ribbon

El Teatro Martí

21 de agosto de 2013

|

|

, ,

Fotos: Alexis Rodríguez

El 8 de junio de 1884 fue inaugurado en La Habana un sencillo pero muy elegante teatro de estilo neoclásico llamado Irijoa —su constructor fue un vasco llamado Ricardo Irijoa—, pero en 1900 es designado, definitivamente, con el nombre de nuestro Héroe Nacional, José Martí.

Teatro Martí en restauración / Foto Alexis Rodríguez

“El Coliseo de las cien puertas”, como lo denominó el poeta bayamés José Fornaris, se inauguró con una función a beneficio del convento El Buen Pastor, protagonizada por aficionados y, con posterioridad, se ofrecieron bailes públicos y diversos espectáculos: desde compañías de bufos criollos y del circo de don Santiago Pubillones hasta zarzuelas, operetas, vodeviles y el estreno en Cuba de la ópera “La Bohème”, de Giacomo Puccini. Durante 1896 los bufos habaneros de la compañía del empresario Generoso González, dirigida por el compositor José Marín Varona, comenzaron a trabajar en el Martí.

En su escenario se estrenaron “La mulata María” con música de Raimundo Valenzuela y el primer libreto de Federico Villoch, calificado luego “El Lope de Vega cubano” a causa de su vasta obra; y “Mefistófeles” de Ignacio Sarachaga y partitura de Rafael Palau.

Teatro Martí en restauración / Foto Alexis Rodríguez

El teatro Martí sirvió de sede para redactar la Carta Magna para la República cubana a estrenarse el 20 de mayo de 1902, y fue escenario de los candentes debates que originó la decisión del gobierno estadounidense de imponer como un apéndice a la Constitución la ignominiosa Enmienda Platt.

En breves líneas es imposible repasar la intensa historia del teatro Martí, pero lo más apremiante es concluir las intensas labores de reconstrucción que se acometen con el fin de que esa joya de la cultura cubana resurja con fuerza y esplendor: muy pronto los habaneros escucharemos el sonido de las tres “campanadas de la alegría”, anunciadoras del inicio de cada función.

Teatro Martí en restauración / Foto Alexis Rodríguez

El proyecto para la revitalización del teatro Martí está a cargo de la Oficina del Historiador y, quizás, la mayor complejidad está en tener muy en cuenta la esencia del lugar, pero a la vez adecuarlo a los nuevos tiempos: se incorporará a la obra un edificio anexo en la calle Zulueta, lo que implica una nueva construcción que permitirá facilidades para la escenotecnia, los camerinos, las oficinas de dirección, y otros espacios necesarios. Igualmente el tema de la climatización ha sido complejo.

En su parte exterior se trabaja para recuperar la fachada antigua, las puertas, ventanas y vitrales, y en su interior se labora en rehacer los palcos de platea y balcones junto a las rejas que los separaban; además de las graderías —asientos corridos— en la tertulia.

Teatro Martí en restauración / Foto Alexis Rodríguez

Especial interés existe en rehacer el telón pintado del escenario, de acuerdo con las referencias que se tienen, y está prevista la recuperación de los espaciosos jardines donde, a diferencia de los demás teatros, las personas disfrutaban de los intermedios a la sombra de la vegetación, los bancos y la cafetería. No por gusto, y con justeza, se ha afirmado que la reanimación de la instalación “son muchas obras en una sola”.

Tantos detalles y complejidades —junto a los muchos problemas económicos que hemos enfrentado— han hecho que la recuperación del Teatro Martí haya sido compleja, pero lo más importante es que el empeño está y que muy pronto todos los cubanos —y aquellos que nos visiten— podremos asistir a esa magnífica instalación cultural que ha sido testigo de gran parte de la historia de la cultura nacional.

Galería de Imágenes

Comentarios



Arq. Vivian Alvarez / 2 de septiembre de 2013

Después de un largo y meticuloso trabajo de proyecto y diseño, a pesar de que todavía faltan unos pocos meses para su inauguración, ya se comienzan a ver los sueños haciéndose realidad, creo que valió la pena tanto trabajo, reuniones, recorridos, ....¡Marilyn, mis felicitaciones, para ti y para todos los colegas presentes y ausentes de la DGPAU, constructores e inversionistas, ojalá pudiéramos salvar todos los teatros y cines de La Habana, que están en ruina.

Entradas Relacionadas

valle

Katherine Müller: “En Viñales el turismo es comunitario”

11 de diciembre de 2019

|

|

, , , , , ,

Temas como las nuevas agendas urbanas, la estrategia de turismo comunitario en Viñales y el valor excepcional de este sitio patrimonial fueron temas analizados por la Directora Regional de Cultura para América Latina y El Caribe de la Unesco

Continuar Leyendo >>
1205-FIART_1

Distinguen en Cuba labor patrimonial de Eusebio Leal

9 de diciembre de 2019

|

, , , , , ,

La XXIII Feria Internacional de Artesanía (Fiart 2019) reconoció la labor del Historiador de la Ciudad de La Habana, el Doctor Eusebio Leal Spengler, durante la apertura en el recinto ferial Pabexpo

Continuar Leyendo >>
78372831_723430284836095_4368429112415485952_o

Directora General de la UNESCO visita el Centro Histórico de La Habana

5 de diciembre de 2019

|

|

, , , , ,

La máxima representante de la UNESCO, Audrey Azoulay, fue recibida este 5 de diciembre por el Historiador de la Ciudad de La Habana, Doctor Eusebio Leal Spengler

Continuar Leyendo >>