ribbon

Futuros hombres de ciencia

26 de agosto de 2019

|

|

, , , ,

 

20190814_112144 (Medium)

 

Para esas personitas felices capaces de convertir los sueños en realidad no es nada difícil, por el contrario, resulta de inmenso alborozo enrolarse en las quimeras de la mejor manera que saben hacerlo: dejando volar su imaginación.
Reafirmando esos preceptos naturales un grupo de niños de entre ocho y trece años integran el taller de Robótica en el Planetario Astronómico de La Habana. Entre otros juegos didácticos llevan un perro al espacio para descubrir los planetas, propician que una araña escape de la serpiente, su depredadora, o logran que un robot se comunique. Pero, ¿cómo comenzó todo?
“Acudimos a una convocatoria de la Oficina de Cooperación Internacional de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana (OHCH) a partir de un proyecto de cooperación, para aprovechar la posibilidad que daba de combinar el maker espacio, lugar físico donde la gente se reúne para realizar proyectos compartiendo recursos y conocimientos. Lo visualizamos como la posibilidad de mostrar esos conceptos a través de nuestros proyectos museográficos y mostrar y divulgar ciencia, nuestro objetivo”, asegura Taimí García Marichal, directora del Planetario Astronómico, perteneciente a la Dirección de Patrimonio Cultural de la OHCH. Y enfatiza: “Lo encaminamos a través del taller de Robótica para niños, que comenzó el año pasado como parte del programa Rutas y Andares para descubrir en familia”.
Junto a García Marichal, la especialista Madelín Saumel imparte las clases: “Comenzamos el taller enseñándoles los conceptos básicos de la robótica y para ello nos auxiliamos de una página web que creamos aquí. Ellos simulaban que navegaban en Internet buscando información, le explicábamos parte de esa información y ellos la preparaban a través de power point. Aprendían así teoría de la robótica. Luego, la segunda fase fue la programación con scratch, lenguaje de programación diseñado para iniciarse en ese mundo que sirve para crear historias interactivas, juegos y animaciones, y la última, la creación de un brazo robótico con cartón y material reciclado”.

 

20190814_111612 (Medium)

 

“El taller comenzó con medios propios – explica la directora –, hasta que se aprobó el proyecto de cooperación. Entonces realizamos una segunda convocatoria con un programa mucho más completo y acudieron los niños con sus familias que hoy nos acompañan, las primeras familias maker con que cuenta el Planetario”.
Sobre los juegos del taller hablan los propios niños: “Estamos haciendo un proyecto destinado a los niños chiquiticos para que sepan identificar los planetas a través de adivinanzas, cuando logran identificar el planeta escuchan una curiosidad sobre el mismo. Consiste en que un perro llamado Pupi viaja al espacio y al final cuando descubre todos los planetas, regresa a la tierra”, explicó Samuel de once años. Y agregó: “Aquí nos enseñan lo principal para programar, nos dan un fondo de programación infantil que se llama scratch”.
Precisamente como este de Kenjy Nakaima, un niño de diez: “Mi trabajo es sobre una araña que tiene que escapar de la serpiente; es decir, es la supervivencia de los arácnidos. Este juego tiene parte educativa y parte divertida; te enseña datos sobre las hormigas, te enseña que los depredadores de las arañas son las serpientes y también te enseña que las presas de las arañas son las hormigas, te diviertes jugando”.

 

20190814_104645 (Medium)

 

“Nuestro juego consiste en que al presionarse la banderita verde este robot, sobre la nébula espacial, desarrolla un diálogo mediante el cual explica las partes del cuerpo que utiliza para interactuar con los humanos, los materiales que lo conforman y sus fuentes de energía”, explicaron Daniel y Mario Rafael, de diez y doce años respectivamente.
En el cumplimiento de los objetivos de la agenda 2030 para el desarrollo de las naciones se inserta el proyecto de cooperación “Accesibilidad al patrimonio bibliográfico, arqueológico y científico de la Nación cubana mediante el empleo de las nuevas tecnologías para el desarrollo de iniciativas de impacto social”, entre la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana y la ONG Extremeña Fundación Ciudadanía, con fondos de la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AEXCID) que incluye, junto a la adaptación de textos a la técnica de lectura fácil, el taller de Robótica en el Planetario Astronómico de La Habana, fragua, quizás, de futuros hombres de ciencia.

Galería de Imágenes

Comentarios



Entradas Relacionadas

Foto tomada de Cubadebate

La Colmenita, treinta años de espectáculos

21 de febrero de 2020

|

|

, , ,

Un amplio programa de presentaciones artísticas tendrá esta compañía de teatro infantil para celebrar sus tres décadas de fundación

Continuar Leyendo >>
Foto: Naturaleza Secreta / Facebook

La economía creativa: una oportunidad para el desarrollo

21 de febrero de 2020

|

, , , ,

El Plan Maestro de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana convoca al XVIII Encuentro sobre Gestión de Ciudades Patrimoniales, que se realizará del 12 al 16 de mayo del 2020, en el Centro Histórico de la capital cubana

Continuar Leyendo >>
accesibilidadHV1

Estudiantes de arquitectura participan en plan de accesibilidad de la Habana Vieja

20 de febrero de 2020

|

, , , , , ,

Con el apoyo de profesores y estudiantes de la CUJAE inicia el levantamiento de datos para el diagnóstico sobre la situación de la accesibilidad en el Centro Histórico de La Habana Vieja

Continuar Leyendo >>