ribbon

Para La Habana, un réquiem alemán en sus 500 años

27 de mayo de 2019

|

|

, , ,

 

e44a6f32e15cb53ee479b2697e759e2e_L

 

La emblemática Catedral de La Habana abrió sus puertas en la noche de este 26 de mayo, a propósito de una cita musical de exclusiva belleza: un concierto dedicado al medio milenio de la capital, que contó con la participación de la Orquesta del Lyceum de La Habana, la Sinfónica del Isa adjunta a este centro socio cultural, además de la Academia Balthazar Neuman y la Orchesterzentrum NRW.

 

NTC.mp4_snapshot_00.10.410 (Medium)

 

La obra escogida para la ocasión fue Un réquiem alemán, del notable compositor y pianista alemán Johannes Brahms, en la que intervinieron además de las agrupaciones mencionadas, un total de 10 coros, entre ellos, el Balthazar Neuman Chor, el Coro de Cámara Exaudi, el de Matanzas, el Ensemble Vocal Luna, así como el coro de la Cátedra de Música Sacra del Instituto de Estudios Eclesiásticos Padre Félix Varela y otros.

Como solistas de la presentación estuvieron la soprano Agnes Kovacs y el barítono André Morsch, todos dirigidos bajo la batuta del maestro José Antonio Méndez Padrón.

 

NTC.mp4_snapshot_00.23.823 (Medium)

 

En declaraciones exclusivas a Habana Radio, la alemana Lea Jacob, coordinadora del concierto y el barítono Morsch hablaron sobre los momentos melódicos de mayor importancia en el réquiem de Brahms, que de por sí presenta una condición especial: dura 80 minutos y cuenta con siete movimientos, cada uno con sumo rigor y gran sensibilidad poética.

“No es como los demás réquiems –precisa Morsch– Brahms eligió textos muy poéticos y filosóficos. Cada parte tiene su propia frase con música”.

 

NTC.mp4_snapshot_01.09.284 (Medium)

 

En su intervención, el barítono dio detalles de su incursión dentro de la obra. Da vida a una frase que después será repetida y amplificada por los coros. En ese sentido, el trabajo con las agrupaciones corales ha sido riguroso y desafiante por la parte cubana al cantar en alemán.

Por su parte, Lea Jacob informó sobre los futuros intercambios entre ambos países en materia de música. Los jóvenes intérpretes y compositores del Lyceum viajarán en julio al país europeo como parte de un proyecto de música barroca. En tanto, los alemanes regresarán a Cuba este año para el Festival Mozart Habana.

 

NTC.mp4_snapshot_01.03.830 (Medium)

 

Al decir de Morsch, la mayor carga sonora de Un réquiem alemán es cuando los coros y las orquestas repiten al unísono una misma frase, “que te eriza la piel”, reconoce.

El público cubano disfrutó de una notable obra alemana poco conocida para muchos, caracterizada por una fuerte carga emotiva y melódica, otro regalo que recibe La Habana a pocos meses de coronarse como ciudad de cinco siglos.

Galería de Imágenes

Comentarios



Entradas Relacionadas

familia-cubana-ya

La familia cubana: ¿matriarcal?

9 de mayo de 2021

|

|

, , ,

Entrevista a la doctora Patricia Arés, jefa del Grupo de Estudio sobre la Familia de la Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana para nuestro espacio Ciudad Viva

Continuar Leyendo >>
mama

Todo lo hermoso que pueda existir en este mundo

9 de mayo de 2021

|

|

, ,

A propósito de este Día de las Madres, les compartimos algunas cartas que también entregan a las madres «todo lo hermoso que pueda existir en este mundo»

Continuar Leyendo >>
Andar La Habana

Colección El Historiador: ejemplo patrimonial imperecedero

6 de mayo de 2021

|

|

, , , , ,

Como ha afirmado Magda Resik, con los discos pertenecientes a esta línea del sello La Ceiba, “las nuevas generaciones tendrán en sus manos un documento muy valioso”

Continuar Leyendo >>