ribbon

La Cerámica cubana: un Arte mayor

8 de diciembre de 2020

|

, , , ,

Por: Teresa de Jesús Torres Espinosa

 

Fachada-del-museo

 

Hace 30 años atrás nació el Museo Nacional de la Cerámica Contemporánea Cubana, que tuvo su sede en el Castillo de La Real Fuerza, donde permaneció durante tres lustros, subordinado al Consejo Nacional de las Artes Plásticas. Desde el 2005, la colección se trasladó a la Casa Aguilera, en Mercaderes núm. 27 esquina a Amargura, en el Centro Histórico, como institución perteneciente a la Dirección de Patrimonio Cultural de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana. A propósito de este cumpleaños, el Programa Cultural entrevistó a Surisday Reyes Martínez, directora de esa institución.

 

¿Pudieras referirte al nacimiento y evolución de la cerámica artística en el país?

La cerámica artística cubana tuvo su génesis en los años cincuenta del siglo XX en los predios del Taller de Cerámica de Santiago de Las Vegas. Precisamente, el Museo acoge en su colección este panorama creativo desde 1950 hasta la actualidad. En el perfil expositivo permanente se exhiben obras en salas identificadas como Iniciadores, en la que se pueden apreciar piezas de Amelia Peláez, Wifredo Lam, René Portocarrero, Mirta García Buch y Martha Arjona, entre otros que potenciaron con la decoración de sus vasijas, losas y murales el valor artístico de la disciplina. Por su parte, Triunfo Revolucionario expone las propuestas de Alfredo Sosabravo en posición y cantidad privilegiadas, junto a los creadores que trabajaron –fundamentalmente en el Taller de Cubanacán–, como Reinaldo Calvo, Fernando Velázquez Vigil, Julia González, Ángel Rogelio Oliva, Jorge Ferrero, Oscar Rodríguez Lasseria… La sala Terracota 4 está dedicada a piezas representativas de los fundadores de este grupo: Amelia Carballo, Ángel Norniella, Agustín Villafaña y José Ramón González, quienes dieron los primeros pasos en la realización de instalaciones y fomentaron el valor conceptual de las obras. La Vasija muestra las creaciones de Aniceto Mario Díaz, Isavel Gimeno, Manuel Hernández, Jorge Jacas, la familia Chávez, Glaucia Basulto y otros artistas que se han interesado por este modo de hacer, lo cual reafirma la existencia de esa categoría dentro de la política de coleccionismo del museo. Por último, el espacio La Colección Crece comprende otras áreas del inmueble museístico. Está conformada por obras de pequeño, mediano, gran formato e instalaciones que corroboran la riqueza de la manifestación en cuanto a lenguajes, temáticas, y su contemporaneidad. Entre los artistas podrían citarse a Osmany Betancourt, Teresa Sánchez, Alejandro Cordovés, Ioán Carratalá, Rafael Miranda, Martha Jiménez, Pedro Pablo Oliva…

El Museo Nacional de la Cerámica Contemporánea Cubana exhibe obras representativas de cada uno de los creadores que integran la colección en sus diversos períodos de desarrollo. Por sus características y áreas expositivas disponibles, el inmueble no permite mostrar cuantitativamente un número mayor de lo que atesora; así, una tercera parte de lo que se colecciona puede apreciarlo el visitante en las salas expositivas. Cada tres meses se sustituyen las obras de un mismo autor por otras, y de esta manera se oxigena el panorama.

 

ceramica

 

¿Cuál ha sido el desempeño del Museo en el desarrollo de la cerámica artística cubana?

La institución ha tenido como principal objetivo legitimar esta disciplina dentro del contexto creativo contemporáneo cubano, así como incentivar a consagrados y jóvenes a abordar en este soporte expresivo sus principales inquietudes ideo-estéticas. A ello han contribuido las exposiciones personales organizadas, las muestras colectivas, panorámicas, los ciclos de conferencias, la presencia de la disciplina en las Bienales de La Habana, los intercambios creativos dentro y fuera de nuestro contexto y, por supuesto, la organización de la Bienal de Cerámica en sus dos modalidades.

 

Bienal de Cerámica

 

Sala-Triunfo-Revolucionario-I

 

Desde 1989 –explica la Licenciada en Historia del Arte por la Universidad de La Habana– acontecen las bienales de cerámica. Inicialmente nombrada Bienal de Cerámica Amelia Peláez, a partir del 2002 se decidió realizar el encuentro en dos certámenes competitivos y alternos: una edición está dedicada a las esculturas, instalaciones y proyectos; mientras la otra acoge vasijas, murales y losas. De modo que un año se convoca a la Bienal de Cerámica (esculturas, instalaciones y proyectos), y en el siguiente a la Bienal de Cerámica La Vasija. Esta dinámica de trabajo permite valorar y visibilizar las diversas expresiones de esta manifestación en cada una de las categorías concursantes. Se trata de una cita nacional que contribuye al fomento y la promoción de la cerámica, por lo que resulta imprescindible su realización en el contexto de la plástica cubana.

 

Sala-Los-iniciadores

 

¿Qué puedes adelantarnos sobre la Bienal de este año y la exposición de Ioán Carratalá?

Esta edición de la Bienal de Cerámica corresponde a las tipologías de esculturas, instalaciones y proyectos. El continuo diálogo con los artistas nos permite adelantar que están en proceso de trabajo, con obras en las diversas modalidades. Tendrá nuevamente por sede la Casa del Benemérito de las Américas, conocida como Casa de México. Ioán Carratalá Corrales, artista premiado en la edición precedente con la Beca de Creación otorgada por el Consejo Nacional de las Artes Plásticas, tuvo como compromiso desde entonces la concepción de una muestra personal. Como parte del propio evento el artista presentará la exposición Sin título de la serie “Identidad condicionada”. Ha concebido disímiles coheticos de arcilla con la visualidad de sus tipificados y reconocibles “cerigamis”. Estos serán el medio para la nueva experiencia performática que propone. Se espera nos sorprenda, por la pretensión socializadora en ese diálogo tan particular con el público.

 

El Museo ha llegado a sus 30 años en medio de la pandemia de la COVID. ¿Ello ha limitado su quehacer cultural?

Tras la inesperada pausa impuesta por la Covid 19, el Museo no se detuvo en sus empeños por continuar su quehacer cultural. Se trabajó intensamente en el catálogo de la colección, testimonio de 30 años de labor ininterrumpida en pos de la cerámica contemporánea cubana. Su presentación está prevista en el escenario de la venidera Feria Internacional del Libro de La Habana. Además, se desarrollaron acciones desde las diversas redes sociales. Nació el grupo de whatsApp llamado CERÁMICA – EVENTOS, a través del cual se han intercambiado memorias de los archivos que evidencian las exposiciones, los ciclos de conferencias y tantos otros encuentros artísticos que han propiciado provechosos debates. Una página de Facebook ha sido también sitio virtual importante para socializar la labor de la institución, en tanto, la radio y la televisión continuaron siendo espacios para la actividad promocional. A lo anterior se suman las exposiciones presenciales y virtuales concebidas Se realizó la muestra Ideas en formas con las propuestas finalistas y laureadas en el I Concurso Nacional de Cerámica Utilitaria, convocado de conjunto por la institución y la Fundación Caguayo para las Artes Monumentales y Aplicadas. Asimismo, se organizó la muestra virtual por el 90 cumpleaños de Alfredo Sosabravo, un artista fundamental para el movimiento de la cerámica en Cuba, inaugurada en la Jornada de la Cultura Cubana, que estuvo dedicada también al Premio Nacional de Artes Plásticas 1997. Bajo el título Discos de colores, aúna un conjunto de platos y discos cerámicos decorados por el artista con su particular lenguaje figurativo y reconocible estética pictórica.

Con la reapertura del museo, el pasado 20 de octubre, se retomarán otros proyectos. La celebración por su cumpleaños será motivo de un atractivo y variado plan de acciones y muestras expositivas, que transcurrirán el próximo 2021, comenta la joven especialista.

 

Sala-Terracota-4

 

¿Consideras que la cerámica ha alcanzado en el país su merecido reconocimiento?

Sin duda alguna, el Museo Nacional de la Cerámica Contemporánea Cubana ha sido, durante tres décadas, un espacio legitimador tanto desde la gestión museológica y de sus colecciones, como a través de su labor expositiva y divulgadora de la manifestación en el contexto nacional y en otros países. Existen prejuicios fundados –más que nada– en el desconocimiento de la historia y la actualidad de la cerámica en Cuba. No obstante, esta es y seguirá siendo un Arte mayor. Por ello apuesta la institución con la pléyade de artistas cuya obra lo connota.

 

Tomado de Habana Cultural

Galería de Imágenes

Comentarios



Entradas Relacionadas

4 (Medium)

Las barreras del aprendizaje y el trabajo son superables cuando existe voluntad y empeño

3 de diciembre de 2021

|

, , ,

Justo cuando se celebra este 3 de diciembre el Día Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad, en el Convento de Belén se reconoció la labor de dos jóvenes pertenecientes al centro y que han vencido los supuestos obstáculos que les impuso la vida

Continuar Leyendo >>
260261463_5267592983257016_8965559260335696515_n

Celebran las seis décadas del Museo Napoleónico

2 de diciembre de 2021

|

, , , , ,

Con motivo de los 60 años de la fundación de ese recinto cultural, de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, este jueves se efectuó un encuentro para conmemorar un aniversario más de la institución.

Continuar Leyendo >>
20211202_092944 (Medium)

Ciudad Patrimonial accesible para todos

2 de diciembre de 2021

|

, , , , ,

Bajo este nombre desde el 2 de diciembre se realiza este Evento Internacional organizado por la Oficina del Historiador de la Ciudad de la Habana, con el objetivo de compartir e intercambiar sobre buenas prácticas nacionales e internacionales en materia de accesibilidad en entornos patrimoniales

Continuar Leyendo >>