ribbon

“De vuelta al musical”: una forma cubana de hacer teatro musical

29 de agosto de 2013

|

|

, , ,

Fotos: Alexis Rodríguez

“De vuelta al musical”, espectáculo dirigido por Alfonso Menéndez y que puede aún ser disfrutado los sábados y domingos a las nueve de la noche, en el Anfiteatro del Centro Histórico habanero

Para los que esgrimen siempre razones harto conocidas como que la falta de recursos impide la total o parcial realización de determinado hecho cultural, solo hay que invitarlos a que vaya al Anfiteatro del Centro Histórico habanero y disfrute – esta es la palabra precisa – de la más reciente puesta dirigida por Alfonso Menéndez y su inquieto colectivo.
Puntualmente, cuando suena el cañonazo, las luces y la música son los primeros signos de que una nueva propuesta invadirá los sentidos de los asistentes, sea por habitualidad o fortuitamente, a este recinto de la parte más antigua de la ciudad, ubicada justo casi en la entrada de la Avenida del Puerto. Y digo por habitualidad porque los que somos seguidores del Anfiteatro sabemos que cada año sube a ese escenario una nueva y diferente invitación, con ese género que tanto ha calado en el gusto del cubano a través de los años, más cuando siempre decimos que este es un pueblo inclinado a la música y el baile.

Uno de los momentos hilarantes de “De vuelta al musical”: “A todo jazz” de “Chicago”

Precisamente, ese es el título: “De vuelta al musical”, otra aproximación, quizás especie de continuidad de aquella vez en que hace unos años Menéndez reunió temas registrados en la memoria de muchos gracias a aquellos filmes de dibujos animados que siguen deleitando a diversas generaciones como el de “La bella y la bestia”, “Anastasia”, “La cenicienta”, entre otros.
Pero ahora, la mirada de Menéndez se ha vuelto hacia los grandes musicales de Broadway, un mundo al que no se puede estar ajeno y siempre hay que volver porque, sin dudas, a pesar de los criterios de muchos que ven cierta frivolidad y sensacionalismo en esta meca del teatro, no hay mayor certeza de que grandes canciones y bandas sonoras han sido creadas por talentosísimos artistas (nombres como Andrew Lloyd Weber, John Kander, Franz Lehár, Frederick Loewe, por mencionar algunos) para diversas propuestas, las cuales luego han recorrido el mundo y han sido adaptadas, con versiones igualmente destacables, en otros países.

Sorprendente escuchar en español “Los diamantes son los mejores amigos de las chicas” de “Moulin Rouge!”

Temas que uno ha escuchado y enseguida asocia con un determinado filme – pues muchos de estos musicales han sido llevados después al séptimo arte o lo contrario –, o simplemente los tiene ubicados en cierto resquicio de la memoria y ahora emergen para recordar determinado momento de la vida. He ahí el primer mérito de la puesta: el poder de evocación. Así aparecen, coherentemente engranados, la dulzura de “Over the Rainbow” de “El mago de Oz”; la crudeza del mundo del espectáculo en “Cabaré” – uno de los momentos más logrados de la puesta –; la fuerza dramática de “Chicago”; la melódica y siempre bienvenida “Singing´in the Rain” de “Cantando bajo la lluvia”; la majestuosidad y grandielocuencia musical de “Los miserables” – otro de los instantes magistralmente pensados y coreografiados –; la sorprendente y paródica versión al español – creo que es la primera vez que lo escuchamos en nuestro idioma aquí en Cuba –, de “Los diamantes son los mejores amigos de las chicas”, de “Moulin Rouge!”; la sin par “Memory”, de “Cats”; la reconfortante y ligera – no en sentido peyorativo esta palabra – “Podría yo bailar toda la noche”, de “Mi bella dama”, y tantas otras.

Otro de los instantes magistralmente pensados y coreografiados de “De vuelta al musical”: “Escucha el canto del pueblo” de “Los miserables”, un estreno en Cuba

A un buen trabajo coreográfico – impresionante de verdad lo logrado con los solistas e integrantes del cuerpo de baile, sobre todo –, de diseño de luces, correctas grabaciones, la utilización justa y no en demasía de recursos de utilería y escenografía en cada momento, se le suman el poder de convocatoria que ha logrado “De vuelta al musical”, una obra que – y he aquí lo más sorprendente –, atrapa al público de todas las edades y gustos. Sé que muchos entran con cierta aversión a algo que le es desconocido, total o parcialmente; pero en cuanto la primera melodía suena y el despliegue escénico comienza, la obra atrapa y subyuga desde los más niños hasta los más adultos. Estar sentado y disfrutar de las caras y reacciones de cada espectador, es algo gratificante; algo que he podido constatar pues precisamente gusto de ir a ver la propuesta más de una vez para analizar estos y otros elementos.
Mención aparte el diseño de vestuario; sorprendente evidencia de belleza imaginativa.

“No llores por mí, Argentina” de la ópera rock “Evita”, momento de profundo lirismo en “De vuelta al musical”

Mucho se ha dicho del papel de rescate del musical que hace Alfonso Menéndez y su equipo del Anfiteatro. Pude ser testigo incluso, en una ocasión, de la felicitación de una espectadora foránea que luego de concluida la función se acercó a Menéndez y le expresó que lo que hacía estaba a la altura de cualquier puesta realizada en otro país.
No volvamos sobre la manido – y no menos cierto – de que cuando el talento existe la falta de recursos es suplida por la imaginación y la creatividad. Eso está más que dicho (haría falta que muchos lo incorporaran a su quehacer diario, y no solo la gente de teatro). Solo apuntar, para finalizar, que lo que año tras año vemos en el Anfiteatro del Centro Histórico es muestra de que existirá y existe, con crisis o sin crisis, una forma cubana de hacer el musical. De nosotros, espectadores y creadores, depende mantenerla en un futuro.

Galería de Imágenes

Comentarios



Giovanni Santos / 31 de agosto de 2013

Sin dudas es una agradable propuesta que no se puede rechazar muchas felicidades al director y a tan brillante y disciplinado elenco.

Entradas Relacionadas

centro de diseño

Patrimonio renovado en el Centro Histórico

14 de noviembre de 2019

|

|

, , , ,

Desde este jueves 14 de noviembre, dos nuevas obras se suman a las ya inauguradas para celebrar los 500 años de La Habana: el centro dedicado a la Formación para la Restauración y el Diseño Taller Roberto Gottardi y el Taller de Encuadernación

Continuar Leyendo >>
gobierno DSC_3773 (Medium)

Antigua Cámara de Representantes, reabre sus puertas a la historia

11 de noviembre de 2019

|

|

, , ,

Desandar las calles del Centro Histórico de La Habana es encontrar en cada rinconcito de ellas la historia de nuestra nación. Uno de esos lugares llenos de anécdotas es el inmueble ubicado en la calle Oficios, entre Churruca y Muralla

Continuar Leyendo >>
habana-clasica-cartel

Nuevamente la danza abrió Habana Clásica

11 de noviembre de 2019

|

|

, , , ,

“Infinito”, una creación de la destacada bailarina y coreógrafa española Susana Pous y su agrupación danzaria Micompañía, dejó inaugurada la tercera edición de la temporada de conciertos Habana Clásica

Continuar Leyendo >>