ribbon

Reseña de una visita papal

22 de septiembre de 2015

|

|

, , ,

 

10sav07

 

Fueron cuatro días de alegría, calidez y respeto de todo el pueblo cubano a Su Santidad, el Papa Francisco, durante su estancia en Cuba. Tres fueron las homilías: la de la Plaza de la Revolución en La Habana, la de la plaza Calixto García Iñiguez en Holguín y la de la Basílica Menor del Santuario de Nuestra Señora la Virgen de la Caridad del Cobre en Santiago de Cuba. En cada una de ellas con un mensaje de aliento para todos: creyentes y no creyentes.
El Obispo de Roma paralizó un pueblo entero necesitado de su bendición y su misericordia. Me atrevo a decir que en cada rincón de la Isla y, por qué no, en el mundo cada individuo siguió minuto a minuto su apretada agenda en la Mayor de las Antillas.
En La Habana, durante la misa que oficiara en la Plaza de la Revolución, el Sumo Pontífice se refirió a las cualidades del pueblo cubano: “El santo Pueblo fiel de Dios que camina en Cuba, es un pueblo que tiene gusto por la fiesta, por la amistad, por las cosas bellas. Es un pueblo que camina, que canta y alaba. Es un pueblo que tiene heridas, como todo pueblo, pero que sabe estar con los brazos abiertos, que marcha con esperanza, porque su vocación es de grandeza”.

 

foto portada (Small)
Pero si a algo nos conminó el Papa fue a la condición de servir: “Quien quiera ser grande, que sirva a los demás, no que se sirva de los demás”. Asimismo sentenció: “Quien quiera ser el primero, que sea el último y el servidor de todos”.
Pero en una frase se resumió el mensaje del Papa Francisco en su homilía de La Habana: “No nos olvidemos de la Buena Nueva de hoy: la importancia de un pueblo, de una nación; la importancia de una persona siempre se basa en cómo sirve la fragilidad de sus hermanos. Y en esto encontramos uno de los frutos de una verdadera humanidad. Porque, queridos hermanos y hermanas, «quien no vive para servir, no sirve para vivir»”.
Otro de los momentos especiales – en la capital cubana –, fue la visita del Sucesor de Pedro a la Catedral de La Habana que lo recibió vistiendo sus mejores galas. Allí presidió la celebración de las Vísperas con sacerdotes, religiosos, religiosas y seminaristas. En el emblemático lugar para la Compañía de Jesús, sus palabras versaron sobre la pobreza esa “que siempre tratamos de escamotear en nuestro corazón”.

 

Visita del Papa 2015 fotos Jorge Laserna_1 (Small)

 

“A ustedes sacerdotes, consagrados, consagradas – dijo el Papa – creo que les pude servir lo que decía San Ignacio: «La pobreza era el muro y la madre de la vida consagrada. Era la madre porque engendraba más confianza en Dios y era el muro porque la protegía de toda mundanidad»”.
Afirmó que San Ambrosio tiene una frase que le conmueve mucho: “Donde hay misericordia está el espíritu de Jesús, donde hay rigidez están solamente sus ministros”.
Ese mismo día tuvo el encuentro con los jóvenes en la explanada exterior del Centro Cultural Félix Varela, un cierre de lujo en la apretada agenda de ese domingo 20 de septiembre en La Habana.
Allí comenzó sus palabras con una frase de un escritor latinoamericano: “Las personas tenemos dos ojos, uno de carne y otro de vidrio. Con el de carne vemos lo que miramos; con el ojo de vidrio, vemos lo que soñamos. En la objetividad de la vida tiene que entrar la capacidad de soñar y un joven que no es capaz de soñar está clausurado en sí mismo”.
Cada palabra del Papa Francisco devenía en un acercamiento a los miles de jóvenes que lo escuchaban, de ahí que utilizara una frase muy común en Argentina: “No te arrugues, abríte y soñá. Soñá que el mundo con vos puede ser distinto. Soñá que si vos ponés lo mejor de vos, vas a ayudar a que ese mundo sea distinto”.

 

IMG_8889 (Small)
Y como si fuera poco, al finalizar citó un proverbio africano que reza así: “Si querés llegar rápido, andá solo; si querés llegar lejos, andá acompañado”. A los jóvenes cubanos los estimuló a aceptar sus diferencias, “a ir juntos buscando la esperanza, el futuro, la nobleza y la dulce esperanza de la Patria a la que tenemos que llegar”.

Eso no fue todo. Esa jornada dominical incluyó, además, la visita del Obispo de Roma al líder de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz. Fue un encuentro “muy informal, muy familiar”. Luego, el Papa Francisco realizó una visita de cortesía al Presidente cubano Raúl Castro Ruz, en la que intercambiaron regalos. Raúl obsequió al Sumo Pontífice de la Iglesia Católica una obra del artista cubano de la plástica Alexis Leiva Machado (Kcho), que recrea el momento de la crucifixión de Jesús, en una cruz hecha de remos. El Papa, por su parte, le entregó al Presidente cubano un mosaico de la “Virgen de la Caridad del Cobre”, realizado por artistas del Estudio del Mosaico de la Fábrica de San Pedro.

 

fidel_y_francisco (Small)
Llegó el 21 de septiembre y el Papa Francisco ofició la liturgia en la Plaza Calixto García Iñiguez, en la ciudad de Holguín. En sus palabras pidió: “Sean siempre humildes y amables, sean comprensivos, sobrellevándose mutuamente con amor; esfuércense en mantener la unidad del Espíritu con el vínculo de la paz (…) Pido al Señor que los ayude en este camino de bondad, encuentro y amor y, al final, como mendigo, les pido que no se olviden de rezar por mí”.

 

21610140135_856e6093fc_o_1 (Small)
Sin lugar a dudas la bendición del Papa Francisco a la ciudad de Holguín desde la Loma de la Cruz fue impresionante. Globos y palomas en símbolo de paz cubrieron el lugar como para acompañar las palabras del Sumo Pontífice: “Que el espíritu santo descienda sobre ustedes”.
Culminaba de este modo la visita a la segunda ciudad cubana y el Jefe de Estado de la Ciudad del Vaticano encaminaba sus pasos hacia el aeropuerto para partir a Santiago de Cuba, tercera y última urbe cubana que lo recibiría.
Como siempre en el aeropuerto Antonio Maceo fue aclamado por una representación del pueblo santiaguero que lo esperaba con todos los honores. Recorrió la ciudad y encaminó sus pasos hacia el Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, vestido de largo como acostumbramos hacerlo cuando esperamos visita.

 

El-Papa-El-Cobre
En la mañana de este martes 22 se agruparon muchos santiagueros en las afueras del Santuario Nacional para asistir a la misa del Papa. Es la primera vez que un Sumo Pontífice realiza una misa en la Basílica Menor de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre. En su primera oración el Papa pidió al Señor que nos conceda fortaleza en la fe, seguridad en la esperanza y constancia en el amor.
“Estas tierras también fueron visitadas. La patria cubana nació y creció al calor de la devoción de la Virgen de la Caridad. Ella suscitó los mejores ideales de amor a Dios, a la familia y a la patria en el corazón de los cubanos”, dijo a los asistentes el Obispo de Roma.

 

COBRE02
El Santo Padre dijo que María custodia nuestras raíces, nuestra identidad, para que no nos perdamos en caminos de la desesperanza. “El alma del pueblo cubano fue forjada entre dolores y penurias que no lograron apagar la fe”, señaló, y reconoció el valor que tuvo en ello la entrega de abuelas, madres y tantos otros que “con ternura y cariño fueron signos de visitación, valentía”.
“Que salga de la casa para tender puentes, romper muros, sembrar reconciliación. Como María, debemos ser una Iglesia que acompañe todas las situaciones embarazosas de nuestra gente. Todos juntos, todos juntos, sirviendo, ayudando, todos hijos de Dios, hijos de María, hijo de esta noble tierra cubana”, expresó.
Luego el Papa se dirigió a la Catedral de Santiago de Cuba, donde sostuvo un encuentro con familias cubanas y a ellas dedicó sus palabras: “Estamos en familia, y cuando uno está en familia se siente en casa… Gracias, cubanos, por hacerme sentir todos estos días en familia, por hacerme sentir en casa”.

 

Cuba-Pope-8 (Medium)
“La familia – asintió el Papa Francisco – nos salva de dos fenómenos actuales, la fragmentación, que es la división, y la masificación”.
“No nos olvidemos de algo: las familias no son un problema, son una oportunidad que tenemos que proteger, que cuidar y acompañar. La familia es una especie de bendición”, apuntó.
Con este mensaje se despidió el Obispo de Roma de Cuba. Solo queda que todos las hagamos nuestras.
Se fue el Papa Francisco, tras una despedida que en nombre de todo el pueblo cubano le ofreciera el Presidente de los Consejos de Estados y de Ministros, General de Ejército, Raúl Castro Ruz. Voló hacia los Estados Unidos – como estaba previsto – donde cumplimentará también un amplio programa durante su visita hasta el 27 de septiembre.

 

Raúl-despide-al-Papa-Francisco-2-580x380
Todavía se escuchan sus palabras, su petición de ser misericordiosos, de amarnos todos – no importan las diferencias o las creencias –, de soñar en grande, de cuidar las familias y de luchar juntos por un mundo mejor.

Galería de Imágenes

Comentarios



Entradas Relacionadas

DSC_2195 (Medium)

Aquel hombre no era un ser sobrenatural

23 de octubre de 2019

|

|

, , , ,

Así se refirió al Padre de la Patria, el Doctor Eusebio Leal Spengler durante la presentación más reciente de la revista “Verde Olivo”, dedicada al bicentenario de Carlos Manuel de Céspedes

Continuar Leyendo >>
Capitolio-y-Palma-La-Habana-940

Eusebio Leal: “La Habana es hoy un símbolo completo y absoluto de la nación cubana” (+Video)

23 de octubre de 2019

|

, , , , , ,

Entrevista realizada al Dr. Eusebio Leal Spengler para la Mesa Redonda transmitida el 18 de octubre de 2019

Continuar Leyendo >>
72386670_707776916357072_3342175805504487424_n

Cinco años de un Festival

22 de octubre de 2019

|

|

, , , ,

Grandes atractivos trae este año la V Edición del Festival Mozart Habana, que se desarrollará del 25 de octubre al 2 de noviembre en las salas del Centro Histórico de la capital y la Sala White de Matanzas

Continuar Leyendo >>