ribbon

Efemérides

Música

Nace el director suizo Peter Maag

10 de mayo de 1919

Peter Maag nació en el hogar de Otto Maag, un ministro y educador luterano casado con una violinista que integraba el Cuarteto Capet. Y fue en el seno de su propia familia que el futuro director inició sus estudios musicales. Luego pasó a las Universidades de Zurich, Basel y Ginebra, y tuvo como profesores a Karl Barth en Teología y a Karl Jasper en Filosofía. Y en Zurich y Ginebra estudió dirección orquestal con Franz von Geslin y Ernest Ansermet. Poco después fue alumno del legendario Wilhelm Fürtwengler y del eminente pianista y pedagogo Ernest Cortot.
El debut de Maag como director de orquesta tuvo lugar en Düsseldorf con la ópera “La flauta mágica”, de Mozart; y entre 1954 y 1959 fue director de la Opera de Bonn, época en la que también comenzaron sus grabaciones discográficas.
En 1958, Peter Maag debutó en el Covent Garden de Londres, y del 64 al 67 fue director principal de la Opera Popular de Viena, donde la crítica especializada reconoció en él una especial capacidad para la interpretación de las obras de Mozart.
En 1971, Maag fue nombrado director de la Opera de Parma, y del 74 al 76 dirigió la Opera de Turín.
Además de esos éxitos en esas y otras casas de ópera italianas, Maag ha dirigido importantes orquestas sinfónicas como invitado, interpretando el repertorio de esa especialidad, sobre todo las obras de Franz Liszt, en las que este director alcanza versiones de gran virtuosismo y maestría interpretativa.
En 1959, Peter Maag debutó en los Estados Unidos como director invitado de la Orquesta Sinfónica de Cincinnati, y en el 61 estuvo en el podium de la Opera Lírica de Chicago. Pero el punto más alto de la carrera americana de Peter Maag tuvo lugar el 23 de septiembre de 1972, cuando subió al podium del Metropolitan Opera House de Nueva York para dirigir el Don Giovanni, de Mozart.
El maestro suizo fue también invitado permanente de las Orquestas de Boston, Chicago y la Sinfónica Nacional de Washington; y desde 1984 hasta el 91, Peter Maag ocupó la dirección titular de la Orquesta Sinfónica de Berna.
Peter Maag, uno de los directores de orquesta suizos más relevantes de las últimas décadas, murió en 2001 a los 82 años de una vida que se había iniciado en la ciudad suiza de St.Gallen, en 1919, UN DIA COMO HOY.

Primera interpretación en Cuba del poema sinfónico “La procesión del rocío”, de Joaquín Turina

10 de mayo de 1925

Bajo la influencia de su colega y compatriota Isaac Albéniz, el compositor español Joaquín Turina se orientó hacia la creación de una música de carácter nacionalista, aunque no pudo desligarse totalmente del espíritu post-franckiano que lo invadiera en sus años de estudios en París. No obstante, Turina cuenta en su catálogo con algunas de las obras más importantes de la música española en el siglo veinte.
Por su parte, el poema sinfónico “La procesión del rocío” fue escrito en 1912 en París y constituye un notable antecedente de obras mayores de Turina, como la Sinfonía Sevillana y el ciclo Canto a Sevilla, para voz y orquesta, al mismo tiempo que establece un rumbo definido en el estilo del compositor.
Para plasmar ese estilo, Turina encontró la fuente principal de elementos nacionales en la música popular de Andalucía, aunque no desechó las melodías y ritmos de otras regiones de España. Y en la síntesis programática de esta obra, el compositor escribió lo siguiente: “Todos los años, en el mes de junio, tiene lugar la procesión del rocío, en la que toman parte los devotos de la Virgen , cuyo estandarte hace su entrada en la ciudad de Triana y es paseado con música en medio de una brillante cabalgata sobre una carroza de plata tirada por bueyes.
Triana está de fiesta: las soleares siguen a las seguidillas; un borracho canta un garrotín, pero los aires de danza son interrumpidos por la llegada de la procesión, que va siendo anunciada por la flauta y un leve redoble. El tema religioso estalla triunfalmente, mezclándose a los acentos de la marcha real y al sonido de las campanas al vuelo. Las danzas y los cantos de fiesta vuelven a comenzar, pero sus rumores no tardan en decrecer hasta extinguirse totalmente”.

Y después de esta síntesis programática de la obra, les diré que la primera interpretación en Cuba del poema sinfónico “La procesión del rocío”, de Joaquín Turina, tuvo lugar en un concierto de la Orquesta Filarmónica de La Habana , bajo la dirección de Pedro Sanjuán, y que eso ocurrió en el entonces Teatro Nacional, hoy Gran Teatro de La Habana , hace 83 años, UN DIA COMO HOY.

1957. Estreno mundial del Segundo Concierto para piano y

10 de mayo de 1957

Un 10 de mayo, el de 1957, se efectuaba el estreno mundial del Segundo Concierto, para piano y orquesta, de Dimitri Shostakovich.
Se trata, sin dudas, de una de las obras más hermosas y paradójicamente menos conocida del compositor soviético Dimitri Shostakovich, y fue compuesta en 1938 coincidiendo con el nacimiento de su segundo hijo, llamado Maxim. Desde su más tierna infancia, el niño evidenció unas extraordinarias dotes musicales y su propio padre lo inició en el estudio de ese arte. Posteriormente, Maxim pasó al Conservatorio de Moscú, donde se convirtió en un alumno brillante y de excepcionales condiciones pianísticas. Así, entusiasmado con los progresos de su hijo en el dominio del teclado, Shostakovich escribió especialmente para Maxim el Concierto No. 2, para piano y orquesta, que ocupa el número 101 en el catálogo del compositor soviético.
La obra es de una impresionante belleza. Su material temático y su atmósfera emotiva, reflejan sentimientos de nobleza y felicidad. Y tanto el primero, como el tercer movimientos, están presididos por un espíritu brillante en el que se mezclan, en proporciones espléndidas, la inocencia y el virtuosismo.
Maxim Shostakovich es hoy un artista de gran reputación internacional en su doble condición de pianista y director de orquesta, y el Concierto que su padre le dedicara obtuvo un éxito inmediato y resonante el día de su estreno. Eso ocurrió en Moscú, hace 53 años, UN DIA COMO HOY.