ribbon

La Habana al rescate de su sistema de fortificaciones: La Batería de Costa No. 1

4 de septiembre de 2021

|

|

, , , , ,

 

IMG-20210904-WA0022

 

En la mañana de este 4 de septiembre especialistas del Gobierno de La Habana del Este, la Oficina del Historiador de la Ciudad y del parque Histórico Morro-Cabaña, así como trabajadores de Puerto Carena continuaron las obras de rescate de la Batería de Costa No. 1, con un trabajo voluntario y de reforestación del lugar.

 

IMG-20210904-WA0016

IMG-20210904-WA0017

IMG-20210904-WA0019

IMG-20210904-WA0027

 

A propósito, le ofrecemos un acercamiento histórico a esta fotificación.

 

Batería 1 copia

 

El Centro Histórico de la Ciudad de La Habana y su sistema de fortificaciones celebrarán en 2022 cuarenta años de su declaratoria como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

Esta celebración es el aliciente perfecto para rescatar algunas edificaciones pertenecientes a dicho sistema defensivo de la ciudad, y que bien pueden contar la historia del país y la defensa de su soberanía.

En La Habana del Este, entre el Reparto Camilo Cienfuegos y la conocida Playa del Chivo, muy cerca del Túnel de La Habana, se encuentra la Batería de Costa No. 1, un complejo que formó parte del Sistema de Fortificaciones Militares de La Habana de finales del siglo XIX.

 

Vista de la Batería y al fondo el Reparto Camilo Cienfuegos

 

Especialistas del Gobierno de La Habana del Este, la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana y del parque Histórico Morro-Cabaña comenzaron las obras de rescate para su transformación en un museo de sitio. Es un proyecto de puesta en valor patrimonial y rescate que se extenderá también a otras fortificaciones protegidas dentro de la mencionada lista.

La Batería de costa No. 1 pertenece al sistema de defensa construido en 1898 por el Imperio Español para defender la capital de la perla del Caribe de ataques de piratas e invasores. Esta base era de carácter permanente y estaba construida bajo las más modernas técnicas de ingeniería militar de su época.

El entonces Capitán General de la Isla de Cuba, Arsenio Martínez Campos, fue el ordenante la creación del plan de defensa, el tercero, conocido como “Plaza La Habana” (1895-1898) y que contribuyó a que la ciudad se transformara en un potente bastión.

 

Imagen 2

 

Junto a los sistemas fortificados clásicos existentes, fueron construidas las Baterías de Costa 1 y 2, en el litoral Este, y las 3, 4 y 5, en el litoral Oeste. De estas, la única conservada hasta nuestros días es la Batería 1.

Un texto del Máster en Ciencias e Investigador Auxiliar Jesús Ignacio Suárez Fernández publicado en Internet detalla que la estructura defensiva de esta constituye un reflejo de los avances de la tecnología constructiva militar a fines del siglo XIX. Es semisoterrada y su planta es un polígono de 200 metros de largo. Al centro tiene un polvorín, a cada lado los traveses-repuestos (donde se alojan los medios de artillería, y que comunica con las explanadas a través de galerías) y en ambos flancos un cuartel con explanada para cañón de tiro rápido. Entre los cuarteles, traveses y el polvorín se acondicionaron explanadas –pisos sólidos de piedra– para el emplazamiento de cañones a barbeta (al descubierto) de gran alcance. Un muro aspillerado circunda la batería desde sus flancos y se extiende por el frente de campaña.

“Tenemos muchas oportunidades de investigación”, comentó en un reportaje del Sistema Informativo de la Televisión Cubana el especialista Roger Arrazcaeta, Director del Gabinete de Arqueología de la OHCH. “Así mismo, en el interior de la batería y de todos estos pabellones podemos buscar los niveles de piso, investigar elementos que estuvieron cerrados por derrumbe, como es el caso de un polvorín, del que desconocemos su interior. Estaremos en disposición de descubrir cómo pudo haber sido la Batería por dentro.”

 

Interior

 

Uno de los elementos más curiosos de la historia de la fortificación es el uso aquí, por primera vez en Cuba, del cemento Portland, que se introdujo en la década de 1880 en la arquitectura, sobre todo, de tipo militar. Cemento que luego se utilizará en todas las construcciones cubanas del siglo XX, destacó el maestro Arrazcaeta.

Esta fue una de las más brillantes instalaciones de artillería de la etapa colonial, fundamentada en conceptos militares muy novedosos para el momento. Su poder defensivo se sostenía en 4 Cañones Ordóñez (Modelo 1885), y conformaban la guarnición un comandante de la guarnición, tres oficiales, 137 artilleros, 108 voluntarios y el personal auxiliar, que incluía obreros, telefonistas, telegrafista, médico, sanitario y ocho camilleros.

De acuerdo con Arrazcaeta, con la intervención del lugar, “uno de los intereses arqueológicos sería documentar con mayor precisión toda la evolución constructiva y la vida cotidiana de los soldados en este sitio”.

“En la actualidad se conservan los 4 cañones que se emplazaron originalmente en la Batería No. 1. Tres de ellos están en la Batería y permanecen en sus emplazamientos, con sus cureñas originales [carro de madera o metal para piezas de artillería]. En lo que conocemos como la Playa del Chivo, se encuentra uno de los cañones que fue trasladado hacia allá, y será devuelto a su emplazamiento original con la reanimación de la Batería”, detalló Jesús Ignacio Suárez, Investigador del Instituto de Historia de Cuba.

 

Imagen 1

 

“El sistema de fuego que se estableció lo conformaba una barrera de tres niveles. El primer nivel a 10 kilómetros, el segundo a 5 kilómetros, y el tercero a menos de esa distancia, en los cuales incidían también cañones Nordenfelt de tiro rápido [modelo naval de 1893]”, añadió Jorge Ernesto Echavarría, Asesor de Museos Arqueológicos de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana.

De acuerdo con el perfil de Ecured de este sitio histórico, actualmente la batería de costa No. 1 forma parte del Parque Histórico Militar Morro-Cabaña. Tiene un gran valor patrimonial e histórico puesto que “constituye la única fortificación colonial de su tipo que se conserva en el país y el resto del Caribe, representativa de los cambios tipológicos ocurridos a finales del siglo XIX y exponente del último sistema de fortificaciones construido por España en América.”

A partir de la década del ‘30 se mantuvo como sitio de prácticas de artillería de las fuerzas militares de La Cabaña. Durante la Revolución y hasta 1974, fue también espacio para prácticas de este tipo. Luego, en la década de los ‘80, asociado con las labores por recuperar las fortificaciones coloniales, el espacio pasa a ser interés cultural del municipio de La Habana del Este.

Con la Ley 23 de los Museos Municipales que se firma como parte del proceso de reforma cultural del país, “el municipio de La Habana del Este decide reutilizarlo como museo municipal. El 30 de mayo de 1982 se inauguró con tres primeras salas”, comentó al Sistema Informativo Mario José González, Museólogo y Experto en Fortificaciones.

El museo enfrentó los embates del mal tiempo por su proximidad al mar, y tras varios cierres debido a serias inundaciones costeras, y reaperturas a medias, se decidió trasladar la gestión al Complejo Morro-Cabaña, la colección a nuevas instalaciones, lo que dejó a la Batería sin uso específico durante varios años. Una historia similar a la del Castillo de la Punta y la batalla por preservarlo frente a eventos atmosféricos.

La estrategia en esta tipología de inmuebles -que con frecuencia son afectados por su cercanía al mar- es la creación de museos de sitio: permitirles por sí mismos contar la historia de su creación, sus funciones, los elementos distintos y los eventos que las inscriben en la historia militar del país. Este es el plan que se proyecta para la Batería de Costa no. 1.

De acuerdo Consejo Internacional de Museos, ICOM, un museo de sitio es un espacio concebido y organizado para proteger un patrimonio natural y cultural, mueble e inmueble, conservado en el lugar donde este patrimonio ha sido creado o descubierto. Este es el caso del Museo de sitio Castillo de San Salvador de La Punta y el Castillo de Santo Domingo de Atarés, por solo mencionar un par de ejemplos.

 

tprescatepltv

 

Antonio Quevedo, Director del Museo de Arqueología y del Castillo de la Real Fuerza, adelantó que el resultado del proyecto de rescate de la Batería de Costa No. 1 resultará, primero, en dos pequeñas salas dedicadas a la historia de la Batería. “El visitante también podrá realizar un recorrido didáctico para comprender todos los detalles de los sistemas defensivos y ofensivos con que contó el emplazamiento.”

El proyecto planea reconstruir el entorno natural a partir de planos y documentos históricos para dotar a la Batería de una aproximación realista a su propia historia, incluso a través de la vegetación del lugar.

Desde 1982, la Batería de Costa No. 1 fue declarada, conjuntamente con el resto de las fortificaciones coloniales de la ciudad y el centro histórico de La Habana Vieja, Patrimonio de la Humanidad.

El también director del Museo de Arqueología de La Habana, Antonio Quevedo recordó al Historiador de la Ciudad de La Habana y su permanente compromiso con la historia nacional. “Es lo que Leal siempre nos decía: ‘hay que rescatar todo el Sistema defensivo de La Habana’. Queda esta batería, el Castillo del Príncipe y el Polvorín de San Antonio como los más importantes”.

El Polvorín de San Antonio, precisamente, está ubicado en el margen Este de la desembocadura del río Luyanó y pertenece a la segunda mitad del siglo XVIII. Elemento número 13 del listado de Construcciones Militares que formó parte del expediente para la inscripción de la que sería la primera declaración de Patrimonio de la Humanidad de Cuba. Es esa una restauración pendiente que también servirá para celebrar las cuatro décadas de compromiso del gobierno cubano con la restauración de su excepcional patrimonio.

 

Detalle de la Batería en el mapa del expediente, identificada allí como Fuerte No.1

Detalle de la Batería en el mapa del expediente, identificada allí como Fuerte No.1

Nuestras fortificaciones, Patrimonio de la Humanidad

 

La Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial es un mecanismo internacional para la protección del patrimonio. Fue ratificada por Cuba en 1981 y ese mismo año las autoridades cubanas prepararon y enviaron el expediente de nominación del Centro Histórico de la ciudad de La Habana y su sistema de fortificaciones.

El 14 de diciembre de 1982, en el marco de la Sexta Sesión del Comité del Patrimonio Mundial, la UNESCO reconoció la condición de patrimonio cultural de la Humanidad al Centro Histórico de la Ciudad de La Habana y su sistema de fortificaciones. El 8 de enero del año siguiente, en la Plaza de Armas, se develaría la tarja correspondiente.

 

gramma

 

Además de “reconocer la notable unidad de diferentes períodos históricos y artísticos del Centro Histórico de La Habana (…) y la continuidad histórica y ambiental que hace de La Habana Vieja el centro histórico más impresionante del Caribe y uno de los más notables del continente americano”, la inscripción de la UNESCO declaraba los caracteres excepcionales del sistema de fortificaciones que protegía a La Habana, su puerto y su astillero, “algunas de las fortificaciones de piedra más antiguas y más grandes de América”.

 

Mapa del sistema de protección en la página de la UNESCO

Mapa del sistema de protección en la página de la UNESCO

 

Dentro del Sistema Defensivo se encuentran protegidos dentro de esta declaratoria “la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña –una de las más grandes de América–; Castillo de la Real Fuerza –una de las fortalezas coloniales más antiguas de América (iniciada en 1558)-; y el Castillo de San Salvador de la Punta y el Castillo de los Tres Reyes del Morro custodiando la entrada al canal. Le siguen el Torreón de San Lázaro, Castillo de Santa Dorotea de Luna de la Chorrera, el Reducto de Cojímar, Baluarte del Ángel, Lienzo de la Muralla y Puerta de la Tenaza, Restos de Lienzo de la Muralla, la Garita de la Maestranza, el Cuerpo de Guardia de la Puerta Nueva, Restos del Baluarte de Paula, el Polvorín de San Antonio, Hornabeque de San Diego, Fuerte No. 4, Castillo de Santo Domingo de Atarés, Castillo del Príncipe y el Fuerte No. 1.

Galería de Imágenes

Comentarios



Entradas Relacionadas

WhatsApp Image 2021-11-29 at 3.02.48 PM (1)

Jornada científica estudiantil, un ejercicio de confraternización académica

29 de noviembre de 2021

|

|

, , , , ,

El Colegio Universitario de San Gerónimo de La Habana celebró este 29 de noviembre su Jornada Científica Estudiantil de carácter especial, con la presentación de una selección de los trabajos de ejercicio de culminación de estudios desarrollados en la presente graduación

Continuar Leyendo >>
EA6w7ddUIAAH9gu

De nuevo talleres en atractivo jardín ecológico

29 de noviembre de 2021

|

, , , ,

La Quinta de los Molinos ha retomado sus cursos dirigidos a las personas de la tercera edad sin descuidar las medidas sanitarias de distanciamiento social

Continuar Leyendo >>
20211127_141518

Memoria y osadía en el recuerdo del 27 de noviembre

27 de noviembre de 2021

|

|

, , , , ,

En el escenario histórico de la acera del Louvre en La Habana se desarrolló el tradicional acto de conmemoración que cada año realiza la Oficina del Historiador de la Ciudad por el asesinato de los ocho estudiantes de medicina

Continuar Leyendo >>