ribbon

La utilidad de los fomentos

12 de septiembre de 2017

|

 

4479_tratamiento_natural

 

Los fomentos son soluciones acuosas que se aplican como paños húmedos y se utilizan principalmente para el tratamiento de numerosas afecciones dermatológicas, aunque también pueden resultar muy útiles para el alivio de otros síntomas como el dolor y la inflamación, asociados a otras enfermedades y atraumatismos en diversas partes del cuerpo.

Las formulaciones dermatológicas constituyen un aspecto peculiar en la terapéutica externa de las enfermedades de la piel. El desarrollo médico-farmacéutico actual ha favorecido la aparición progresiva de múltiples medicamentos tópicos de inestimable valor en la terapéutica dermatológica. Sin embargo, las fórmulas dispensariales continúan manteniendo su valor y entre ellas, los fomentos son un claro ejemplo de utilidad.

A diferencia de preparaciones farmacéuticas como las cremas, los ungüentos y las pomadas, que no pueden usarse en afecciones cutáneas en fase aguda porresultar contraproducentes, las preparaciones líquidas aplicadas en forma de fomentos resultan especialmente útiles en este estado.

A las formulaciones magistrales para fomentos se pueden adicionar principios activos antipruriginosos para eliminar la picazón o prurito característico de muchas afecciones de la piel, ampliando así las propiedades de la formulación y beneficiando aún más al paciente.

Los fomentos se utilizan en los estados o fases agudas de la piel, en los que actúan por evaporación, disminuyendo la inflamación, la exudación y la irritación. Para ello deben ser aplicados durante 30 minutos, por lo general 3 o 4 veces al día.

Dos métodos terapéuticos de gran utilidad que pueden ser aplicados a través de fomentos son el tratamiento con frio y con calor húmedo. Para ello se emplean los fomentos de agua fría o de agua caliente según sea el caso.

Para la aplicación de fomentos se requiere de un equipo sencillo que todos podemos disponer en casa. Son suficientes dos juegos de paños de fomentos, tres toallas, un recipiente de agua fría, una toallita de baño y abundante agua hirviendo.

Hacer paños para fomentos no es complicado. Estos pueden hacerse reutilizandomateriales en desuso en el hogar, de tejidos que tengan 50 por ciento de lana. Luego se cortan cuatro cuadrados de un metro por cada lado. Uno de estos paños se usará para la parte húmeda del fomento y el otro como la cubierta seca.

Cada fomento consta de una porción húmeda interna y una porción externa seca que se utiliza a manera de cubierta. Cada paño de fomento se dobla en 3 franjas. El paño doblado para ser la porción húmeda del fomentose sostiene por los extremos y se introduce en el agua hirviendo hasta quedar empapado y luego se exprime hasta que escurra toda el agua sobrante. Se desenrolla rápidamente y se coloca sobre el paño seco, con el que se recubre para evitar que se enfríe antes de colocarlo sobre la zona afectada del paciente.

Si los fomentos que se aplican son calientes, la parte del cuerpo que debe ser tratada se cubre con una toalla seca y sobre esta se aplica el fomento. La temperatura del agua dependerá de cuanto el paciente pueda resistir el calor de los fomentos, ya que, en el caso del tratamiento con calor húmedo, mientras mayor sea el calor, mejores serán los resultados.

Cuando el fomento comienza a ser realmente agradable, es tiempo de cambiarlo y aplicar otro. Antes de hacer el cambio de fomentose debe frotar enérgicamente la parte tratada con una toallita mojada en agua fría, bien exprimida para activar la reacción de la piel y aumentar la circulación. Después se seca la zona, se coloca la toalla seca sobre la región y se pasa a aplicar el siguiente fomento.

A pesar de lo fácil que resulta la aplicación de los fomentos en nuestro propio hogar, es preciso ser cuidadosos al aplicarlos a personas susceptibles de sufrir quemaduras como los niños, los ancianos,o personas que sufren de parálisis o han perdido la sensibilidad en la zona tratada. En todos estos casos es preciso extremar la vigilancia y ser cautelosos con la temperatura de los fomentos.

Galería de Imágenes

Comentarios