ribbon

Donde la luz anula a las sombras

11 de noviembre de 2021

|

, , ,

Foto: Alexis Ropdríguez

 

DSC_5653 (Medium)

 

Primero lo primero, como se dice en algunas partes. Comienzo por el personaje o mejor, por la estrella. Estrella Díaz es una trabajadora infatigable de nuestra cultura y creo que debo comenzar mis palabras por ese reconocimiento. Su plural despliegue en diversos frentes merece algunas precisiones. Veamos:

Estrella es una reconocida autora de libros que tienen a las artes visuales como tema central, así se pueden citar los títulos Cabeza para pensar y corazón para sentir, en el que hay una extensa entrevista con el extraordinario dibujante y grabador José Luis Posada, el gallego Posada; Luces y sombras, volumen de entrevistas a 25 artistas y ejercicio anticipador del presente libro; Diseño de una vida, libro que contiene las memorias de María Elena Molinet, la muy notable diseñadora: Palabra de diseñador, que son las memorias de Eduardo Arrocha, estos dos últimos reconocidos con el Premio Nacional de Diseño, y ahora tiene en preparación Conversando en tiempos de…, con entrevistas a casi ochenta personalidades sobre este tiempo pandémico, volumen que, como resulta obvio, ha realizado a contracorriente.

En materia de realización audiovisual, Estrella es autora del guion y la dirección de veinte audiovisuales con la Productora de Audiovisuales de la OHC, dedicados al universo plástico nacional y tiene el número veintiuno en proceso, este con centro en el artista Ernesto Rancaño. En el plano de programas radiales, Estrella es la directora del programa Luces y sombras, materia prima inicial de los libros citados y que lleva en el aire 22 años, también otros espacios como La toga, sobre leyes, Como un ajiaco (revista de tres horas de facilitación social) y la revista Paradiso, con informaciones sobre artes visuales y. por último, Se dice en cubano, revista sobre temas musicales.

Si a toda esta intensa y extensa actividad promocional y divulgativa agregamos su labor esencialmente periodística en medios como La Jiribilla y en el centro Pablo de la Torriente Brau, en el que labora intensamente desde hace décadas, tenemos que esta mujer es una trabajadora de la información a tiempo completo, una todo terreno, una persona sumamente laboriosa al extremo de que ni la pandemia la pudo paralizar. Realmente es algo impresionante lo de esta querida amiga.

Ambos tenemos predilección por el método de la entrevista y hemos producido libros a partir de conversaciones con artistas. Esa semejanza es importante a la hora de evaluar el libro que hoy presentamos. Sé muy bien de la potencialidad de un buen diálogo con un creador y Estrella lo sabe mejor todavía, es una entrevistadora con muchos recursos. Por ejemplo, Ana María Guasch, una muy reconocida crítica de arte internacional, consideraba hace una década atrás a la entrevista como un género que se desliga de lo periodístico para situarse a medio camino entre el texto reflexivo, el comentario atinado y la reflexión filosófica y otro entrevistador de clase, David Mateo, considera que si se enseñara esta técnica en nuestras universidades, no como una asignatura opcional, sino “como una disciplina básica para el desempeño de los futuros historiadores y críticos de arte, lamentaríamos menos esos desaguisados informativos e históricos que se manifiestan en la actualidad dentro de la gestión crítica y curatorial”. Estoy totalmente de acuerdo con ambos juicios.

Más luces y sombras comienza con un prólogo del reconocido artista y crítico de arte Manuel López Oliva, en el que pondera satisfactoriamente a Estrella y en el que puede leerse lo siguiente: “Apetencia cultural talento para el diarismo, amable modo de establecer contacto con el hombre de arte y capacidad de transformar las vivencias de la contemplación estética en acicate y razón para un acercamiento a los productos y productores de los géneros imaginativos…” y concluye el maestro López Oliva: “Estrella parece tener alas y no pies, como solicitaba Martí al eficaz periodismo”. No puede uno menos que estar de acuerdo con él.

En el libro, la entrevista, ese método socrático de interacción verbal entre dos personas, que en ocasiones es más eficaz aún que el ensayo de opinión para abordar cualquier tema, como hemos escuchado, se hace amena de la mano de Estrella, que evidencia agenciarse la preparación adecuada sobre cada entrevistado. Esto se aprecia fácilmente en dos cuestiones: uno, la precisión de las preguntas que revela que ella sabe lo suficiente sobre la vida y obra de su interlocutor; y, en segundo lugar, la fluidez de las conversaciones, que no sufren de interrupciones o sobresaltos. He insistido en varios lugares que los libros como este son inmersiones muy gratificantes en el universo del arte cubano y Estrellita lo reafirma una vez más con su segundo tomo de entrevistas a un conjunto de creadores.

Aquí se puede apreciar lo mismo la inteligencia de Tonel y Esterio, lo conceptuoso de Villa y René Francisco, la experiencia vital de Pedro de Oraá, Lesbia Vent Dumois, Tomás Sánchez y Sosabravo, el sentido del humor de Abela y Ares, en fin, se puede disfrutar por igual de todo este conjunto de diálogos. Es una selección muy bien hecha de artistas que, además, resultan ser muy buenos conversadores, un conjunto de creadores en los que hay diversidad generacional, estilística, de expresiones del arte y profesiones y cuyo único punto de convergencia, en cuanto a encontrarles una línea vinculante, es su presencia en los espacios individuales de exhibición o circuito de galerías que integra la Oficina del Historiador de la Ciudad.

Por último, mis elogios mayores para la Editorial Boloña por la calidad del libro, del papel, el bello diseño, la rigurosa edición y, como siempre, la altísima calidad de la impresión de Selvi Artes Gráficas, la excelente impresora de Valencia, España. Mis felicitaciones a tan calificado equipo.

Para complementar la presentación de tan bello y sustancioso volumen, Estrellita ha organizado una muestra de artes visuales con obras de sus entrevistados, lo que ya es una desmesura o, mejor, la realización completa de un proyecto artístico. De eso se trata en el presente caso: la muestra da continuidad al libro de entrevistas, pues son sus interlocutores los que exponen en la galería Carmen Montilla. Y seguramente es una excelente exposición, pues no tiene discusión de que son creadores de mucho reconocimiento en el panorama estético y artístico del país. En eso Estrella nunca ha bajado su nivel de percepción: la calidad como rasero fundamental para armar sus libros, programas, documentales y muestras.

Enhorabuena Estrella, sigue así que los artistas, los amantes del arte y los lectores te lo agradeceremos mucho.

 

Rafael Acosta de Arriba,
La Habana, 11 de noviembre de 2021

Galería de Imágenes

Comentarios



Entradas Relacionadas

La Oficina de Emilio Roig es hoy parte de un museo que atesora sus recuerdos / Foto Alexis Rodríguez

Emilio Roig de Leuchsenring: Un cubano muy completo

1 de julio de 2022

|

|

, , , ,

A propósito del Día del Historiador, Habana Radio rinde homenaje al fundador de la Oficina del Historiador de La Habana con una entrevista realizada por la periodista Magda Resik al Doctor Eusebio Leal Spengler el 25 de agosto de 2008

Continuar Leyendo >>
WhatsApp Image 2022-06-30 at 5.16.33 PM

Presencia definitiva de Fernando Ortiz en el Centro Histórico habanero

1 de julio de 2022

|

|

, , , , ,

Este jueves 30 de junio ha abierto sus puertas un espacio que estará disponible para todos los interesados: la Fundación Fernando Ortiz, creada y dirigida por el reconocido intelectual cubano Miguel Barnet, inaugura su nueva sede

Continuar Leyendo >>
WhatsApp Image 2022-06-30 at 5.49.26 PM

De oficios y buenas decisiones

30 de junio de 2022

|

|

, , , , , ,

Este 30 de junio, los estudiantes de la Escuela Taller de La Habana Gaspar Melchor Jovellanos sostuvieron un encuentro generacional en la sede de Habana Espacios Creativos, en el Centro Histórico de la Ciudad a la que pronto contribuirán a restaurar y preservar

Continuar Leyendo >>