ribbon

“Ignacio Agramonte es un hombre sin tacha”

23 de octubre de 2018

|

|

, , , , ,

 

camaguey

 

Camagüey tiene el privilegio de ser la tierra de Ignacio Agramonte. Allí “el diamante con alma de beso”, como lo definió José Martí, comprendió a temprana edad la necesidad de conquistar la añorada independencia.

Al igual que varios patriotas, abandonó el calor de las frescas mañanas junto a su esposa y marchó al campo de batalla, un deber de todo cubano con la patria, esa gran madre común que nos acoge en su seno desde el primer aliento.

Si nos adentráramos en las venas del Centro Histórico de Camagüey, y de la ciudad en general, es posible descubrir a cada paso evocaciones al Mayor, donde su pensamiento se vuelve más intenso y como ósmosis llega a los visitantes, y a quienes habitan en la urbe.

“Ignacio Agramonte es un fenómeno excepcional. A los únicos pobladores que se les llama por el gentilicio de agramontinos es a los camagüeyanos”, afirma director de la Oficina del Historiador de Camagüey, José Rodríguez Barreras.

 

jose-rodriguez-barreras

José Rodríguez Barreras. director de la Oficina del Historiador de Camagüey

 

Habana Radio tuvo la oportunidad de entrevistarlo durante la última reunión de la Red de Oficinas del Historiador y del Conservador de las Ciudades Patrimoniales de Cuba que inició en Bayamo y concluyó en Matanzas.

 

¿Qué relevancia y futuro tiene la Red como nexo para fortalecer el trabajo de las Oficinas con la salvaguarda del patrimonio cubano?

La Red está en un momento importante. Los que llevamos más tiempo tenemos la obligación de transmitir las experiencias adquiridas. Las oficinas nos han hecho mejores personas porque el trabajo de la restauración siempre suele identificarse con lo material y quizás con lo técnico, pero es muy humano. Las personas necesitan mucha sensibilidad en estas labores porque tienen al hombre como actor y centro de aquellas obras de restauración y voluntades que se puedan levantar.

Vivimos un momento clave al dedicar los mayores esfuerzos al patrimonio cubano. Lo que hacemos es preservar las esencias para que la gente no desconozca de dónde vinimos. A través de la historia podemos identificarnos como cubanos, habaneros, camagüeyanos y espirituanos. En medio de esa homogeneidad, las oficinas están llamadas a preservar lo local. Cuba tiene mucho que enseñar en ese sentido.

 

monumento-ignacio-agramonte-5

 

Uno de los amores más conmovedores en la historia nacional es el de Ignacio Agramonte con su esposa Amalia Simone. ¿Cuánta entrega hubo por parte de ambos?

Es una de las historias más bellas, precisamente porque mantuvieron su relación en condiciones muy difíciles y quedó perpetuada en el epistolario de ambos. En esas cartas se reflejan las vicisitudes y lo que hicieron para sobreponerse a las circunstancias de la guerra. Ellos escribieron, en la historia nacional, una de las páginas más hermosas de amor.

Las cartas son también reflejo de la personalidad de Ignacio, un hombre sin tacha, de un civismo y educación extraordinaria. No podría esperarse otra actitud de él que no fuera la dedicación y amor que le profesó a su adorable Amalia y a la nación cubana.

Amalia va a los Estados Unidos. Allí tiene una vida difícil y regresa finalizada la contienda, e incluso participa en la inauguración de la estatua ecuestre de su querido amor.

Ignacio que muere con 32 años en pleno desarrollo como hombre. Se trunca una vida demasiado rápido. Era un hombre con una educación sin límites y una formación republicana importante, y de una familia con mucha connotación en el Camagüey de aquel entonces.

 

carlos-manuel-de-cespedes-e-ignacio-agramonte-600x375

 

Se habla mucho de las contradicciones entre Agramonte y el Padre de la Patria…

No es secreto para nadie que tuvieron diferencias con respecto a las dos posturas que llegan a Guáimaro, el lugar de la primera Constitución. Céspedes le llevaba 20 años a Ignacio, era un hombre maduro con más experiencia en la vida.

En realidad nunca tuvieron divergencias en lo que querían, la manera de lograr ese propósito sí era diferente, o sea, por caminos distintos. Agramonte, a partir una visión republicana, y el Padre de la Patria con un enfoque de la necesaria unidad y mando único para lograr la independencia de Cuba.

 

 

¿Cuán vigente mantienen los camagüeyanos el legado de Agramonte?

Agramonte es un fenómeno único. Hay una relación muy fuerte con el Mayor y la morfología de la ciudad, pues los lugares principales tienen que ver con él, desde hace muchos años: su casa natal, la iglesia donde lo bautizaron, el bufete en el que trabajó por corto período de tiempo, el parque que lleva su nombre – antiguamente la Plaza de Armas –, y también la iglesia de San Juan de Dios. Es muy difícil no reconocer esta alusión, incluso para los visitantes.

En el parque Agramonte hay cuatro palmas sembradas, en un principio, con el pretexto de engalanar el sitio, pero en realidad recuerdan a Joaquín de Agüero y a sus compañeros.

 

 

Varias historias dicen que el Mayor presenció, en su adolescencia, el fusilamiento de Joaquín de Agüero. ¿Son ciertos tales relatos?

Solamente son leyendas. Joaquín de Agüero fue un precursor independentista. Él, mucho antes de Céspedes, libera a sus ocho esclavos domésticos y hace público el acto; funda también una escuela pública en Guáimaro, y en 1851 se alza en armas.

 

Estatua de Ignacio Agramonte en la Plaza de la Revolución de Camagüey.

Estatua de Ignacio Agramonte en la Plaza de la Revolución de Camagüey.

 

“Por supuesto, no estaban creadas las condiciones. Tienen un primer combate sin éxito y se meten en la manigua y son apresados al tratar de salir por la costa norte de Camagüey. Son combinados a que claudiquen – cosa que no hacen – y después los fusilan el 12 de agosto de 18851, en las afueras de la ciudad con fuertes medidas de seguridad por el ejército español, cosa que hacía imposible que un niño de madrugada saliera a mirar el fusilamiento.

Se ha difundido mucho también que las cenizas de Ignacio Agramonte fueron esparcidas. La leyenda dice que las cenizas fueron esparcidas al viento. ¡Cuánto hay que hacer hoy para convertir un cadáver en cenizas, cosa que no era posible en aquellos momentos! Sin embargo, de generación en generación es lo que se ha dicho.

Su cuerpo es traído a Camagüey el 12 de mayo de 1873 y posteriormente es llevado a la iglesia San Juan de Dios, donde es identificado por el Padre Olayo y levantado el acta de defunción. Después es llevado al cementerio con fanfarrias españolas por toda la villa y se enterró y quemó en un lugar que se desconoce.

 

 

En la década de 1920 por Santa Cruz del Sur pasó uno de los ciclones más devastadores con cerca de tres mil fallecidos. ¿Existen referencias bibliográficas del hecho?

Es la tragedia más fuerte del pueblo de Santa Cruz del Sur. En aquel tiempo no existían las medidas de hoy para la evacuación oportuna. Las personas prácticamente recibieron el ciclón sin ser avisados. Hay libros que recogen los sucesos y se cuentan hechos heroicos de las mujeres a cargo del telégrafo que recibían los partes. Es un acontecimiento bastante triste en nuestra historia.

 

 

En Camagüey… ¿cuáles estilos arquitectónicos convergen?

Es una ciudad eclética con un sistema de plazas y plazuelas, y una trama urbana formada a partir de cinco espacios fundacionales, donde hay una relación directa entre la iglesia, el barrio, la plaza y la feligresía.

A finales del siglo XIX empieza la ciudad a crecer y comienzan los estilos arquitectónicos. Se produce una yuxtaposición de los mismos: el art decó y art nouveau sobre las viejas edificaciones, en la trama originaria llamada ciudad del siglo XVIII. Después la urbe crece formando dos grandes brazos hacia el norte y al este, donde se localizan barrios importantes, por lo que la configuración urbana cambia totalmente.

 

DSCF5063

Casa de la Diversidad Cultural de Camagüey. Premio Nacional de Restauración 2011

 

¿Y qué sistema de creencias predominan?

El mapa de la religiosidad en Camagüey se ha transformado bastante. En el siglo XX, con la presencia norteamericana en la intervención en la guerra de independencia, vienen desde los Estados Unidos denominaciones protestantes.

También con el aumento en los precios del azúcar entran braceros, o sea, haitianos y jamaicanos que vienen como cortadores de caña. En el caso de Camagüey es muy importante la presencia de los haitianos, además de chinos y los llamados polacos (que son los hebreos).

La religiosidad afrocubana llega posterior con respecto a otras regiones del país, donde desde el siglo XIX era fuerte, lo cual tiene una explicación: la base económica de Camagüey fue la ganadería. No es hasta el siglo XX que empresas norteamericanas y algunos criollos invierten y construyen varios centrales. Antes de esto, lo esclavos eran mayormente domésticos.

Hoy se puede decir que hay un predominio de la iglesia católica, pero con otros matices. Ya no es mayoría, pues hay otras denominaciones que incluyen el panteón yoruba, el protestantismo, así como la religiosidad de las culturas haitianas y jamaicanas que forman parte de nuestro mosaico cultural.

Galería de Imágenes

Comentarios



Entradas Relacionadas

Sin título

Una joya del patrimonio musical

20 de noviembre de 2019

|

|

, , , , ,

En el Palacio del Marqués de Arco fue presentado el disco doble "Música del Salón. La Habana y Santiago de Cuba, siglo XIX", una coproducción entre la Casa de Producciones Colibrí y La Ceiba, disquera de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana

Continuar Leyendo >>
1117-cartel-orquesta-juvenil-union-europea (Medium)

Jóvenes europeos y cubanos entrelazados por la música

20 de noviembre de 2019

|

|

, , , ,

Por primera vez se presentará en La Habana la Orquesta Juvenil de la Unión Europea. Este viernes 22 de noviembre a las 8:00 pm., en la Catedral de La Habana, protagonizará el concierto “Celebración” junto a la Orquesta Sinfónica del ISA

Continuar Leyendo >>
75029119_10221300755008122_7573273209781354496_n

Eusebio

19 de noviembre de 2019

|

, , ,

Es Eusebio Leal una de las mejores expresiones de la Revolución Cubana, "un buen hijo de Fidel", militante comunista, protagonista de momentos gloriosos, cabal como su nombre, intérprete de cada una de las piedras capitalinas, confesor solícito y maestro rejuvenecedor de La Habana

Continuar Leyendo >>