brouwer, hechizado por la guitarra

4 de septiembre de 2015

|

|

, , ,

1

 

Con la sencillez y elocuencia que lo caracterizan Leo Brouwer respondió a las preguntas provocadoras de la periodista Magda Resik durante el habitual espacio “Encuentro con…” de este jueves en el Pabellón Cuba. El maestro compartió con los presentes sus pasiones y preocupaciones; además, ofreció sabios consejos para los más jóvenes creadores.
Para el reconocidísimo músico cubano Leo Brouwer, el piano era, en su niñez, solo un mueble precioso porque se metía debajo de él y pegaba el oído para sentir unas vibraciones que lo estremecían.
A los doce años tuvo contacto directo con un hechizo, un magnetismo que lo encantó: la guitarra. A través de ese instrumento, con forma de mujer, se acercó a los sonidos. “Para mí los sonidos no se llaman melodías, armonías… el sonido es como un diálogo, como una película, como la vida misma”, reconoció Brouwer.
Más adelante admitió: “La guitarra no es un instrumento poderoso, es un instrumento mágico, de dulzura, de sensualidad. Los sonidos guitarrísticos son delicados; su fuerza está en la delicadeza, no en la violencia, aunque se puede ser delicado y violento al mismo tiempo”.

El creador de temas como “Un día de noviembre” contó que era autodidacta porque su familia no tenía dinero para costearle los estudios. Por esa razón, entrenó su oído escuchando la música de la emisora CMBF.
Al mundo de la composición llegó por su constante espíritu de superación y su deseo permanente de estudiar, y, aunque resulta complicado definir su estética, el maestro hizo su definición. Brouwer afirmó que el sonido contemporáneo lo dejó sin dormir, que las obras de los hombres lo dejaron sin sueño, pero que, al mismo tiempo, la riqueza de la música popular cubana le llamaba mucho la atención. Así pues, creó con su obra una especie de maridaje entre la música extranjera contemporánea y la cubana.

Realizar composiciones para orquestas es sumamente complejo. Por ese motivo, estudió detalladamente dieciocho instrumentos, algunos de los cuales, como el chelo, le brindaron trucos para el trabajo con su guitarra.
Aún hoy, cuando abundan las facilidades que brindan las nuevas tecnologías, Leo prefiere escribir sus piezas a mano, con un lápiz y un papel sobre la mesa. Además, siempre realiza ejercicios para comprobar cómo quedaría la composición. Según su opinión, todo compositor debe ejercitarse, porque ese es el arte de seleccionar la obra. La partitura es como un boceto de una pintura, una prueba. “Componer es fácil, lo difícil es saber quitar lo superfluo”, aseveró.

 

19
A los jóvenes los exhortó a regirse por los valores musicales que siempre existirán, a pesar del nuevo contexto tecnológico; a cuidarse del triunfo fácil y la música bonita, y a vivir todo intensamente. También los instó a estudiar el complejo fenómeno de la estética y a evitar la superficialidad. En ese sentido, cuestionó la repetitividad y la poca originalidad de algunos compositores populares cubanos, una tendencia que puede estar influenciada por el tema comercial.  Por ello, este creador que prefiere la música que lo haga pensar, alentó a “excitar la fantasía” en la composición.
Leo Brouwer es un creador incansable que se siente muy feliz con su obra: esa música rara, como el mismo la calificara, es la que prefiere componer. Aunque también le complace compartir con el público cubano, con ese auditorio anónimo que repleta los teatros, los mejores exponentes de la música contemporánea. Por eso, se ha empeñado en los últimos años en la realización del Festival que lleva su nombre y este año, en el evento “Las voces humanas” que iniciará el próximo día 25 de septiembre.

 

3
En otro momento del diálogo, el Maestro, de forma conmovedora, explicó por qué prefiere vivir en Cuba, a pesar de las dificultades y de las probabilidades de establecer su residencia en otro país.
Asimismo, rememoró recuerdos entrañables con amigos como Silvio Rodríguez, Pablo Milanés y Sara Gómez, y evocó su trabajo en el Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC y con el conjunto Irakere.
El público se mantuvo atento durante toda la conversación y al final, también realizó preguntas al entrevistado y tuvo muestras de admiración por este gran músico cubano.

Galería de Imágenes

Comentarios



Entradas Relacionadas

Foto tomada de Cubadebate

La Colmenita, treinta años de espectáculos

21 de febrero de 2020

|

|

, , ,

Un amplio programa de presentaciones artísticas tendrá esta compañía de teatro infantil para celebrar sus tres décadas de fundación

Continuar Leyendo >>
Foto: Naturaleza Secreta / Facebook

La economía creativa: una oportunidad para el desarrollo

21 de febrero de 2020

|

, , , ,

El Plan Maestro de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana convoca al XVIII Encuentro sobre Gestión de Ciudades Patrimoniales, que se realizará del 12 al 16 de mayo del 2020, en el Centro Histórico de la capital cubana

Continuar Leyendo >>
accesibilidadHV1

Estudiantes de arquitectura participan en plan de accesibilidad de la Habana Vieja

20 de febrero de 2020

|

, , , , , ,

Con el apoyo de profesores y estudiantes de la CUJAE inicia el levantamiento de datos para el diagnóstico sobre la situación de la accesibilidad en el Centro Histórico de La Habana Vieja

Continuar Leyendo >>