ribbon

“Las corridas de toros en La Habana”: libro para llevarse a casa

22 de febrero de 2019

|

|

, , , ,

Fotos: Néstor Martí

 

_DSC7872 copy (Small)

 

La última presentación de Ediciones Boloña, como parte de las acciones en el marco de la 28 Feria Internacional del Libro, fue un título especial. Se trata de la obra “Las corridas de toros en La Habana. Una enconada polémica republicana”, del escritor y documentalista Santiago Prado Pérez de Peñamil.
“El texto, que desde el propio diseño invita a la lectura, ofrece una panorámica de estos espectáculos, en las ciudades cubanas a lo largo del siglo XX”, aseguró Carlos Venega, quien tuvo a su cargo las palabras centrales sobre el volumen.
Los acontecimientos narrados en la publicación reflejan el enfrentamiento entre las identidades de la época, o sea, a inicios de le neocolonia existía un arraigado sentimiento nacionalista y a su vez los españoles abogan por su país, como la madre patria que representó en su momento para Cuba.
En ese sentido, los criollos veían en tales corridas una tradición del pasado y los peninsulares lo contrario. Una lucha de poderes se instauró en el período republicano, lo cual evidenció las contradicciones, que posteriormente tomarían forma de luchas, huelgas y protestas.
Habana Radio conversó con Pérez de Peñamil sobre el proceso de investigación del volumen. Para su confección el autor se nutrió de publicaciones periódicas de la época, documentos de archivo, así como de testimonios escritos de relevantes personalidades de la cultura nacional, entre otras fuentes.

 

_DSC7898 copy (Small)

 

En Cuba, ¿el torero también lucía trajes portentosos?
Sí, La Habana del siglo XIX era La Habana de las luces, la seda, el oro, el sacre y el sol, como le llamaban los toreros. Aquí estuvo Luis Mazzantini, uno de los más importantes toreros de la segunda mitad del siglo XIX español, que toreó en la ciudad, en 1887.
También durante finales del XIX hubo un suceso de carácter político social, que relacionó aun más las corridas con los gobernadores y la sociedad española. Y es que los cubanos se dedicaron a los deportes que venían del norte, específicamente los deportes anglosajones.
Ya en el XX, los norteamericanos suprimieron esas prácticas, pues lo veían como hecho sangriento y ¿qué pasó? En 1909, los gobernadores aprobaron los gallos como espectáculo público, e inmediatamente la comunidad hispánica, que era fuerte, sobre todo en La Habana, apeló para aprobar también los toros y es ahí donde empieza la enconada batalla entre españoles y cubanos, especialmente los intelectuales, los veteranos de la guerra y los periodistas.

 

¿Cuántas veces se quebrantó la ley impuesta de no realizar estas corridas?
Hubo intentos en 1909, 1914, 1915, 1923. En este último año se da un fenómeno interesante: como no se podía establecer los toros en el sentido legal de la palabra – y menos matarnos ni encajarle las banderillas – inventaron las charlotadas. Hay que aclarar que este invento surgió en Barcelona y llegó muy rápido a La Habana.

 

Las-corridas-de-toros-en-La-Habana (Medium)

 

¿En qué consistían estas charlotadas? ¿Allí se maltrataban también a los toros?
Se trataba de un espectáculo cómico de las corridas. Paralelamente existían las sociedades protectoras de animales y plantas, una de las más importantes fue el Bando de Piedad, dirigido por una norteamericana, que junto con los patriotas e intelectuales estuvieron en contra de cualquier tipo de actividad torera.
En las charlotadas, los cubanos se empiezan a dar cuenta que realmente lo que se quería era un torero real, había malas intenciones. Por ese tiempo llegó a Cuba un torero famoso conocido como El Gallo, José Rafael Gómez, y entonces empiezan los polémicas de nuevo, ya que en ese momento en La Habana había un español por cada tres cubanos, según las estadísticas.

 

¿Cómo recogió la prensa estos acontecimientos?
Estaba el gran movimiento que promovían los toros, dígase en “El Diario de la Marina”, “La Lucha”. Por otra parte en periódicos como “La Discusión”, totalmente nacionalista, no se permitía ni un tantico así, que se hablara de corridas.
Digo más: cuando los periódicos veían que los toros ponían en peligro el nacionalismo cubano, inmediatamente asumían una posición antitaurina y cerraban fila para que no se repitieran los acontecimientos.
Posteriormente en 1934 vuelve un resurgimiento con la creación de un grupo, más bien una sociedad defensora del arte taurino. La ofensiva fue tan grande que en 1940 se aprobaran las charlotadas de forma oficial por el estado.

 

¿A nivel internacional todavía perdura esta práctica?
De los toros ya no se habla ni en Cuba, ni en el mundo. En muchas regiones de España, que es la meca, lo han ilegalizado, pero quedan algunas ciudades del sur como en el país vasco, que sí siguen haciendo los fermines, lo cual consiste en que los toros vayan detrás de la gente. Las sociedades protectoras de animales han hecho una campaña internacional intensa, por lo tanto, las historias de las corridas se están acabando en el mundo entero.

 

_DSC7926 copy (Small)

 

¿En qué lugares se efectuaba la actividad taurina en la Isla?
Cuando eran ilegales se realizaban en varios lugares del país. Primero se toreó en estadios deportivos. Como dije al inicio, en 1940 cuando son establecidos los toros y las charlotadas, esta actividad se hacía en las cervecerías La Polar y la Tropical. Indistintamente se realizaban ruedos dentro del mismo campo, donde cabían de 6 000 mil a 10 000 mil personas.

 

El doctor Emilio Roig fue un fiel defensor en contra de las corridas de toros. ¿Qué otros intelectuales defendieronlos derechos de los animales?
Son muchas personalidades que ahora mismo no recuerdo. No obstante, en 1915 varios intelectuales firman una carta en contra del hecho. Después en 1923 hubo otra protesta, donde estaban Fernando Ortiz, Manuel Sanguily, Enrique José Varona, el propio Emilio Roig, junto con un grupo de periodistas, veteranos de la guerra y grandes intelectuales.

Galería de Imágenes

Comentarios



Entradas Relacionadas

portada ok

Reyes de España entregan a Leal Spengler Orden Carlos III

13 de noviembre de 2019

|

|

, , , , ,

En el Salón de los espejos del Museo, el rey Felipe VI condecoró al Doctor Eusebio Leal Spengler con la Gran Cruz de la Real y Distinguida Orden Española de Carlos III

Continuar Leyendo >>
Foto: Alexis Rodríguez

Visita Doña Letizia de España el Centro Histórico habanero

12 de noviembre de 2019

|

|

, , , ,

El Centro Histórico de la otrora Villa de San Cristóbal de La Habana recibió en la mañana de este martes la visita de la Reina de España, Letizia Ortiz, quien acompaña a su esposo Felipe VI, Jefe de Estado español

Continuar Leyendo >>
Presentación del libro “Las primeras villas de Cuba”

Un libro de culto a Cuba

12 de noviembre de 2019

|

, , , ,

En horas de la tarde de este lunes fue presentado en la Casa de la Poesía, en el otrora Palacio del Marqués de Arcos, el libro “Las primeras villas de Cuba”, de la investigadora, historiadora y ensayista Alicia García Santana y el fotógrafo Julio Larramendi

Continuar Leyendo >>