ribbon

Jardín Diana de Gales

28 de julio de 2014

|

|

, ,

 
Calle Baratillo, entre Obrapía y callejón de Carpineti.

 

Un pequeño jardín en el Centro Histórico de La Habana Vieja, se consagró a la memoria de la princesa Diana de Gales pocos meses después de su muerte. Se ubicó en una parcela de terreno, dispuesta al fondo de la que antes fuera mansión de la renombrada familia Pedroso, uno de los inmuebles más antiguos de nuestra ciudad colonial.

1-Jardín Diana, antes de los trabajos
Este propietario fue un acaudalado comerciante esclavista y su familia, muy poderosa dentro del ámbito de la villa de San Cristóbal. La casa trascendió por legado de herencia a la sucesión familiar de sus descendientes, hasta el pasado siglo XX, cuando devino en casa de vecindad, hasta ser restaurada.
El los terrenos al fondo de este edificio se dispuso la creación del jardín, inaugurado en el mes de  febrero de 1997, gracias a un proyecto de los especialistas de la  entonces Dirección de Arquitectura Patrimonial de la Oficina del Historiador.

2-Jardin Diana, durante los trabajos
Los trabajos tuvieron como objetivo realizar el un jardín para uso privado de la Casa Pedroso para entonces en restauración, disponiéndose de un área que abarcaba 740 metros cuadrados. Con pavimentos de gravilla se delimitaron los senderos en medio de la vegetación y al centro se ubicó un estanque en forma de aro cubierto con cerámicas de colores, portando plantas acuáticas, y una la pérgola formada por arcos. Se protege del exterior con un sistema de pilares enlazados entre sí por un muro y herrería.

3-Jardín Diana, después
En las áreas verdes se sembraron árboles de variadas especies, roble, ceiba brasileña, entre crotos y helechos, logrando un armónico juego de colores entre el verde de la vegetación y la cerámica de artistas de la plástica, como Sosabravo y Palenzuela.

4-Jardín Diana, después
La esmerada labor de su guarda-parque, ha mantenido la belleza de este rincón habanero digno de respeto, que finalmente quedó abierto al público, donde encuentra el visitante un lugar apropiado para el descanso.

6-Jardin Diana, detalle
Allí se respira un íntimo ambiente de paz, dispuesto para el sosiego y la meditación. El Jardín de “Lady Di”, quien trabajó sin descanso para aquellos sectores sociales de menos recursos, el amparo y protección a los enfermos, constituye hoy un espacio de concordia abierto para gentes de todo el mundo que visiten La Habana, como afirmó nuestro historiador, el Dr. Eusebio Leal el día de su inauguración.

Galería de Imágenes

Comentarios



Entradas Relacionadas

portada (Medium)

Manos de Cristal, una distinción para los sensibles

30 de noviembre de 2019

|

|

, , , ,

Manos de Cristal, el más alto galardón que confiere la Asociación Nacional de Sordos de Cuba, este año le fue conferido al Doctor Eusebio Leal Spengler, Historiador de La Habana, a la Dra. Nuria Gregori Torada y al reverendo Yoel Ortega Dopico

Continuar Leyendo >>
libreria-fayad-jamis

Leer en la Fayad Jamís

28 de noviembre de 2019

|

|

, , , ,

Una mirada a los libros que el público interesado podrá encontrar en la Librería Fayad Jamís, en la populosa calle Obispo, entre Cuba y Aguiar, en el Centro Histórico de la capital cubana

Continuar Leyendo >>
acto 1 (Medium)

Homenaje a la inocencia

27 de noviembre de 2019

|

|

, ,

Este 27 de noviembre, cuando la conmoción sigue ahí en la histórica acera del Louvre, se desarrolló el tradicional acto de conmemoración por el fusilamento de los ocho estudiantes de medicina, que cada año realiza la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana

Continuar Leyendo >>