ribbon

Isla Patrimonial

1 de febrero de 2023

|

|

, , , , , ,

Fotos: Magda Resik Aguirre

 

327187807_1528250354334000_4788420356336358883_n

Si se está en la Isla de la Juventud hay lugares de obligada visita como el antiguo Presidio Modelo donde tantos patriotas sufrieron prisión: desde Pablo de la Torriente Brau hasta Fidel Castro y los jóvenes de la generación del centenario del Apóstol José Martí quienes asaltaron el Cuartel Moncada en 1953. Ellos estuvieron presos en este penal, vivieron en el exilio y desembarcaron luego por playa Las Coloradas.
327936326_3315480748669024_8949209979013595727_n
El pabellón donde aislaron a Fidel y a Raúl sobrevive al paso del tiempo. Desde la Sierra Maestra no olvidaron a los reos de la tiranía batistiana que permanecían en el encierro. En una carta, el líder de la Revolución promete liberarlos al triunfo. Aquellos 22 meses en el Reclusorio para Hombres de la Isla de Pinos quedó grabado en su memoria.
Con la tenue luz de una vela alumbró durante noches la escritura velada con zumo de limón – para evitar la censura de los carceleros – del texto definitivo de “La Historia me absolverá.”
Imagen1
De igual modo dedicó horas a la lectura. Se bebió la obra de José Martí, el inspirador. “Porque solo el estudio nos hace comprender mejor, ser más útiles a la patria, más humanos a nuestros semejantes -escribió.”
323716299_1359347404907007_2075399882478930549_n
Soñó aquí, largamente, con un futuro posible para Cuba: “Siempre me alentó y me ayudó a superar aquellas horas, la fe en el triunfo”, confesaría más tarde confiado en su destino.

 

323420845_852784349152474_1229845207571649657_n

Llegamos a la la finca El Abra, en la Isla de la Juventud. Conquista al viajero el paisaje del inmenso llano y al fondo las montañas que en 1870 ayudaron seguramente en su sanación al joven José Martí.
327790107_3273299346316554_4954749459980556559_n
A la entrada de la casona, la imagen en bronce de su rostro, a modo de cabeza tallada, nos habla de su escultor sin siquiera comprobar la firma grabada en el metal: Sicre (Juan José), el mismo que ideó la efigie de la Plaza de la Revolución en La Habana; el que inspiró a Anna Hyatt, la artista estadounidense, para modelar las líneas faciales del conjunto escultórico que se levanta en el Parque Central de Nueva York, cuya réplica fue emplazada en La Habana por iniciativa de Eusebio Leal Spengler, el 28 de enero de 2018.
328352710_1197118257847148_8003587086827182668_n
Nos adentramos en el inmueble donde residió el Apóstol para recuperarse de las terribles desolladuras que sufrió en presidio, sobre todo a causa de los grilletes que debió arrastrar. Y justo a mano derecha, al traspasar el umbral de la primera habitación, nos sobrecoge la cama donde descansó y se repuso de las heridas del cuerpo y el alma.
328623236_2983140195322879_3189186830513364457_n
Fue José María Sardá, noble catalán, quien le ofreció albergue en este sitio tranquilo y apartado, hasta que el 18 de diciembre de 1870 salió de allí Martí para cumplir su destierro a causa de las ideas independentistas.
La esposa de Sardá, Trinidad Valdés, lo prohijó y le curó con esmero de lo que el propio Apóstol describió después como “aquellas aberturas purulentas, aquellos miembros estrujados, aquella mezcla de sangre y polvo, de materia y fango”.
Martí definió como “día amargo” ese en el cual su padre Mariano logró verle en las canteras donde estaba condenado a realizar trabajos forzados: “yo procuraba ocultarle las grietas de mi cuerpo, y él colocarme unas almohadillas de mi madre para evitar el roce de los grillos…”.
Entonces le escribió a Leonor al dorso de la fotografía que se tomó en la cárcel, las palabras propias del hijo dolido en el sufrimiento de quien lo trajo al mundo: “Mírame madre, y por tu amor no llores: / Si esclavo de mi edad y mis doctrinas / Tu mártir corazón llené de espinas, /Piensa que nacen entre espinas flores.”
323712373_585959646680544_5334869732447433520_n
En la mesita de noche de la habitación todavía reposa la lámpara con la cual debió alumbrarse en las noches. En una vitrina se preserva la sábana con hermosos bordados y deshilados que sirvió para vestir el camastro. Contra la pared un discreto armario de buena madera. Y la ventana a través de la cual debe haber contemplado por más de sesenta días el deslumbrante paisaje pinero.
328337950_887210925721410_6224785775554612061_n
Con devoción por Cuba y sabiéndose pronto lejos de su patria, seguramente registró en su memoria los olores de la campiña, los azules del cielo y el verdor de las palmas.
328559310_586522182907074_5139143388609688975_n
Las mismas palmas reales que había echado de menos su poeta admirado, José María Heredia, cuando las sobreimpuso al paisaje de las cataratas del Niágara, desde el destierro: “Las palmas ¡ay! las palmas deliciosas,/ Que en las llanuras de mi ardiente patria / Nacen del sol a la sonrisa, y crecen, / Y al soplo de las brisas del Océano, / Bajo un cielo purísimo se mecen.”

 

Galería de Imágenes

Comentarios



Entradas Relacionadas

IMG-20240612-WA0026

Arriba a la Bahía Habanera agrupación de buques de la Marina de Guerra de la Federación de Rusia

12 de junio de 2024

|

|

, , ,

Este miércoles 12 de junio llegó a la bahía de la otrora Villa de San Cristóbal de La Habana la agrupación de buques de la Marina de Guerra de la Federación de Rusia

Continuar Leyendo >>
1718143191627

“Actualidad sobre la conservación del patrimonio documental en Cuba”

11 de junio de 2024

|

, , ,

Para conmemorar el 86 Aniversario de la fundación de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, en la mañana de este martes, la Dra. Sofía Borrego Alonso impartió una conferencia magistral

Continuar Leyendo >>
447778281_784302467143199_5834489262761990013_n

El arte de enseñar, un arte invaluable

4 de junio de 2024

|

, , ,

La sala Polivalente del Museo de la Ciudad fue sede de la apertura de la XV Jornada del día Nacional del Bibliotecario Cubano en el Centro Histórico habanero. El evento tendrá lugar del 4 hasta el 7 de junio, y estará dedicado a la diversidad e inclusión social y digital desde las bibliotecas

Continuar Leyendo >>