ribbon

Concluye XIII edición de Rutas y Andares

29 de agosto de 2013

|

|

, , , , , , ,

El Dr. Eusebio Leal saluda a niños participantes en Rutas y Andares (foto Néstor Martí)

La XIII edición de Rutas y Andares, demostró una vez más que cuando se comparte conocimiento, este se multiplica y regresa por miles en forma de ideas, de aporte a la comunidad, al mundo, y sirve para nuestro propio enriquecimiento. Un total de 282 familias resultaron ganadoras del gran premio de este proyecto.

La Basílica Menor del Convento de San Francisco de Asís acogió a los premiados, quienes se reunieron con el Historiador de La Habana, Dr. Eusebio Leal Spengler, y disfrutaron de un concierto del cantautor cubano Descemer Bueno, acompañado por los músicos Harold López-Nussa, Omar Hernández, Gastón Joya y Yaroldi Abreu.

Jóvenes músicos ofrecieron un concierto a las familias ganadoras de Rutas y Andares (fotos Néstor Martí)

Este proyecto, iniciado en el año 2001 con unas pocas personas, hoy suma cerca de 450 colaboradores entre talleristas y guías. A estos hombres y mujeres, que bajo el intenso sol de los meses de julio y agosto compartieron sus saberes con los más de 12 300 participantes, agradeció el Dr. Leal. “Ya no se trata de una sola persona que va delante como el flautista de Hamelin, rodeado de infinitos y pequeños ratones; ahora es una gran multitud que viene y nos va llevando”, destacó.

Katia Cárdenas, directora de Gestión Cultural de la Oficina del Historiador (OHC), indicó que Rutas y Andares se inicia cada año “mucho antes del verano cuando museólogos, historiadores, arquitectos, promotores culturales y otros tantos especialistas de la OHC y de otras instituciones, piensan y organizan un nuevo mapa cultural para que la familia cubana aprenda y disfrute del patrimonio a través de un contacto natural e intenso”.

Katia Cárdenas, directora de Gestión Cultural de la OHC (foto Néstor Martí)

De igual forma, el Historiador convidó a los presentes a andar y reconocer los lugares que nos rodean, pues “la mejor manera de aprender, además de las lecturas, es tratar de identificar y poner nuestra mano en las cosas. Aprender la esencia de los problemas, de la arquitectura, de la historia, a partir de un descubrimiento que vamos haciendo lentamente en esta especie de pedagogía colectiva que es tan importante para nosotros”.

En esta ocasión se realizaron 36 Andares diferentes que no se limitaron al Centro Histórico de la ciudad, sino que alcanzaron las zonas del Vedado y el barrio de Miramar. “Ha sido muy gratificante acercarnos a la arquitectura del siglo XX y conocer la historia de lugares tan hermosos de la capital que aunque recorremos a diario nos son desconocidos”, señaló Mariela Cabrera a Habana Radio.

Por su parte, Sandra Rodríguez propuso que para ediciones venideras se incluyan en estos periplos otros municipios de la capital como el Cerro, “símbolo también del florecimiento de La Habana”. “Ya hemos recorrido la Habana Vieja todos estos años y aunque siempre percibimos nuevos elementos, también es interesante llegar a otras zonas donde se conservan grandes valores arquitectónicos e históricos”, agregó Lilian Cao.

El público disfruta del concierto de Descemer Bueno (foto Néstor Martí)

Razones como estas motivaron a centenares de personas a sumarse a los tres Andares desarrollados en Miramar, los cuales fueron guiados por estudiantes y profesores de Arquitectura y organizados por la Casa de las Tejas Verdes. Según comentó a nuestra emisora Mónica Fernández, especialista en Comunicación de esta institución de la OHC, “todos los recorridos fueron acogidos con mucha satisfacción, pues las personas siempre agradecen las propuestas novedosas. Sin dudas, causó gran impacto el realizado en bicicletas por esta zona pues permitió conocer gran parte de dicho barrio capitalino”.

Otros de los Andares más gustados fueron el de patrimonio musical del siglo XIX, liderado por el Gabinete de Patrimonio Musical Esteban Salas; el recorrido por la Alameda de Paula, guiado por la Dirección de Proyectos de Arquitectura y Urbanismo de la OHC; la reedición del Andar por la Historia de los Bomberos en la ciudad, diseñado por la Sala de los Bomberos de la Dirección de Patrimonio Cultural y los recorridos por la Universidad de La Habana.

Familias ganadoras de Rutas y Andares 2013 (foto Néstor Martí)

Según explicó Claudia Felipe, directora del Departamento de Patrimonio Cultural Universitario de esta casa de altos estudios, “la Universidad pertenece a la cultura cubana y al pueblo; por eso, tantas personas, y no sólo los egresados de sus aulas, se sienten identificados con su arquitectura, su historia. Uno de los resultados más positivos de estos Andares fue que la información no fluyó de modo unidireccional: los guías aportaron sus conocimientos pero estos se enriquecieron con las vivencias y saberes de los participantes de las más diversas edades”.

El camino de los museos estuvo trazado por tres rutas, dentro de las cuales la más gustada fue la del agua, organizada por los museos de ciencia, informó Cárdenas. “Otras rutas especiales, propusieron un trayecto abarcador a partir de las temáticas que las identificaban. En este caso destacaron por sus altos niveles de participación la denominada Cubanía y tradición, del Centro Hispanoamericano de Cultura, la de la Quinta de los Molinos y la del genio de Leonardo Da Vinci, a partir de la exposición de igual nombre que se exhibe en el Salón Blanco del Convento de San Francisco de Asís”, comentó.

Otra novedad de esta XIII edición fue la incorporación de 16 Andares virtuales que beneficiaron a las personas de la tercera edad. Ener Teresa Toirac, por ejemplo, disfrutó de varios y todos le parecieron atractivos e inclusivos, pues con ellos los ancianos se “ahorran las largas caminatas y emprenden, sin moverse del lugar, interesantes viajes”.

Niños que participaron en Rutas y Andares (foto Néstor Martí)

Por su parte Camila Laura, quien siempre acude con su hijo a este proyecto porque está lleno de enseñanzas para los más pequeños, celebra la inclusión, en esta ocasión, de los andares dirigidos a los niños discapacitados.

Precisamente, los organizadores de Rutas y Andares aseguraron que para la próxima entrega se ampliarán los recorridos que satisfagan a otros menores con necesidades educativas especiales, deseosos de compartir cultura y patrimonio; pues este año el andar infantil “Somos 1” estuvo dirigido a niños ciegos, ambliopes y de baja visión, sordos y autistas.

Por segundo año consecutivo, el programa incluyó talleres de verano para niños y adolecentes. Esta vez fueron más de mil cien los beneficiados con dicha opción educativo-recreativa, quienes disfrutaron de 52 talleres que “abrieron un abanico de posibilidades en el ámbito de las artes visuales, arqueología, numismática, filatelia, danza árabe y flamenca, poesía, manualidades, diseño, música, fotografía, jardinería, cine, historieta y magia, por solo mencionar algunos”, enumeró Katia Cárdenas.

Adolescentes de Rutas y Andares (foto Néstor Martí)

Para la adolescente Yuneysi García, quien ha asistido varios años consecutivos y ha podido descubrir la historia de las calles que transita diariamente y aumentar su cultura sobre el patrimonio, lo más interesante en esta ocasión fueron los talleres impartidos. “Esta no es solo una forma de recreación sana, sino a la vez de aprendizaje”, aseguró.

En este sentido, Yuneysi sugiere que se extienda el tiempo de cada taller, así como el público al que van dirigidos. “Los talleres están limitados solamente a niños y adolescentes y existen personas de mayor edad que también están interesados en estos temas, pero que no pueden matricular porque su edad traspasa la requerida por la convocatoria”, lamentó.

La directora de Gestión Cultural agradeció a todos los que participaron en Rutas y Andares por creer en este proyecto y preferirlo como opción en el verano. Asimismo, invitó a seguir descubriendo el próximo año esta “experiencia que nos hace dueños y responsables del futuro de nuestra ciudad, esa que luego de Rutas y Andares conocemos mejor”.

Descemer Bueno durante el concierto por la clausura de Rutas y Andares (foto Néstor Martí)

Para los esposos Felipe Quintero y Silvia Alonso quedó, desde hoy, abierta la convocatoria para participar en el programa del año 2014. “Es la segunda vez que acudimos y realmente nos sentimos muy satisfechos porque para nosotros ha sido una gran experiencia después de estar jubilados. Nos ha sorprendido, después de tantos años de trabajo, encontrar lugares donde acudir lo cual, además de ayudarnos desde el punto de vista físico, también nos enriquece culturalmente. Por todas estas razones y más, estamos muy complacidos y convidados a participar el próximo año”.

Sin dudas, la XIII edición demostró una vez más que “cuando se comparte sabiduría y conocimiento estos se multiplican y regresan por miles en forma de ideas, de aporte a la comunidad, al mundo y contribuyen a nuestro propio enriquecimiento”, aseguró el Dr. Eusebio Leal Spengler.

Galería de Imágenes

Comentarios



Entradas Relacionadas

Sin título

Una joya del patrimonio musical

20 de noviembre de 2019

|

|

, , , , ,

En el Palacio del Marqués de Arco fue presentado el disco doble "Música del Salón. La Habana y Santiago de Cuba, siglo XIX", una coproducción entre la Casa de Producciones Colibrí y La Ceiba, disquera de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana

Continuar Leyendo >>
Foto: Thays Roque Arce

Finalizan la Casa del Marino. El Convento de Santa Clara abre sus puertas

16 de noviembre de 2019

|

|

, , , , , , ,

El Convento de Santa Clara del Centro Histórico de La Habana vuelve a ser noticia. Esta vez, por la esperada inauguración de la antigua Casa del Marino, epicentro de unos de los claustros del imponente edificio

Continuar Leyendo >>
GYA_9915-1024x6423

Retorna la majestuosidad al Capitolio Nacional

15 de noviembre de 2019

|

, , , , ,

Como el ave fénix ha renacido el Capitolio Nacional, sin duda alguna, el más imponente edificio de la capital cubana, cuya linterna se ilumina hoy como un centellador, un rayo de luz que se distingue desde diversos puntos de la capital cubana

Continuar Leyendo >>