ribbon

Niño Rivera: Algo más que un tresero virtuoso III

29 de mayo de 2015

|

CARATULAEstos elementos, hacían difícil el imponer la canción, al estilo filin, a través de la radio y en espectáculos en toda su amplitud. Entonces “Niño Rivera”, en su desempeño como arreglista y orquestador del Conjunto Casino, se dio a la tarea, sin alterar la línea melódica y algunos aspectos armónicos, de “bolerear” las composiciones filineras, y poder llevarlas al Casino, para ser interpretadas y grabadas por Roberto Faz, Nelo Sosa, Rolito Rodríguez y Roberto Espí. De esta manera, “Niño Rivera” contribuyó excepcionalmente a la difusión de la obra de los “muchachos del filin”.
Por otra parte, el “cubop”se desarrollaba con éxito en New York -por la fusión de lo afrocubano con el bebop- gracias a Mario Bauzá, Machito y Chano Pozo, hasta llegar a influir en la obra del trompetista y director de bandas norteamericanas Dizzie Gillespie, entre otros; aparejado a ello, en el contexto cubano, “Niño Rivera”fusiona lo más legítimo del “bebop” con el son montuno, dando como resultado lo que él bautizara como “cubibop”.
Entre los primeros “cubibop” se puede citar la pieza titulada “Átomo”, tocada por la agrupación Loquibambia. A esta obra le seguirían “Oye mi tres montuno”, “Montuno con Swing”, “Montuno guajiro”,”Chachachá montuno” y “Guaguancó comparsa”.
Otras composiciones de éxito, como “Fiesta en el cielo” y “Carnaval de Amor”, también se deben a la pluma del “Niño”, interpretadas por el Conjunto Casino, Arcaño y sus Maravillas, y los solistas Pepe Reyes, Elena Burke, Omara Portuondo y Frank Emilio Flyn. Pero entre las obras  de mayor éxito, sin duda, está el son “El jamaiquino”; al que le seguiría “Jóvenes y viejos”, “Canta y baila”, y “Juan José”. En 1986 estrenaría “Concierto”, obra de grandes pretensiones, creada para tres y orquesta.
El trabajo realizado como arreglista y orquestador del Conjunto Casino, le atrajo la solicitud de otros líderes de agrupaciones para el desempeño de estos menesteres, entre otras, “Orquesta Riverside”, “Arcaño y sus Maravillas”,”Hermanos Castro”, y la “Gran Orquesta CMQ”, entonces dirigida por Enrique González Mantici. Además, trabajaría en estas funciones muy cerca de los maestros Fabio Landa, Bebo Valdés, José María Bravo, Roberto Valdés Arnau, Alfredo Valdés Brito y Adolfo Guzmán. Realizó incontables arreglos y orquestaciones para importantes firmas disqueras nacionales y extranjeras, como Puchito, RCA Victor, Seeco, Gema, Panart, Columbia y editoriales como Peer y RMT.
Niño Rivera: Algo más que un tresero virtuoso.
José Reyes Fortún. (5).

En 1956 José Antonio Méndez llamó a México a “Niño Rivera”, allí fue recibido por Francisco Fellove, Mario Ruiz Armengol y José Sabre Marroquín. Con este último trabajó en la música para un disco de su orquesta de cuerdas. Aparejado a ello, hace arreglos para las orquestas de Gonzalo Curiel, Arturo Núñez, Pablo Beltrán Ruiz y Chilo Morán.
De regreso a Cuba continuó con su labor como arreglista y orquestador para la compañía de discos Duarte.
Ya para el período que cubre los años 1959 y 1986, “Niño Rivera” dirige su propia agrupación: El Conjunto-Band con el que dejó muchas grabaciones.
Entre las actividades “extramusicales” desempeñadas por el “Niño”, cobran destaque sus funciones como directivo de la editorial Musicabana, fundada por Rosendito Ruiz, para la defensa de los derechos de autor de los músicos cubanos. Paralelo a estas actividades, escribió un método de tres que abarca historia del tres, encordadura, afinación, extensión, escalas mayores,  menores y cromáticas, y lecciones en todas las tonalidades, pero  lamentablemente permanece inédito. En 1962, es designado por Tania Castellanos, para que en unión de Julio Blanco Leonard, hicieran gestiones en Hungría, para adquirir la pasta para la fabricación de discos. De paso por Italia, a la sazón desarrollando un congreso de artistas, se pudo ver, participando en el mismo, a nuestros dos cubanos. En 1963, “Niño Rivera” participó en la representación “Cuba te saluda”, como parte del elenco artístico, en el que actuó en las antiguas RDA y URSS.
Finaliza este año una revista musical a la que tituló “Cuba ya”, registrando con éste un nuevo ritmo musical de igual nombre.
Asumimos una alta estima a “Niño Rivera” como magnifico ejecutante del tres sonero, por lo que resulta posible que algunos de los elementos expuestos, pudieran tributar a la idea de su gran versatilidad y amplio dominio de artista, tanto en lo musical como en lo “extramusical”.

Galería de Imágenes

Comentarios