ribbon

Girón en versos

17 de abril de 2020

|

|

, , , ,

 

 

En apenas setenta y dos horas, en abril de 1961, Cuba derrotaba, en las arenas de Playa Girón, a los agresores yanquis que pretendían derrocar a la entonces naciente Revolución.

Con esa victoria del pueblo, liderado por el Comandante en Jefe Fidel Castro, se demostró, por primera vez en tierras de Nuestra América, la vulnerabilidad del imperialismo estadounidense.

Son numerosos los textos escritos a partir de ese hecho histórico que transformó no solo la historia de la mayor de Las Antillas, sino también del mundo de la segunda mitad de la pasada centuria.

Ahora, a propósito del aniversario 59 de las aguerridas acciones de Playa Girón, recordemos algunos de los poemas que, autores de varias generaciones, han dedicado a la heroica gesta.

 

***********************************************************

 

La sangre numerosa

 

A Eduardo Garda, miliciano

que escribió con su sangre

al morir ametrallado por la

aviación yanqui, en abril de

1961, el nombre de Fidel

 

Cuando con sangre escribe

FIDEL este soldado que por la Patria muere,

no digáis miserere:

esa sangre es el símbolo de la Patria que vive.

 

Cuando su voz en pena

lengua para expresarse parece que no halla,

no digáis que se calla,

pues en la pura lengua de la Patria resuena.

 

Cuando su cuerpo baja

exánime a la tierra que lo cubre ambiciosa,

no digáis que reposa,

pues por la Patria en pie resplandece y trabaja.

 

Ya nadie habrá que pueda

parar su corazón unido y repartido.

No digáis que se ha ido:

su sangre numerosa junto a la Patria queda.

 

Nicolás Guillén (Camagüey, 1902-La Habana, 1989)

 

***********************************************************

 

Epitafio en Girón

 

Abandonando el sembradío o el beso

0 el monte del oscuro carbón,

Avanzamos sobre los invasores que armara el extranjero.

Defendimos con nuestros pechos trabajadores

No solo este territorio mitad tierra mitad agua,

Sino la Isla toda, y más allá de sus costas

El inmenso mundo que confiaba en nosotros

—Hasta caer, agujereadas las camisas azules y verdes.

 

Viajero: ve a decir a nuestros hermanos vivos

Que aquí sigue flameando la bandera de Cuba

Y da sombra a la fértil cosecha de nuestros huesos.

 

Roberto Fernández Retamar (La Habana, 1930-2019)

 

***********************************************************

 

Elegía de los zapaticos blancos

 

Vengo de allá, de la Ciénaga,

de redimido pantano.

Traigo un manojo de anécdotas

profundas, que se me entraron

por el tronco de la sangre

hasta la raíz del llanto.

 

Oídme la historia triste

de unos zapaticos blancos…

 

Nemesia —flor carbonera—

creció con los pies descalzos.

iHasta las piedras rompía

con la piedra de sus callos!

Pero siempre tuvo el sueño

de unos zapaticos blancos.

 

Ya los creía imposibles,

los veía tan lejanos

como aquel lucero azul

que en el crepúsculo vago

abría su flor celeste

sobre el dolor del pantano.

 

Un día llegó a la Ciénaga

algo nuevo, inesperado:

algo que llevó la luz

a los viejos bosques náufragos.

Era la Revolución,

era el sol de Fidel Castro.

 

Era el camino triunfante

sobre un infierno de fango.

Eran las cooperativas

del carbón y del pesado .

Un asombro de monedas

en las carboneras manos,

en las manos pescadoras,

en todas, todas las manos.

Alba de letras y números

sobre el carbón despuntando.

 

Una mañana… iqué gloria!

Nemesia salió cantando.

Llevaba en sus pies el triunfo

de sus zapaticos blancos.

Era la blanca derrota

de un pretérito descalzo.

¡Qué linda estaba el domingo

Nemesia con sus zapatos!

 

Pero el lunes despertó

bajo cien truenos de espanto.

Sobre su casa guajira

volaban furiosos pájaros.

Eran los aviones yanquis,

eran buitres mercenarios.

Nemesia vio caer muerta

a su madre; vio sangrando

a sus hermanitos; vio

un huracán de disparos

agujereando los lirios

de sus zapaticos blancos.

Gritaba trágicamente:

¡Malditos los mercenarios!

¡Ay, mis hermanos! ¡Ay, madre!

iAy, mis zapaticos blancos!

 

Acaso el monstruo se dijo:

si las madres están dando

hijos libres y valientes,

¡que mueran bajo el espanto

de mis bombas! ¡Quién ha visto

carboneros con zapatos!

 

Pero Nemesia no llora:

sabe que los milicianos

rompieron a los traidores

que a su madre asesinaron.

Sabe que nada en el mundo

—ni yanqui, ni mercenarios—

apagará en nuestra Patria

este sol que está brillando,

para que todas las niñas

¡tengan zapaticos blancos!

 

Jesús Orta Ruiz (Indio Naborí) (La Habana, 1922-2005)

 

***********************************************************

 

Playa Girón

 

En un caracol rosado

de la playa de Girón

sobre el nácar hay grabado:

“!Cada cubano un soldado;

cada soldado un león!”

 

Dora Alonso (Máximo Gómez, Matanzas,1910-La Habana, 2001)

 

***********************************************************

 

El pueblo anuncia

 

Donde cayó mi hermano se levanta la patria

Donde cayó mi hermano se levanta el futuro.

 

Del puño de mi hermano saldrá un árbol

y en ese árbol cantarán los días

y junto a su tronco crecerán los niños,

los invencibles héroes del futuro.

 

Del pecho de mi hermano saldrá un río

y en su humedad florecerá la tierra

y en su espejo los pájaros y el cielo

se fundirán en un chorro de luz.

 

Donde cayó mi hermano se levanta la patria.

Donde cayó mi hermano se levanta el futuro.

 

De la frente de mi hermano surgirá la aurora

serena, fuerte, roja,

cón rumor de mandarria que golpea

y de libro que se abre.

De los ojos de mi hermano brotará la llama

inextinguible de esta vida nueva

que nos arrastra en su carroza ardiente

mientras nos canta su himno inmortal la primavera.

 

Fayad Jamís (Zacatecas, México, 1930-La Habana, 1988)

 

***********************************************************

 

Abril

 

Esas hojas que vuelan bajo el cielo,

quieren decir la lengua de la patria.

 

Estas aves que aspiran

la lentitud hostil de la borrasca,

 

ya saben que en abril se precipitan

todas las agresiones.

 

Oh pueblo en que nací,

así te miro fiero, junto al mar;

este polvo que piso

será el huerto magnífico de todos.

Y si caemos otra vez

se alzarán los huesos en la arena.

 

Aquí están nuestras almas

en el mes imprevisto, en abril,

donde duerme la Isla como un ala.

 

Nancy Morejón (La Habana, 1944)

 

***********************************************************

 

Playa Girón

 

Playa Girón —no te asombre—

no es una playa

ni un nombre.

 

Es decisión de batalla,

es el lugar sin regreso

del odio y de la traición.

 

Fue allí donde, en carne y hueso,

un pueblo que es todo un hombre,

salvó a la Revolución.

 

Y Playa Girón es eso:

es eso, Playa Girón.

 

Mirta Aguirre (La Habana, 1912-1980)

Galería de Imágenes

Comentarios



Entradas Relacionadas

IMG-20201203-WA0010 (Medium)

Soy un artista de casualidades

4 de diciembre de 2020

|

|

, , ,

Como el patriarca del arte visual cubano, por todo lo que ha hecho con su obra. Así fue calificado Alfredo Sosabravo por la anfitriona del espacio “Palabras”, la periodista Magda Resik Aguirre

Continuar Leyendo >>
6 final (Medium)

Cada cual brilla con luz propia

4 de diciembre de 2020

|

|

, , , ,

Estudiantes de la escuela primaria “Ángela Landa” y residentes del Centro Histórico habanero participaron en un encuentro didáctico este viernes en la Sociedad Civil Patrimonio Comunidad y Medio Ambiente, para sensibilizar a los participantes con el día a día de las personas discapacitadas

Continuar Leyendo >>
La-ultima-Cena-Tomas-Gutierrez-Alea

Titón tiene la palabra sobre “La última cena”

4 de diciembre de 2020

|

|

, , ,

El 42. Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano escogió para su función inaugural, este jueves 3 de diciembre, en el cine Acapulco, la nueva copia de “La última cena”, de Tomás Gutiérrez Alea

Continuar Leyendo >>